GRUPO I SEGUNDA B

Jorge Heredia espera en Canarias la llamada del Guijuelo para renovar

Heredia, de morado, durante un calentamiento con el Guijuelo.
Heredia, de morado, durante un calentamiento con el Guijuelo. / D. M.
  • Tras la continuidad prevista de Fabregat ahora falta confirmar,que el preparador físico también sigue

A día de hoy Jorge Heredia, el preparador físico y segundo entrenador del Guijuelo durante la segunda fase de la temporada, que ha formado parte del cuerpo técnico con Jordi Fabregat, está en su casa en las islas Canarias disfrutando del buen tiempo, de la playa y de su gente, sin saber que será de su futuro en el club guijuelense, según el mismo ha reconocido, «la verdad es que ahora mismo no sé si estoy de vacaciones o en paro. No han hablado conmigo desde el club y no tengo una oferta. Claro que visto así, estoy más en el paro que de vacaciones». En los últimos días apenas ha mantenido contacto con el club, ni con si quiera con Fabregat, «con Jordi aún no he hablado desde el pasado miércoles y yo me vine el martes. Yo no sé si él ha llegado a un acuerdo definitivo, tendré que hablar con él. Respecto al trabajo conjunto, yo he trabajado con Jordi y estoy encantado de hacerlo. Además yo sé que él también está encantado conmigo. Juntos nos desenvolvemos bien, somos como un tándem y sé que donde el vaya cuenta conmigo».

A pesar del impás de espera Heredia tiene muy presente el continuar vinculado con su profesión, con el fútbol, sea en Guijuelo o no «yo lo que quiero es trabajar y en un sitio donde esté cómodo y me sienta valorado. Si esa oferta llega de Guijuelo, pues la tendré muy en cuenta. Pero en esto del fútbol y hay que estar abierto a cualquier movimiento. Pero claro, tiene que haber unas condiciones económicas que a uno le satisfagan y aún no tengo ninguna oferta del Guijuelo. Entiendo que si Jordi continúa una de las condiciones, me imagino, es que yo siga y si me hacen una oferta adecuada, pues seguiremos».

La continuidad del hasta ahora preparador físico y segundo entrenador en el Guijuelo pasa por que le llegue una oferta económica cuya cuantía le permita desplazarse desde Canarias «las dediciones las tomo con mi familia, hay que hacer cuentas. No es lo mismo venirse para cinco meses que para diez meses, pero hasta que no haya una oferta real no puedo valorarla. Pero eso es algo que no depende de mí. Yo me despedí el martes, pero no hablamos del futuro». En este sentido cabe destacar también que el canario Jorge Heredia está contento con el trabajo en Guijuelo, incluso con las instalaciones «como preparador físico, cuando llegue me llevé una sorpresa con las instalaciones porque tener un gimnasio, un polideportivo al lado y poder disponer del campo durante toda la mañana, pues es primordial. El resto del material se puede incorporar, dependiendo de las necesidades de cada temporada. En cuando a vestuarios, eso me pilla, porque se me escapa un poco, yo no los utilizo casi, pero los jugadores sí que hablan de que son incómodos y obsoletos. Ya solo funciona una ducha y esperar a que pasen uno a uno, en un grupo de veinte, pues la gente tiene que armarse de paciencia».

Respecto al cuerpo técnico Heredia se postula, al igual que Fabregat, por la ampliación en la que se cuente con un segundo, un preparador físico, un entrenador de porteros, un recuperador físico, dos masajistas y un médico a lo que añadió, «el éxito en las plantillas esta en tener buenos jugadores, pero también hay que en tener gente que los coordine, que los lleve y se necesitan figuras para que los objetivos se cumplan. En el cuerpo técnico cuantos más profesionales hay mejor funcionan las cosas. En mi caso soy preparador físico y fisioterapeuta, yo siempre hablo como preparador físico, pero si voy a un sitio en el que hay que echar un cabo en otra faceta pues si puedo desempeño esa función. Lo importante es buscar siempre lo mejor para el grupo».