Tercera División

El Palencia Cristo Atlético regala el partido ante el Tordesillas

Zubi controla el balón ante un jugador del Tordesillas. /Marta Moras
Zubi controla el balón ante un jugador del Tordesillas. / Marta Moras

Los morados permiten que los vallisoletanos les remonte el choque en siete minutos para olvidar (1-2)

LÍA Z. LORENZO Palencia

Los Reyes Magos llegaron tarde a La Balastera, donde el Palencia Cristo Atlético regaló el partido y los tres puntos al Atlético Tordesillas. Los morados dominaron el partido durante 82 minutos, pero fueron incapaces de sentenciar y lo acabaron pagando en siete minutos locos, en los que los rojiblancos sacaron su calidad para llevarse la victoria.

Había dicho Jonathan Prado a lo largo de la semana que quería que su equipo creciera a través del balón. Así que el Palencia Cristo Atlético salió a controlar el juego, a dominar la pelota para tener ocasiones de gol. Enfrente, el Atlético Tordesillas marcaba la línea defensiva muy arriba, con la intención de juntar mucho las líneas, presionar muy arriba, cerrar los espacios y complicar la salida de juego de los palentinos. La Balastera era el escenario donde se encontraban dos formas diferentes de entender el fútbol. Y la imaginación de los palentinos iba a golpear con fuerza la solidez de los pucelanos cuando solo se habían disputado 6 minutos de partido. Una buena jugada de Álvaro por la izquierda iba a acabar con el balón en los pies de Zubi. El delantero morado controló dentro del área, recortó con la derecha y mandó el balón al fondo de las mallas con un potente zurdazo. El 1-0 no varió el partido, con un Cristo Atlético que trataba de controlar el esférico y un Atlético Tordesillas que insistía en buscar la espalda de los laterales con balones largos. En uno de esos pelotazos estuvo a punto de llegar el empate, cuando Villa se quedó solo delante de Guille. El portero palentino salió para achicar espacio y la vaselina del rojiblanco se fue fuera por centímetros. Era el primer aviso de un equipo vallisoletano que supo apretar los dientes tras el tempranero gol palentino. Los morados también seguían el guión establecido por su entrenador y regalaban bonitas combinaciones a la grada. Como la que protagonizaron Zubi y Adrián en el minuto 24. Zubi filtró un precioso pase entre dos rivales que Adri mandó por encima del larguero. Con el paso de los minutos, el Palencia Cristo fue haciéndose son el dominio del partido, gracias sobre todo a su superioridad por la banda derecha, donde Zubi buscaba una y otra vez a Abraham.

El Palencia Cristo estuvo a punto de senteciar el partido en los primeros compases de la segunda mitad, cuando, tras un buen pase de Zubi, Adri puso el balón atrás para la llegada de Diego, que estaba solo en el punto de penalti. Solo la gran intervención de Viti, que se lanzó en el último momento para enviar el balón a córner, impidió el tanto de los morados. Los minutos fueron pasando y los palentinos empezaron a ser menos verticales en sus ataques, más preocupados de perder un balón en el centro del campo que de llegar a la portería que defendía Yago. Así, el paso del tiempo en el marcador indicaba, poco a poco, la muerte del fútbol sobre el terreno de juego. Los destellos de Zubi habían desaparecido y los rojiblancos no sabían aprovechar el paso atrás de los palentinos.

Cambio

Y en medio del aburrimiento, Zubi se desperezó para volver a llevar peligro a la portería vallisoletana. El extremo recorrió toda la banda sorteando rivales hasta llegar a línea de fondo, levantó la cabeza y puso un balón perfecto ante la llegada de Abajo. El centrocampista no escogió bien su disparo, que terminó despejado por Viti. Al Tordesillas se le acababa el tiempo y buscaba cada vez más rápido la portería rival ante, con balones muy directos.

Y llegó el cambio que decidiría el encuentro. Sedano decidió introducir a Álex López por Abraham para reforzar su banda izquierda y de sus botas nacería el primer gol y llegó el segundo. Porque si algo tiene esta categoría es que castiga duramente cada error individual. Un pase sin aparente peligro desde un costado terminó convirtiéndose en el empate. Álex López metió un balonazo al punto de penalti. Guille y Héctor no midieron bien y Borrego acabó metiendo un golazo al tirarse para tocar el balón con la punta del pie. Era el minuto 82 y era el primer tiro entre los tres palos del Atlético Tordesillas. Así es la Tercera División. Solo habían transcurrido siete minutos cuando Álex López condujo el balón desde la banda hacia el centro de la frontal del área ante las dudas de la defensa palentina, incapaz de salir para tapar el disparo. El zapatazo del rojiblanco acabó en la portería de Guille. Ivi pudo empatar en el descuento, pero su disparo en el mano a mano con Yago se fue fuera. Los puntos volaron hasta tierras vallisoletanas porque el Palencia Cristo Atlético sigue siendo incapaz de cerrar los partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos