¿Puede la Segoviana emular la gesta del Numancia?

Los conferenciantes de la mesa redonda debaten sobre la Segoviana /Antonio Tanarro
Los conferenciantes de la mesa redonda debaten sobre la Segoviana / Antonio Tanarro

Una mesa redonda gimnástica debate sobre los avances del club y las barreras hacia el fútbol profesional

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Como soñar es gratis, el fútbol segoviano se preguntó durante hora y media si en su centenario podría ser otro Numancia. La mesa redonda celebrada ayer en el Palacio de Quintanar como parte del calendario del 90 aniversario de la Gimnástica Segoviana discutió las barreras entre el fútbol más mercantilizado y los clubes modestos. Y cómo el Numancia fue capaz de romperlas en los 90 –pasó en 10 años de Tercera a Primera–y mantenerse a flote, con una materia prima que bien podría esgrimir Segovia.

El segoviano Juan Pablo de Miguel, que disputó 26 partidos con el Numancia en Primera División, es una voz autorizada para responder: «La diferencia principal que me encontré es que Soria es una familia y Segovia no. Se juntó la gente con dinero en la ciudad y pusieron un proyecto en marcha. Jamás se han vuelto locos, sabían dónde estaban. No solo buscaban fichar un perfil de jugador, sino personas». El lateral derecho incidió en el ámbito personal y en la labor de familiares y educadores. «Es más fácil que te toque la lotería cuatro veces que llegar a ser futbolista profesional. El fútbol te puede convertir en una persona horrible cuando en realidad eres un privilegiado. Igual que los clubes, hay personas que desaparecen».

La mesa fue moderada por David Matarranz y contó con los directivos del club Juan Carlos Remedo y Juan José Martín. Arquitecto de equipos, Carmelo del Pozo abundó en el contexto: «El Numancia aprovechó su momento y han sido tremendamente rigurosos». ¿Cuál es el camino que debe seguir la Segoviana? «Tiene que aguantar este año y que poco a poco la fidelización de la masa social haga que los pequeños inversores apuesten. Si aguantas esos dos o tres años, subirás el nivel y entonces nos podremos plantearnos qué hacer», esgrimió el director deportivo del Levante y ex de Oviedo o Betis. El exjugador gimnástico reconoció a la directiva como «cabal» con su responsabilidad presupuestaria frente a algunas antecesoras a las que tildó de «impetuosas».

Alfredo Martínez, locutor de los partidos del Barcelona en Onda Cero desde 1992, prevé que el futuro sea de los ahorradores: «En el fútbol se permitieron muchas cosas y el equipo que no deba dinero sobrevivirá sobre los que viven por encima de sus posibilidades». El vallisoletano, criado en Segovia, situó el producto local y el cuidado de la cantera como un elemento necesario del éxito, desde la actual Segoviana al mejor Barça de Guardiola.

El periodista incidió en la competencia con otros deportes, llámese fútbol sala, como freno. También apuntó a la relación con los medios de comunicación y aconsejó al club la creación de un gabinete de prensa: «Si vendes tu producto mejor, sales ganando. Es fundamental comunicar bien y adaptarse al mundo de las redes sociales. La Segoviana cae simpática fuera de Segovia, se vincula a un club histórico frente a otros más impersonales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos