FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN

Mikel se despide del Palencia Cristo

Mikel entra en sustitución de Diego Gil el domingo en La Balastera/MARTA MORAS
Mikel entra en sustitución de Diego Gil el domingo en La Balastera / MARTA MORAS

El mediapunta palentino abandona el equipo al no poder compaginarlo con un trabajo a turnos

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

Sin duda es uno de los jugadores más queridos por la afición del Otero, ya sea por su carisma o por su desparpajo con el balón. Así que sí, sin duda era uno de los favoritos por la grada morada. Y escribo era porque ya no forma parte de la familia morada. El mediapunta Mikel Prieto jugó el domingo su último partido con la camiseta del Palencia Cristo ante el Tordesillas, donde los palentinos tiraron el partido y los tres puntos en la recta final.

Entró en el minuto 78 de juego en sustitución de Diego Gil y terminó el encuentro sobre el césped de La Balastera, pero sin la recompensa de la victoria. «No me fui como me gustaría, que es ganando y demás, pero qué le vamos a hacer. La verdad es que fue una despedida rara», señaló Mikel, horas antes de afrontar su primer día de trabajo.

«Es difícil compaginar el Palencia Cristo con un trabajo, además el club no quiere tener a jugadores a turnos. Y encima yo voy a tener horario de mañana, de tarde o de partido, trabajando fines de semana y festivos, así que es imposible que pueda seguir», reconoce. El ya exjugador del Otero se enteró el 28 de diciembre de su nuevo puesto e inmediatamente llamó al entrenador, a Jonathan Prado. «Me dijo que era una pena, que le gustaría que siguiese pero que entendía que el trabajo es el trabajo y que el fútbol no nos da de comer», recuerda. «Tenía que trabajar alguna vez y me ha salido un puesto que no requiere esfuerzo físico ni voy a pasar frío, y con un contrato de seis meses, que si me renuevan luego es un año. Es una oportunidad que no podía dejar escapar», argumenta.

En el Carejas Paredes

Pero Mikel Prieto no abandona el fútbol definitivamente. Lleva desde los cinco años con el balón en los pies y no está dispuesto a decir adiós al deporte de su vida tan pronto. «Voy a jugar con el Paredes en Regional Preferente. Ellos me permiten, con estos horarios tan difíciles que tengo, jugar cuando pueda», señala el futbolista palentino de 23 años. El club paredeño, que ascendió la pasada temporada de Provincial a Regional, no ha comenzado con muy buen pie en su nueva categoría. Actualmente ocupa la posición de farolillo rojo y ha movido el banquillo, destituyendo a Manín Olea y llegando en su lugar Mariano Gutiérrez. A sus órdenes estará -los días que pueda- Mikel y también el exjugador del Palencia Cristo Cristian, que también tuvo que abandonar la disciplina morada por motivos laborales.

La presente temporada era la tercera de Mikel en el club del Otero. El centrocampista ya defendió la elástica morada del 2013 al 2015, antes de irse al filial del Mirandés durante dos años. «No pensé tener que decir adiós tan pronto. Mucha gente me ha dicho que igual es un hasta luego, no un adiós, pero no lo sé», afirma. Lo que sí tiene claro es que acudirá a animar a su exequipo siempre que pueda. «Cuando me despedí, les dije a mis compañeros que les deseaba lo mejor. Que teníamos que conseguir estar arriba y que volvería a verles y animarles en cuanto pudiera», señala. La Balastera echará de menos a Mikel, que a partir de ahora estará -cuando no juegue con el Paredes ni trabaje- en la grada.

Jonathan Prado: «Espero no tener más bajas hasta que termine la temporada»

Mikel Prieto no es el primero ni el segundo, sino el cuarto jugador que hace las maletas -metafóricamente hablando- y abandona el vestuario del Palencia Cristo. Primero fue Miguel Blanco, que se fue a Inglaterra, luego Cristian y al poco tiempo Rubo. El último ha sido Mikel. El motivo no son problemas internos o mala relación con el resto de la plantilla, nada más lejos de la realidad. La única razón para dejar de defender la elástica morada es encontrar un trabajo.

«Espero que no tengamos más bajas de aquí al final de la temporada», reconoce Jonathan Prado, técnico del Palencia Cristo. «Al final, no dejan de ser jugadores titulares, que aportaban mucho al equipo», agrega el entrenador.

«No creo que llegue nadie en la posición que ocupaba Mikel. No nos cerramos a encontrar un jugador para su puesto, pero nos urge mucho más fichar a un lateral derecho», reconoció ayer el técnico morado, que jugó con Kaká y Viti en la posición del ya exjugador morado Cristian ante el Tordesillas. «De momento estamos centrados en el tema del lateral», concluye Jonathan Prado.

=

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos