Brasil

Neymar-Coutinho, de la Costa Brava a Rusia pasando por Wembley

Neymar celebra uno de sus últimos goles cn Brasil. /Efe
Neymar celebra uno de sus últimos goles cn Brasil. / Efe

En Cataluña nació una complicidad entre ellos que diez años después permite a la 'Canarinha' soñar con ganar su sexto Mundial

COLPISA/AFPLondres

Neymar y Coutinho tenían 16 años en 2008 cuando levantaron juntos la prestigiosa Copa Internacional del Mediterráneo. En la Costa Brava catalana nació una complicidad que diez años después hace soñar a Brasil con ganar en Rusia su sexto Mundial. Este martes en Wembley se asociarán contra Inglaterra.

Con la cabeza afeitada y el dorsal 10 Neymar da Silva, la perla del Santos. Luciendo el 8, una melena negra y rizada, Philippe Coutinho, el mago de Río Janeiro, el secreto mejor guardado del Vasco de Gama.

«Fue tremendo. No se conocían y crearon una sociedad deslumbrante. Allí empezaron a tirar paredes y a inventar cosas, no han parado hasta la selección nacional», recuerda Luis Miguel Hinojal, más de dos décadas siguiendo el fútbol brasileño, que cubrió aquel torneo para Canal + España.

En aquella Semana Santa de 2008, los dos grandes talentos de la generación del 92 llevaron a la selección sub-16 al título. Menos de un año después ya habían debutado con los primeros equipos de sus clubes.

«Neymar es muy habilidoso, rápido, técnico y hace goles. Me va muy bien con él. Hacemos muchas paredes, estamos haciendo muchos goles», decía Coutinho entonces de su nuevo socio, tras recoger el título.

«Nos conocemos desde hace muy poco tiempo, pero hemos hecho una amistad muy grande. Vamos a ver lo que pasa en el futuro, pero gracias a Dios nos hemos hechos buenos amigos», devolvía Neymar en el micrófono de Hinojal.

Caminos diferentes

Luego sus carreras tomaron caminos diferentes. Coutinho sucumbió muy joven a los cantos de sirena europeos y con 18 años firmó por el Inter de Milán (2010). Neymar tuvo más paciencia y fue en 2013, ya convertido en una gran estrella de 21 años, cuando dio el salto al Barcelona.

La travesía en el desierto duró casi tres temporadas para Coutinho. El duro campeonato italiano y la situación de su club no ayudaron en el desarrollo de un adolescente de Río de Janeiro. Sus mejores momentos llegaron en una cesión a mitad de temporada en 2012 al Espanyol.

Rescatado el talento, en enero de 2013 llegó su fichaje por el Liverpool. Desde entonces, cinco temporadas brillando en la Premier League, en las que únicamente los problemas físicos le han impedido tener más regularidad.

Fuera de los planes de Luiz Felipe Scolari para el Mundial 2014, Coutinho se ‘ahorró’ la durísima eliminación ante Alemania en semifinales (7-1), que Neymar vivió en primera persona a pesar de que no jugó por lesión.

Con la nueva etapa de Tite Coutinho recuperó los galones que siempre tuvo en las inferiores y se volvió a convertir en el mejor socio de Neymar en un ataque que completa el joven talento de 20 años Gabriel Jesus.

¿Relevo en el Barcelona?

En Wembley este martes, en su primer enfrentamiento ante un equipo europeo tras arrasar en la clasificación sudamericana, Tite normalmente optará por su once de gala. Coutinho, que se perdió el duelo del viernes ante Japón (victoria 3-1) por unas molestias, será titular.

«Cada vez que les veo en la selección es como un viaje al pasado, a 2008. Por desgracia han coincidido poco, pero pueden transformar a Brasil, devolverle sus antiguos y valores y llevarla al título mundial», añade Hinojal.

Más allá de la Seleçao, ironías del destino, Coutinho vive en Liverpool con un ojo puesto en el Barcelona, que intentó su fichaje en agosto para sustituir a Neymar, que voló a Francia para liderar al PSG por 222 millones de euros.

El club azulgrana no descarta reactivar la operación en la ventana de fichajes que se abre en unas semanas. Coutinho podría regresar a la costa catalana, a la orilla del mar como en Río de Janeiro, donde su talento ya floreció en 2008 y 2012.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos