Fútbol

Por fin llegó la primera

Dani Arribas golpea el balón ante la oposición de un jugador del Sanse. / Agencia LOF

La Gimnástica Segoviana estrena su casillero de triunfos en Segunda B gracias a los dos goles de Dani Calleja en el campo del San Sebastián de los Reyes

JULIO BLANCO (OPTA)San Sebastián de los Reyes (Madrid)

Ha costado. Posiblemente más de la cuenta, pero ya lo ha conseguido, La Gimnástica Segoviana ya sabe lo que es ganar en esta Segunda División B. El conjunto gimnástico supo sacar provecho de la mala racha de resultados en la que ha entrado el San Sebastián de los Reyes, y llevarse los tres puntos en la que ha sido su primera victoria de la temporada gracias a los tantos materializados por Dani Calleja, que le permiten abandonar el farolillo de la clasificación. Los sanseros, que empezaron fuertes el campeonato y que llegaron incluso a ser líderes, parece que se han abonado a ser los primeros en caer derrotados ante rivales de la zona baja de la clasificación. Si primero había sido el Guijuelo hace quince días, la pasada jornada le ocurrió lo mismo en Pontevedra y ahora, ante el equipo segoviano. Los madrileños parecen así entrar en una minicrisis de resultados, con tres derrotas consecutivas en las que tampoco ha sido capaz de hacer goles. En apenas seis minutos sentenció el encuentro el cuadro segoviano, del 50 al 56, con un doblete de Dani Calleja que le dio tres puntos de oro.

0 UD San Sebastián de los Reyes

Carlos Morales; Saúl, Rojas, Neyder, Juanfran; Zazo, Arranz; Fer Ruiz (Prada, 67’), Borja Díaz (Rubén Sánchez, 56’), Maganto (Castel, 58’); Rubén Mesa.

2 Gimnástica Segoviana

Pablo; Borja Plaza, Javi Marcos, Anel, Álex Alonso; Manu, Alberto (Rubén, 68’); Dani Calleja (Chema, 85’), Fernán (Asier, 78’), Dani Arribas y Ayrton.

Goles:
: 0-1 Dani Calleja, de penalti (m. 50). 0-2 Dani Calleja (m. 56).
Árbitro:
Amar Ahmed (Colegio Melillense). Amonestó a los locales Borja Díaz, Neyder y Juanfran; y a los visitantes Ayrton y Alberto. Además, amonestó en el banquillo local a Barrios, y expulsó con roja directa al preparador físico visitante, Pablo García (41’) y al entrenador local, Alfredo Santaelena (85’).

El inicio del partido fue de lo más tranquilo, con dos equipos necesitados que buscaban asegurar su posición para no dejar escapar más puntos. Los de Abraham García se mantenían muy ordenados en el centro del campo, tratando de buscar alguna contra que permitiera sorprender, con un Ayrton arriba en solitario al que trataban de auxiliar Fernán, Arribas y Calleja. Tampoco el conjunto madrileño daba muestras de ser capaz de crear peligro, con un fútbol impreciso y plano por momentos. Con todo, la primera ocasión de peligro fue para los locales, en el minuto 20, en una internada de Fer Ruiz por banda derecha, cuyo pase atrás desde la línea de fondo habilitaba en inmejorable posición a Rubén Mesa, quien totalmente solo, sin oposición alguna, fallaba de manera inexplicable a portería vacía.

Espoleados por esa ocasión, el San Sebastián de los Reyes sufrió una mejoría en su juego y vivió sus mejores minutos del partido. Los de Alfredo Santaelena iban de menos a más y empezaban a ejercer el control del juego. A la media hora de partido volvían los locales a tener otra clara oportunidad, en este caso por mediación de Maganto, a pase de Borja Díez, pero su fuerte disparo cruzado era despejado meritoriamente por Pablo.

Se esfumaba la posibilidad de abrir el marcador ante una Gimnástica Segoviana que se veía superada en defensa en este tramo del encuentro. Los de Abraham García llegaban vivos al descanso, con su portería a cero, que era otro de los objetivos.

Sin embargo, en la reanudación del partido muy pronto cambió la decoración por completo. Apenas se habían cumplido cinco minutos cuando Neyder cometía penalti por agarrón sobre Dani Arribas. Dani Calleja no perdonaba para poner el 0-1 en el luminoso. El panorama cambiaba para el cuadro visitante que había conseguido adelantarse en el marcador. Y tan solo seis minutos después, era el propio Dani Calleja quien se inventaba un potente zapatazo que se colaba por toda la escuadra de la portería de Carlos Morales.

En un abrir y cerrar de ojos, la Gimnástica Segoviana había hecho lo más difícil y de lo que se trató a partir de ese instante fue de asegurar el botín como oro en paño. Y a fe que lo consiguió simplemente con reforzar su defensa y emplearse con contundencia ante un Sanse que acabó diluyéndose en un quiero y no puedo, con balones largos que no encontraban segundas jugadas debido al exceso de precipitación en la elaboración.

Fotos

Vídeos