Un punto que sabe a poco

Manu pelea por un balón suelto durante el encuentro de este domingo./David Fraile
Manu pelea por un balón suelto durante el encuentro de este domingo. / David Fraile
FÚTBOL

La Gimnástica Segoviana empata en Pasarón en un encuentro en el que hace méritos para llevarse la victoria

QUIQUE YUSTESegovia

Sumar un punto fuera de casa siempre es positivo, sobre todo cuando el parte de bajas refleja el nombre de hasta siete jugadores importantes en la plantilla (Facundo, Álex, Domingo, Álex Alonso, Alberto Leira, Ivi y Ayrton). Pero cuando se consigue dominar buena parte del choque disfrutando de las ocasiones más claras para obtener la victoria, el punto adquirido puede saber a poco, por mucho que sirva para salir de los puestos de descenso directo a Tercera División.

El encuentro disputado ayer en Pasarón reflejó los principales defectos que tanto gallegos como castellanos llevan arrastrando durante el primer tercio de la competición. Mientras el Pontevedra demostró los nervios y la falta de confianza que le han llevado a ser un candidato al descenso a pesar de contar con una plantilla para luchar por el ascenso, la Gimnástica Segoviana hizo gala de una falta de contundencia ofensiva que le impidió doblegar a un rival que respiró gracias a la falta de puntería de los visitantes.

0 Pontevedra

Edu Sousa, Goldar, Álex González, Álex Fernández (Jimmy min 32), Adrián León, Kevin Presa, Marcos Álvarez, Mouriño (Iván Martín min 46), Echaniz (Berrocal min 73), Prosi y Añón.

0 Gimnástica Segoviana

Pablo; Borja Plaza, Javi Marcos, Anel, Rubén; Manu (Juan de la Mata min 61), Quino; Dani Arribas (min 78), Fernán (Diego Gómez min 78), Dani Calleja; Kike (Asier Arranz min 57).

árbitro.
David Gálvez Rascón (Madrid). Amonestó a los locales Kevin Presa y Álex González y al visitante Dani Calleja.
incidencias.
1.500 espectadores en el Municipal de Pasarón.

El conjunto dirigido por Abraham García tuvo una buena carta de presentación sobre el césped del mítico Pasarón. A los tres minutos de juego, Kike, que entró en la punta del ataque en detrimento de Asier Arranz, se quedó solo frente al meta local tras un buen pase de Rubén. Pero el espinariego estuvo lento en la definición ante Edu Sousa y vio como Adrián León llegó rápido al cruce desbaratando la oportunidad.

No se vino abajo el equipo segoviano por la ocasión errada y se hizo con la posesión del esférico. Con Quino como acompañante de Manu en el centro del campo, Fernán con libertad de movimientos y Dani Calleja muy activo en banda izquierda, el equipo de Abraham García intentó encontrar los movimientos de Dani Arribas y Kike en la punta, sin complicarse cuando el Pontevedra presionaba el balón y con calma cuando había espacios para combinar. En una gran jugada visitante que arrancó por la banda izquierda, Borja Plaza irrumpió por el costado derecho y tras recortar a su par, disparó al palo corto donde se encontró con la respuesta de Edu, que tuvo que ser atendido tras la acción. A raíz de la interrupción en el juego la Segoviana perdió el dominio del choque y el Pontevedra desplegó más jugadores a campo contrario. Añón, con un buen centro desde la derecha, encontró a Álex González, pero el disparo del granota fue desviado a saque de esquina por Pablo en la ocasión más clara de los pontevedreses.

Pasaban los minutos y ningún equipo conseguía controlar el choque, con continuas imprecisiones y malas decisiones en la búsqueda de la portería contraria.Hacia la media hora de juego, la participación de Dani Calleja y Fernán era muy intermitente, además de imprecisa en el caso del jugador gallego de la Gimnástica Segoviana. Tampoco estaba contento con lo que veía en su equipo Luisito, que varió su esquema en el 32 con la entrada de Jimmy por Álex Fernández. El cambio le vino bien al Pontevedra pero tan solo durante un par de minutos, en los que reclamaron un penalti de Anel por mano dentro del área. Tras la polémica acción, la Segoviana de nuevo se hizo con el control, combinando en campo contrario y llegando con relativa frecuencia al área rival. Dani Calleja con un remate de cabeza picado detenido por Edu Sousa y con un flojo disparo desde la frontal del área tuvo las últimas oportunidades gimnásticas en la primera parte.

Segunda parte

En el descanso Luisito dio entrada a Iván Martín por Mouriño en una jugada que a punto estuvo de salirle bien al técnico del Pontevedra. En su primera acción sobre el terreno de juego, el delantero granota superó por velocidad a Javi Marcos y sirvió un centro al segundo palo donde Álex González esperaba para rematar a la red. Pero allí apareció Borja Plaza para despejar el envío, rechazando también el posterior intento de chilena de Iván Martín que se colaba en la portería defendida por Pablo.

Tras el doble susto inicial, la Gimnástica Segoviana volvió a coger los mandos, combinando con cierta facilidad en el centro del campo. Dani Calleja se puso al frente de las operaciones para generar las ocasiones más claras de los gimnásticos. Tras una buena combinación con Rubén por el costado izquierdo, Fernán –participativo pero desacertado durante el choque– remató desviado.

De las botas del jugador gallego nació la oportunidad más clara de la Gimnástica Segoviana. Centró desde la derecha el de Nigrán a la frontal del área, donde Anel conectó un gran cabezazo que se topó con el palo izquierdo de la meta. El rechace lo recogió Kike, quien con Edu Sousa tendido sobre el césped por su impacto contra el poste en la acción de Anel, estrelló el esférico de nuevo en la madera. Cinco minutos después Quino tuvo la última gran ocasión del choque, pero su disparo con la zurda desde el corazón del área tras pase de Dani Calleja fue repelido por el meta local.

En la media hora de juego final hubo espacios en ambos campos que no se tradujeron en ocasiones. Juan de la Mata hizo su debut en Segunda B al sustituir a Manu (con problemas físicos), entrando con solvencia, presencia física y criterio a la hora de distribuir el balón. Menos minutos tuvo Diego Gómez, delantero del Juvenil Nacional que también debutó en la categoría, sin apenas tocar el balón en el tramo final de un partido en el que el colegiado anuló un tanto a los locales por falta sobre Pablo en el área pequeña. El Pontevedra acabó dando por bueno el empate frente a una Segoviana que no lo dio por malo y que gracias al punto sumado logra salir de los puestos de descenso directo (jugaría promoción). La próxima semana, los gimnásticos jugarán otro duelo directo frente al Real Valladolid B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos