Otro trágico final

Fernán intenta un pase entre dos jugadores del Unión Adarve./Antonio de Torre
Fernán intenta un pase entre dos jugadores del Unión Adarve. / Antonio de Torre
FÚTBOL

La Gimnástica Segoviana vuelve a caer con un polémico tanto en el tiempo de descuento

QUIQUE YUSTESegovia

Las caras de los protagonistas al término de los noventa minutos lo decían todo. Los futbolistas del Unión Adarve, eufóricos, festejaban en el vestuario el triunfo conseguido sobre la bocina con un golazo de Jacobo en el minuto 93. A unos pocos metros, el silencio de la desolación. Los futbolistas de la Gimnástica Segoviana reflejaban en sus rostros, muchos de ellos con lágrimas a punto de brotar de sus ojos, la dureza del golpe recibido unos minutos antes, cuando el Unión Adarve lograba el tanto de la victoria gracias a un disparo de un futbolista que debía haber terminado el choque antes de tiempo por una entrada criminal sobre Pablo. El portero navero, con un aparatoso corte en su rodilla, lloraba en su camino a los vestuarios, más dolido por la derrota de su equipo que por el dolor en su pierna.

1 Gimnástica Segoviana

Pablo; Asier, Chema, Anel, Álex Alonso; Manu, Rubén, Fernán; Kike (Diego Gómez min 78), Dani Calleja (Guille Duque min 65), Dani Arribas (Ayrton min 62).

2 Unión Adarve

Parra; Jesús Bernal, Nicho, Juanma, Cadete; More; Garci, Leo Vázquez, Iván Mateo (Gianni min 82), Héctor Gómez (Jacobo min 79); Fran García (Darío min 72).

goles.
0-1 Juanma (min 45), 1-1 Diego Gómez (min 85) y 1-2 Jacobo (min 93).
árbitro.
Iván Caparrós Hernández. Amonestó a los locales Fernán, Manu, Anel y a los visitantes More y Jacobo.

Tampoco es que la Gimnástica Segoviana hubiera hecho méritos durante los noventa minutos para ser claro merecedor del triunfo. De hecho, las ocasiones más claras fueron para los visitantes. Pero tras una discreta primera parte y un buen segundo periodo, el equipo dirigido por Abraham García soñó con una victoria que tuvo al alcance de la mano después de que el juvenil Diego Gómez igualase la contienda en el tramo final del choque.

El partido no fue atractivo. La Segoviana, espesa durante los primeros cuarenta y cinco minutos, apenas pudo desarrollar su fútbol habitual frente a un conjunto madrileño que sin centro del campo supo explotar sus cualidades y reducir las de los gimnásticos. De hecho, neutralizaron la principal arma azulgrana, con un marcaje individual de More sobre Fernán que desesperó al gallego y que pilló por sorpresa a una Segoviana que no supo como afrontar la propuesta planteada por el Unión Adarve de jugar diez contra diez.

La férrea marca sobre Fernán obligó a los segovianos a buscar constantemente a Dani Calleja. El de Íscar lo intentó, bajando hasta su propio terreno de juego e interviniendo en la parcela central, donde buscaba socios que no terminaban de aparecer. Asier Arranz, que ejerció de lateral derecho en detrimento de Guille, ofrecía soluciones cada vez que se sumaba al ataque, al igual que un voluntarioso Álex Alonso, más solvente cuanto más cerca estaba del área rival. Más desaparecidos estuvieron tanto Dani Arribas, sin apenas oportunidades en un emotivo encuentro para él, como Kike, quien sumó una nueva discreta actuación a su gris temporada.

Dani Calleja protege el esférico ante la entrada de un jugador rival.
Dani Calleja protege el esférico ante la entrada de un jugador rival. / Antonio de Torre

Pasado el primer cuarto de hora de juego el Unión Adarve lanzó su primer aviso con un disparo desde treinta metros de Iván Mateo que buscaba la escuadra y que Pablo despejó brillantemente a saque de esquina. El juego de los madrileños en ataque se basaba en buscar contragolpes a la espalda de la zaga gimnástica -donde Javi Marcos no compareció por lesión- y en las acciones de estrategia, con el guante de Iván Mateo como principal amenaza. Los locales, por su parte, solo llegaron con peligro con un disparo de Álex Alonso despejado con alguna dificultad por Parra.

Pablo, a chut desde el corazón del área de Nicho, tiró de reflejos para sacar un gol cantado del Unión Adarve. No perdonaron los madrileños en la última acción del primer tiempo al rematar Juanma un saque de esquina botado por Iván Mateo, cabeceado en primera instancia por Gómez.

El tanto afectó a la Segoviana, que a punto estuvo de encajar el segundo nada más regresar de los vestuarios en una acción en la que Garci remató fuera un servicio de Cadete desde la izquierda. La ocasión espabiló al equipo de Abraham García, que gracias al crecimiento de Rubén y Manu en la medular pudo hilvanar combinaciones y llegar con relativo peligro a la portería de Parra. Calleja lo intentó sin acierto con varios disparos desde la frontal y Fernán, algo más liberado, no acertó a rematar un centro desde la derecha de Kike. Álex Alonso llegaba con frecuencia a línea de fondo fruto del buen hacer gimnástico con el esférico, jugando casi siempre a dos toques, salvo cuando Calleja entraba en contacto con el balón. Asier, con un lanzamiento de falta a la cruceta, tuvo la ocasión más clara de los gimnásticos.

Chema protesta al colegiado un lance del encuentro.
Chema protesta al colegiado un lance del encuentro. / Antonio de Torre

Con la entrada de Guille y Diego Gómez la Segoviana ganó en intensidad. Asier, tanto en el lateral como en el centro del campo, lideró las operaciones gimnásticas, que encontraron su premio en un balón largo que Diego Gómez le ganó a Juanma. El juvenil segoviano se plantó solo frente a Parra, y como si de un nueve contrastado en la categoría se tratase, le dribló por su izquierda para hacer a placer el tanto del empate.

Faltaban diez minutos y la afición creyó en la victoria. También el equipo, que se marchó a por el segundo tanto dejando espacios a los madrileños. El encuentro estaba roto. Las imprecisiones en los pases y los controles fueron constantes, propiciando balones divididos como el que disputaron Pablo y Jacobo. El meta de la Segoviana llegó claramente en primer lugar, encontrándose con la entrada con los tacos por delante del delantero visitante, que solo vio la amarilla por su acción. Un minuto después, de la misma bota salió una volea a la escuadra de la portería local que significó el gol del triunfo del Unión Adarve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos