A confirmar el cambio de dinámica

Abraham García, durante el encuentro de este miércoles frente al Getafe./Juan Martín
Abraham García, durante el encuentro de este miércoles frente al Getafe. / Juan Martín
FÚTBOL

La Gimnástica Segoviana quiere confirmar este domingo frente al Racing de Ferrol su mejoría

QUIQUE YUSTESEGOVIA

La victoria más difícil ya ha llegado. Fue el domingo, en San Sebastián de los Reyes, y supuso la primera de la temporada para la Gimnástica Segoviana. No obstante, aquel triunfo no significa que a partir de ahora la Segunda División B vaya a ser un camino de rosas para el conjunto azulgrana. Ni mucho menos. Pero los segovianos ya se han demostrado a si mismos que son capaces de competir ante cualquier rival y en cualquier escenario. Y lo quieren confirmar este domingo ante sus aficionados frente a un Racing de Ferrol que por el momento se muestra más fiable como visitante que cuando se enfunda la camiseta de local.

Aunque el equipo todavía está en puestos de descenso a Tercera División, las sensaciones en el vestuario azulgrana son positivas. Los tres puntos logrados frente al Sanse y la buena actuación del choque amistoso frente al Getafe han elevado la moral de una plantilla que además observa como cada vez cuenta con más efectivos. Facundo evoluciona bien de su lesión y volverá a entrenar con el equipo la próxima semana, Alfonso Berrocal continúa con su proceso de recuperación según los plazos previstos y Domingo, aunque no termina de encontrarse al cien por cien, ofrece minutos competitivos cada vez que salta al terreno de juego. Más compleja es la situación de Álex, jugador con quien Abraham García no se pone plazos. «Me encantaría verle jugar al fútbol como sea. Ojalá pudiera hacer algo más. Se está esforzando a diario dentro de los trabajos que puede realizar, pero desconozco los tiempos y tampoco los pregunto», confesó el técnico madrileño.

García reconoce que tanto la recuperación de efectivos para la causa como las buenas actuaciones frente al Sanse y el Getafe le han permitido mirar al futuro todavía con más confianza en las posibilidades del equipo. «Intento pensar que el entrenador es un termómetro para las sensaciones del futbolista, pero al final tampoco somos tan importantes. La victoria del otro día ayudó porque nos permitió no quedarnos descolgados. Nos habría dejado en una situación desagradable. Nos sirvió para saber que el equipo sabe como hacer las cosas. Hemos analizado bien las cosas y este grupo sabe hacer autocrítica y sabe que tecla tiene que pulsar para que las cosas cambien», subrayó el entrenador azulgrana.

Ivi

Uno de los jugadores que amenaza con tener cada vez más protagonismo en los planes de Abraham García es Ivi. El canterano segoviano asegura estar en un buen estado, tanto en el apartado mental como en el físico, tras dos años en los que las lesiones no le han permitido tener continuidad en los terrenos de juego, ni vistiendo la camiseta del Real Valladolid ni de la Gimnástica Segoviana. «El año pasado tuve algún día de no entrenar al cien por cien por miedo a romperme. Pero cada vez tengo mejores sensaciones tras olvidar un problema en el isquio», declaró.

El delantero segoviano valoró positivamente la victoria conseguida el domingo en San Sebastián de Los Reyes al «romper la dinámica negativa que teníamos». Confía en que el próximo domingo, frente al Racing de Ferrol, se confirme ese cambio de dinámica con el primer triunfo liguero del curso. «A ver si en casa nos podemos hacer fuertes y conseguir la segunda victoria de la temporada. No tenemos presión jugando en La Albuera. La afición está respondiendo bien y nosotros tenemos que animarles con victorias y buen juego para que sigan viniendo», declaró Ivi, quien no destacó ningún aspecto de la competición que le haya sorprendido en las primeras jornadas. «Nos centramos en nosotros mismos», concluyó el jugador de la Gimnástica Segoviana.

Fotos

Vídeos