Con el corazón en un puño

Alberto Leira, uno de los destacados en la Segoviana./Óscar Costa
Alberto Leira, uno de los destacados en la Segoviana. / Óscar Costa

La Gimnástica Segoviana logra un valioso triunfo en La Albuera frente al Guijuelo en un partido marcado por las ocasiones falladas por los dos equipos

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Menos mal que no era el último partido de Liga, ni la Segoviana se jugaba la salvación, porque más de un aficionado hubiera tenido que ser atendido de urgencias. Qué partido. Trepidante, emocionante... Un encuentro en el que el Guijuelo pudo haber marcado un buen número de goles de haber estado acertado; un partido que en la recta final, la Segoviana pudo haber disfrutado de una mayor tranquilidad en el marcador en la recta final;un partido que estuvo marcado por dos delanteros (Ayrton por la Segoviana y Pino por el Guijuelo fallaron lo suyo); un partido en el que no hubo lugar para el aburrimiento, y un partido en el que el técnico Abraham García supo cambiar a tiempo el dibujo táctico de su equipo. Vio que tenía una herida importante por la que el Guijuelo trataba de hurgar y encontró la tirita con la que evitar que su equipo sangrara más. Acertó.

2 Gimnástica Segoviana

Pablo, Borja Plaza, Rubén, Chema, Javi Marcos, Manu, Asier (Kike, min. 56), Fernán, Ayrton, Alberto Leira (Quino, min. 71) y Dani Arribas (Guille, min. 62).

1 CD Guijuelo

Kike Royo, Raúl, Manzano, Ayala, Jonathan, Carlos Rubén, Fuster (Cifo, min. 61), Julián Luque, Manu Dimas (Diego Suárez, min. 73), Pino y Carmona (Omar, min. 81).

goles:
1-0, min. 15, Javi Marcos. 1-1, min. 21, Carmona. 2-1, min. 69, Alberto Leira.

No fue el mejor partido de la Segoviana. Otras veces ha estado mejor y ha perdido. El Guijuelo demostró las razones por las que llevaba seis jornadas consecutivas sin perder, mantuvo su filosofía de querer jugar el balón y fue (de largo) el equipo que más ocasiones le ha creado a la Gimnástica en La Albuera. No tuvo su día.

Había interés por saber cómo reordenaba Abraham García su equipo tras las bajas de Anel y de Dani Calleja por sanción. Fue Chema el compañero de Javi Marcos en el centro de la zaga. Pronto se iba a ver que no era el día ni de Ayrton (no acertó tras un buen pase de Fernán) ni de Pino, que falló solo una buena oportunidad tras un centro de Manu Dimas. La Segoviana tampoco quería quedarse atrás y provocó en esa primera parte un buen número de saques de esquina. En uno de ellos, en una jugada estudiada, se adelantó en el marcador. Saque de esquina que sacó Asier, peinada de Dani Arribas y Javi Marcos, que se había sumado al ataque, anotó el primero. El central gimnástico fue protagonista por partida doble porque en la siguiente jugada sacó un balón a Pino bajo palos cuando ya se cantaba el tanto del empate, en otra licencia de la zaga gimnástica.

No fue en esa ocasión, pero sí poco después cuando el Guijuelo celebró el tanto del empate en una jugada desgraciada para la Segoviana. El guardameta Pablo salió a despejar con tan mala fortuna que el balón pegó en Chema, cayendo a los pies de Carmona que no desaprovechó el regalo. Por si alguno tuvo alguna duda de Pablo, el guardameta gimnástico se rehizo de esa jugada y fue de lo mejor para su equipo en la segunda parte. Ese gol del Guijuelo hizo que el ambiente se enfriara, aunque poco a poco la Segoviana se repuso. En una acción muy similar a la del gol, saque de esquina que sacó Asier Arranz, Dani Arribas que peinó hacia atrás y no fue Javi Marcos, sino Chema, el que a punto estuvo de marcar.

Fernán demostró detalles de calidad, aunque el jugador que creció en el centro del campo fue Alberto Leira. Y no solo por el gol (también marcó la semana pasada) pero había que tener mucho cuidado con el Guijuelo. Sabía perfectamente por dónde podía hacer daño y lo aprovechó. Otra cosa es que luego fallara en los últimos metros., como sucedió en un tropezón de Pino. El delantero del Guijuelo se pegó una carrera en la que dejó atrás a la defensa y cuando fue a chutar, se cayó, quedándose otra vez con las ganas.

En la segunda parte, otra clara ocasión de Pino. Volvió a romper a la defensa gimnástica, pero esta vez estuvo muy atento Pablo. Casi se podía decir que Pino, con sus fallos, estaba siendo el mejor jugador... de la Segoviana. Puede que pesara su pasado gimnástico... El caso es que el Guijuelo hacía mucho daño con esos balones entre los centrales locales.

El guardameta Pablo volvió a salvar otra clara ocasión visitante, esta vez en un uno contra uno de Dimas. Otra más a la colección de fallos. Abraham García buscó soluciones y varió el dibujo. Pasó a una defensa de cinco viendo que el Guijuelo, que fallaba, en alguna de podía equivocar y marcar. Y acertó. Alberto Leira, con un gran gol, ponía por delante a la Segoviana. Y a partir de ahí, vuelta a la tortilla. Fue el conjunto segoviano el que tuvo claras ocasiones para conseguir un triunfo más holgado. Ayrton, que corrió lo suyo, no estuvo acertado. Con esta victoria la Segoviana ya asoma la cabeza y se acerca al objetivo propuesto antes del parón navideño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos