TERCERA DIVISION

Murci guía al CF Salmantino en Aranda

El mexicano Martín Galván presiona a un rival de la Arandina. /CFSUDS
El mexicano Martín Galván presiona a un rival de la Arandina. / CFSUDS

El delantero empieza a rentabilizar su fichaje con dos goles para mantener al equipo de Calderé segundo

OPTAARANDA DE DUERO

Segundo golpe consecutivo encima de la mesa del CFSalmantino UDS. Si hace una semana doblegó en el derbi a Unionistas de Salamanca, líder de la categoría, ayer logró una importante victoria a domicilio (1-2)en el campo de la Arandina, recién descendido de Segunda División Bpara mantener tanto el segundo puesto del grupo Grupo VIII de la Tercera División como la distancia con el primer puesto de apenas dos puntos.

El gran protagonista del encuentro fue el delantero leonés Murci, reciente fichaje del Salmantino que debutó en los últimos minutos del pasado derbi y que ayer ya de inicio, logró los dos tantos de los Ramón María Calderé para comenzar a justificar la apuesta del club por el punta. De esta forma, Calderé -que vio el partido desde la grada por su expulsión frente a Unionistas- mantiene su idilio fuera del estadio Hemántico porque desde que llegó el catalán el CFSalmantino -más dubitativo en el Helmántico- lleva una espectacular racha de tres triunfos y un empate fuera de casa y además todos ante rivales potentes como La Virgen, el Tordesillas y la Arandina, las victorias, o las tablas en el campo del Astorga, tercero.

El Salmantino se presentaba ayer con importantes bajas como las de Jorge García, Miguel Ángel y Juanan por lesión y de Caramelo por sanción, y Calderé ya colocó de inicio a Murci en la punta, con Mansour como medio centro defensivo.

Antes del doblete del ariete visitante la Arandina volvió a desperdiciar varias ocasiones claras para adelantarse, especialmente una nada más arrancar el partido en las botas de Adeva que empujaba un balón centrado por Luque ligeramente desviado en el área pequeña defendida por Rodri. Luego probó fortuna Zazu pero su tiro tampoco cogió puerta y en el minuto 7 llegaba el 0-1 al ejecutar Murci un balón desviado por Viti. La jugada partió de una galopada de Martín Galván por la banda izquierda. El extremo se marchaba de su par y su disparo no lo atajaba el guardameta local para dejarle manso el tiro a Murci y éste no fallaba anotando su primer gol como jugador charro.

Ese zarpazo hizo mucho daño al cuadro local que se desinfló como un azucarillo. El centro del campo blanquiazul hizo aguas y el Salmantino, jugando a la contra y recuperando balones, gozó de las mejores oportunidades para incrementar su ventaja en el electrónico. Amaro marró una muy clara pero en el minuto 30 otra vez Galván se aprovechó de un balón bombeado que no alcanzó a despejar la zaga ribereña para internarse y provocar un mal despeje que de nuevo Murci, siempre atento y en sitio perfecto, volvió a ejecutar de forma letal. 0-2 y golpe en la línea de flotación de una Arandina que alcanzaba el túnel de vestuarios muy tocada anímicamente y buscando rearmarse tras el descanso.

La segunda mitad iba a ser diferente. Sobre todo a raíz de los cambios introducidos por Diego Rojas. La salida al campo de Kali y Lucho introdujo un escenario bien distinto. La Arandina comenzó a embotellar a su rival y generó mucho fútbol por ambas bandas. Lucho y Ruba conseguían irse de sus pares centrando con peligro y amenazando constantemente la meta de Rodri. Bien guiados por Kali en la medular el cuadro arandino estuvo a punto de acortar distancias en el minuto 50 pero el disparo de Rober se estrellaba en el poste visitante.

El gol se oteaba en el horizonte y el público comenzó a espolear a los suyos en busca de la remontada ante un Salmantino sin capacidad de reacción. Los de Calderé, que estaba siguiendo el partido desde la grada por sanción, dieron un paso atrás y en el minuto 65 llegaba el tanto de Pablo al rematar una falta ejecutada por Bruju que repelía el poste de nuevo. El central estaba atento para batir a Rodri a media altura.

Ocasiones para empatar

Restaban 25 minutos y la Arandina revivió de nuevo sus posibilidades de sacar algún punto ante un rival que dejó como única referencia delante a un cansado Murci. Los recambios que introdujo el mister visitante no variaron mucho la dinámica y la Arandina estuvo a punto de empatar el encuentro con dos oportunidades muy claras en las botas de Bruju y otra en las de Adeva, pero no lo consiguió y el Salmantino pudo respirar tranquilo. Se llevaba los tres puntos de Aranda y de paso dejaba comprometido el futuro de Diego Rojas al frente del banquillo local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos