GRUPO I SEGUNDA B

Necesario respiro del Guijuelo

Los jugadores del CDGuijuelo celebran uno de los tantos ante el Unión Adarve. /CD GUIJUELO
Los jugadores del CDGuijuelo celebran uno de los tantos ante el Unión Adarve. / CD GUIJUELO

El equipo chacinero doblega al Unión Adarve en un choque ‘vivo’ hasta el final

OPTAGUIJUELO

El Guijuelo, acuciado por las necesidades, se impuso 3-1 a un rival directo como el Unión Adarve en un encuentro que fue aumentando en intensidad a medida que avanzaron los minutos, marcándose tres tantos en los últimos 25 minutos y que acabó con Jordi Fabregat expulsado. El Guijuelo es un equipo con experiencia que no está pasando por su mejor momento, y que lucha desde el inicio de la liga por salir del fondo de la tabla tras cosechar gran número de derrotas. Sin embargo, los locales llevan varias jornadas demostrando mejoría, y al final terminaron disparando con más puntería a puerta y llevándose los tres puntos ante un conjunto madrileño que todavía tiene como tarea pendiente puntuar fuera de casa.

El partido comenzó con un ritmo frenético por parte de los locales, volcándose por completo sobre la portería de Parra. Tras varias llegadas, que dejaron claro las intenciones ofensivas del conjunto local, se adelantó por mediación penalti. Buena combinación entre Borja y Pino, y Parra que tiene derribar al delantero para evitar el tanto. El colegido, a pesar de las protestas de los verdiblancos, mostró la cartulina amarilla al guardameta. El capitán chacinero, Jonathan Martín, se encargó del lanzamiento, que no pudo detener Parra. Primer gol a los nueve minutos que podría haber marcado el resto del encuentro, pero no lo hizo, puesto que el Unión Adarve se recuperó muy bien y terminó equilibrando la balanza de la posesión, mientras los locales dejaban que el conjunto de Cea llevara un poco las riendas.

Tras el descanso, las ganas de gol del Adarve seguían patente. Nada más iniciarse el partido, el balón cruzó la línea de gol a su favor, pero en jugada invalidada por el colegiado. Minutos más tarde, los madrileños reclamaban penalti por posible mano de Ayala en el área. El colegiado no lo concedió, y el ambiente comenzó a tensarse. Se produjeron varias tanganas de jugadores sin llegar a verse agresión alguna, pero con momentos de tensión. Esa inquietud se transmitió a los banquillos, en los que ambos técnicos recibieron amonestación. David Cea una, en el minuto 60 y el local Jordi Fabregat otra en el 62, pero era su segunda tarjeta, debido que ya vio una en el primer tiempo, por lo que no le quedó más remedio que abandonar el terreno de juego.

Entonces el partido entró en su fase más emocionante, con un Adarve dispuesto a superar la ventaja mínima de los locales. El Guijuelo falló una ocasión clara en la que Pino se enfrentó a solas contra Parra y el guardameta logró detener el balón.

Pino no perdona

Pero no sirvió mucho tiempo, puesto que en la siguiente jugada, el propio Pino no perdonó. Balón de Carmona a sus pies que el delantero colocó fuera del alcance del portero. El Adarve, lejos de achicarse, hizo la intentona una vez más de reducir distancias, algo que consiguió finalmente en el 82 con un gol de Wojcik, que si bien fue efectivo, llegó bastante tarde. La mejor reacción de los locales en todo el partido llegó entonces. Saque de centro, jugada relámpago y un minuto después, Carmona dispara sobre Parra una última vez y marcó el tercero para sentenciar definitivamente el partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos