FÚTBOL | TERCERA

Un objetivo cada vez más firme para el Palencia Cristo

La plantilla del Palencia Cristo abandona el césped de La Balastera trras el empate ante el Ávila./ANTONIO QUINTERO
La plantilla del Palencia Cristo abandona el césped de La Balastera trras el empate ante el Ávila. / ANTONIO QUINTERO

«Si mantenemos una continuidad de buenos resultados, tendremos posibilidades de mirar la meta del ‘play off’», afirma el técnico

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

Corría el día de los Santos, con sol y sin el ápice del frío invernal que ahora nos asola. Era el día de las flores y de las comidas familiares. Desde aquel lejano 1 de noviembre, no pierde el Palencia Cristo Atlético. Cayó por la mínima, en su visita al campo de La Bañeza, donde probablemente mereció algo más, pero terminaron los noventa minutos de juego y los tres puntos se quedaron en tierras leonesas. Desde aquel choque han jugado cinco encuentros más, sumando en todos y cada uno de ellos. Victoria ante el Uxama, Salmantino y Burgos Promesas. Y empate en los dos últimos choques, contra el Numancia y el Ávila. Actualmente se encuentran en la undécima posición, a siete puntos de los puestos de ‘play off’.

«Ahora sí que estamos en un buen momento y cinco partidos consecutivos dejando la portería a cero, cierto es que los dos últimos no hemos marcado pero sí que hemos creado ocasiones», afirma Jonathan Prado, técnico del Cristo.

El equipo ha ido de menos a más, en los resultados y en el juego. Después de comenzar con un empate y cuatro derrotas, a plantar cara a los ‘cocos’ de la categoría, como el Ávila la semana pasada. Cierto es que el equipo del Otero no quiere marcarse objetivos a larga distancia, quiere ir partido a partido, pero lo visto el domingo en La Balastera ante el conjunto abulense, invita a soñar con una gesta similar a la lograda el año pasado, cuando llegaron a las semifinales del ‘play off’ de ascenso a Segunda B.

«Si tuviésemos una continuidad, ahora mismo con cinco, de siete, ocho o incluso diez partidos sin perder, tendríamos posibilidades, a 38 jornadas, de mirar la meta esa del ‘play off’. Pero si esa continuidad no la tenemos hasta el final del campeonato, si no tenemos esa capacidad, no podemos mirar más arriba de nuestra posición al sexto como mucho», reconoce Prado, poco dado a hablar de objetivos a larga distancia ni de fases de ascenso.

Antes de comer las uvas en el último minuto del último día del año, los morados aún tienen dos encuentros que disputar -ante el Astorga a domicilio y contra el Bupolsa en La Balastera- y la posibilidad de alargar esa racha positiva que tantas alegrías está dando a la plantilla y al aficionado. Esta semana realizan tres entrenamientos y tendrán el puente para descansar y desconectar, ya que hay parón liguero por la Copa de las Regiones.

Pero antes del descanso, hay que seguir entrenando esa puntería que tantos ‘uys’ arrancó a la afición el pasado domingo. «La finalización siempre la trabajamos en todas las situaciones posibles de juego», argumenta.

«Teniendo ocasiones tan claras como el domingo, que al final es solo un error de golpeo, y otro día se estará más acertado y los partidos tan igualados acaben con victoria. Lo preocupante sería no tener ocasiones», afirma Prado. Hasta César Jiménez, entrenador del Ávila, reconocía al final del choque que el resultado era injusto.

«Trabajamos mucho la puntería, además en acciones globales para que las decisiones sean con un adversario o con mucha presión, pero al final no es lo mismo que en el partido. Depende del resultado, del minuto en el que se está, al final son muchos factores que también influyen», concluye Prado, sin perder de vista la parte más alta de la tabla.

Pablo solo se perderá un encuentro por sanción

«Nuestro jugador se equivoca, eso no vamos a negarlo, pero no es real lo que refleja el árbitro en el acta», señala Jonathan Prado, en referencia a la tarjeta roja que vio el defensa morado, tras un enfrentamiento con Josito, del Ávila. Por este motivo, la directiva del Otero recurrió la tarjeta, con la intención de que tuviese la menor sanción posible.

«Pablo no puede hacer eso nunca y menos en el minuto en el que estábamos, pero viendo el vídeo, a cámara lenta y demás, es una acción que el jugador rival nos provoca. Hacemos falta, eso es verdad, no la pitan, así que el rival tira al suelo a nuestro jugador y cuando se levantan los dos le busca y este entra al trapo», rememora.

Ayer se conoció la sanción para el defensa del Palencia Cristo y, en realidad, es la mínima que podía esperar el club. Pablo solo se perderá el partido del próximo fin de semana -este hay descanso obligado en Tercera División por la Copa de las Regiones- ante el Atlético Astorga, uno de los rivales más duros de la categoría.

La buena noticia es que podrá estar disponible para Jonathan Prado en el último partido del año del conjunto del Otero, que se disputará el 23 de diciembre en La Balastera ante el Bupolsa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos