GRUPO I SEGUNDA B

El Guijuelo quiere que la afición cante el primer gol en el Municipal

Pino, rodedado de jugadores del Real Madrid Castilla. /CDG
Pino, rodedado de jugadores del Real Madrid Castilla. / CDG

Los de Fabregat se enfrentan al potente Rayo Majadahonda con la intención de conseguir la primera victoria en casa de la temporada

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Guijuelo juega hoy a las 19 horas un partido que debe ser un punto de inflexión en su trayectoria en la Liga. Los chacineros no han conseguido ganar como locales y ni siquiera han marcado un tanto en el Municipal de Guijuelo.

Los de Jordi Fabregat quieren que la afición celebre por fin un tanto local y conseguir tres puntos que le permitan salir de los puestos de descenso.

Pero la empresa no se presenta fácil ante el Rayo Majadahonda. El propio Fabregat reconoció ayer que el punto conseguido ante el Castilla había dado algo de moral a sus jugadores, pero el partido de hoy es muy diferente. «El equipo al que nos enfrentamos hizo play off el año pasado, tiene un estilo de juego sólido atrás con jugadores expertos, velocidad arriba y criterio con pelota. Guillermo, Frutos o Pichín son jugadores expertos y con nivel. Llevan 12 puntos y aunque encajan goles, pero ven portería con facilidad», aseguró.

El técnico del Guijuelo afirmó que el primer partido generó una desconfianza brutal en los jugadores, «tenemos que ganar hoy. Una victoria en casa generaría la confianza que necesitan los jugadores para asentarse».

El entrenador chacinero tendrá que ‘reinventar’ su centro del campo puesto que solo cuenta con Carlos Rubén al máximo de sus facultades físicas, aunque ha conseguido recuperar a Omar para jugar algunos minutos. «Es cierto que tenemos un déficit claro de pivotes. Habrá que buscar alternativas y diseñar un centro del campo con garantías. Vamos a hacer un equipo competitivo y no nos vamos a quejar de las bajas», señaló.

Pero lo que más le sigue preocupando a Fabregat es la falta de gol. «Sin goles no se gana. Cuando se fallan o no se generan las situaciones y las ocasiones de ataque no es solo cosa de los delanteros, todo el equipo debe participar en la creación de las jugadas que nos hagan llegar a la portería rival con garantías. No le voy a echar la culpa solo a los delanteros; ellos tienen la ventaja de que con un gol solucionan sus errores y los defensas tienen la desgracia de que con un error revientan el partido bueno que han hecho», manifestó el entrenador del CD Guijuelo.

Resulta evidente que tres goles anotados en siete partidos son un botín demasiado escaso para un equipo que tras el final que realizó la pasada temporada y la plantilla que ha confeccionado para este, tenía unas miras mucha más altas que los puestos de descenso en los que se en cuenta ahora.

Por ello Fabregat, aunque reconoce que la Liga no acaba más que empezar, apela al atrevimiento para revertir una situación, algo en lo que está comprometido todo el equipo y el cuerpo técnico al completo. «Al equipo le ha faltado atrevimiento y soltura. No podemos ir a amarrar los partidos. Es preferible perder un partido y aprender de ello que ir a empatar o a ganar por la mínima. Eso es dificilísimo, y casi siempre sale mal», afirmó el entrenador chacinero, que esperaba pagar la deuda que el equipo tiene con su afición.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos