Poca pólvora y mojada

Fernán intenta marcharse entre tres jugadores del Rayo Majadahonda./Antonio de Torre
Fernán intenta marcharse entre tres jugadores del Rayo Majadahonda. / Antonio de Torre
FÚTBOL

La Gimnástica Segoviana continúa sin vencer en La Albuera tras empatar un encuentro en el que hizo méritos para llevarse el triunfo

QUIQUE YUSTESEGOVIA

La Gimnástica Segoviana encadenó su cuarta jornada consecutiva sin conocer la derrota tras empatar sin goles frente a un Rayo Majadahonda que dejó una pobre imagen en el Municipal de La Albuera. Los gimnásticos hicieron méritos para sumar su primer triunfo de la temporada ante su afición, pero se quedaron con las ganas ante su falta de profundidad y de puntería en la finalización.

0 Gimnástica Segoviana

Pablo; Borja Plaza, Javi Marcos, Anel, Rubén; Manu; Kike, Quino (Alberto Leira min 61), Fernán, Dani Calleja (Asier Arranz min 83); Ivi (Ayrton min 61).

0 Rayo Majadahonda

Basilio; Óscar, Andújar, Jorge García, Juan Cruz; Vicente Romero, Ayoub (min 73); Francis (De Frutos min 46), Carlitos, Coto (Dani Martínez min 46); Jeisson.

árbitro.
Ibai Rezola Etxeberría (País Vasco). Amonestó al local Manu y a los visitantes Ayoub, Francis y Carlitos.
incidencias.
partido disputado en el Municipal de La Albuera ante 1.727 espectadores según los datos facilitados por el club azulgrana.

Con un once titular con el que Abraham García buscó explotar la velocidad de Ivi y Kike, los locales estuvieron a punto de adelantarse en el marcador a los tres minutos y poner el encuentro favorable a sus intereses. Tras una falta mal ejecutada por los visitantes, Kike recibió un pase en profundidad y encaró a Basilio con más de cuarenta metros por recorrer. Tanto tiempo para decidir dejó sin ideas al espinariego, que acabó definiendo forzado contra el cuerpo del meta visitante a pesar de tener completamente solo a Fernán a su derecha.

Fue la acción más clara de todo el encuentro para una Gimnástica Segoviana atrevida que situó su defensa en el centro del campo. Con dos líneas de cuatro y con Ivi y Fernán liderando la presión, los azulgrana fueron a buscar a un Rayo Majadahonda tranquilo en la salida de balón que abusó de los pases horizontales durante gran parte del primer periodo. Ivi, titular por primera vez durante toda la temporada, lo intentó con un remate de cabeza y con un disparo desviado que apenas inquietaron al portero madrileño.

Poco a poco la facilidad con la que los segovianos llegaban a las inmediaciones del área rival se fue disipando. Fernán estuvo menos brillante que en otras ocasiones, Dani Calleja apenas entró en contacto con el balón y Quino volvió a estar tan impreciso como voluntarioso en una posición en la que ni el segoviano ni Alberto Leira consiguen destacar. Por su parte, tanto la línea defensiva como Manu en el pivote se mostraban impecables durante unos minutos en los que tuvieron que abarcar mucho terreno de juego. Tampoco se lo pusieron muy complicado los visitantes, empeñados en salir por banda sin explotar los espacios entre líneas que dejaba el conjunto dirigido por Abraham García debido a su alta presión.

Ivi fue titular por primera vez esta temporada.
Ivi fue titular por primera vez esta temporada. / Antonio de Torre

A la media hora de juego, Coto lanzó a puerta una falta lateral que detuvo con seguridad Pablo sobre la línea de gol y que supuso el único disparo del Rayo Majadahonda durante los primeros cuarenta y cinco minutos. A raíz del acercamiento visitante, la Segoviana volvió a tener más presencia en campo rival, lanzando Quino por encima del larguero un disparo desde la frontal cuando Borja Plaza se incorporaba solo por el carril derecho. El centrocampista segoviano fue protagonista de la última acción del primer periodo, señalando el colegiado falta de Francis cuando el atacante visitante se disponía a encarar a Pablo para hacer el primer gol de la tarde.

De cara al segundo tiempo, Antonio Iriondo cambió el esquema de su equipo, dando entrada a Dani Martínez y a De Frutos y pasando a jugar con tres centrales. Los dos revulsivos de los madrileños intentaron combinar en la primera llegada del segundo periodo, pero Pablo, muy atento, atajó el centro de De Frutos desde la banda derecha. Tras el tímido acercamiento del Rayo Majadahonda de nuevo fue la Segoviana quien tomó las riendas del choque. Pero sus jugadores de más calidad aparecían con cuentagotas y cuando lo hacían debían pelear con el entramado defensivo de los madrileños.

Dani Calleja cae derribado por un jugador del Rayo Majadahonda.
Dani Calleja cae derribado por un jugador del Rayo Majadahonda. / Antonio de Torre

Pasada la hora de juego, Ayrton y Alberto Leira sustituyeron a Ivi y Quino tratando de meterle una marcha más al equipo. No obstante, el berciano no dispuso de un solo balón en las inmediaciones del área rival y el gallego estuvo tan impreciso como Quino sobre el rápido y húmedo terreno de juego de La Albuera. Kike volvió a probar fortuna con un disparo desde la frontal que le salió muy centrado en el único acercamiento con peligro de la Gimnástica Segoviana durante la segunda parte que no fue a balón parado.

Fernán se escoró a la banda izquierda y Dani Calleja centró su posición pero tampoco fue la fórmula para lograr romper la defensa de un Rayo Majadahonda contundente en cada balón dividido, ante las protestas de una afición segoviana que reclamó la segunda cartulina amarilla de Ayoub. La Segoviana quería pero no podía y el Majadahonda no daba muestras de querer arriesgar demasiado en la parcela ofensiva, donde se estrellaron ante la pareja formada por Javi Marcos y Anel. El de Arévalo tuvo las dos últimas ocasiones de los azulgrana pero sus remates de cabeza, tras sendos centros de Asier Arranz, se marcharon rozando los postes de la portería defendida por Basilio para lamento la afición de La Albuera que, sin embargo, festejó la parada de Pablo ante un disparo de De Frutos desde dentro del área (tras una pérdida de Alberto Leira) y que pudo suponer la derrota de la Gimnástica Segoviana.

Fotos

Vídeos