Javito: «Con el equipo que hay, no entiendo como está en esta situación»

Javito, con la camiseta del Guijuelo, durante su presentación.
Javito, con la camiseta del Guijuelo, durante su presentación. / D. M.
  • El nuevo jugador del Guijuelo confía en lograr la permanencia en la categoría. El club afronta la recta final de la temporada con esperanzas renovadas, esquivando zancadillas y con los refuerzos a disposición del técnico

Como diría el crupier en un casino: «no va más» o como diría el clásico: «alea jacta est», la suerte está echada. El Guijuelo ha cerrado el mercado de invierno y, con lo que tiene, está obligado a sobreponerse a todos sus males, a salir de la depresión en la que está inmerso y salvar la temporada, manteniendo la categoría. Y lo mejor de todo es que los que seguimos al Guijuelo en directo y a diario, sabemos que el conjunto guijuelense tiene plantilla, que incluso se ha mejorado en esta ventana del mercado, que ahora sí tiene entrenador y que trabajando como lo está haciendo acabará logrando su objetivo, la permanencia.

Un reto que no será nada fácil y para cuya consecución lo mejor es hacer el caso justo a todo tipo de enredabailes, a feriantes y titiriteros, a plañideras de nuevo cuño, a vendehumos que se afanan en encajar su producto a costa del dolor de otros, a furibundos comentaristas de cafetería, a concienzudos analistas de sofá de casa y en resumen a todos aquellos ‘entendidos’ que distraen e interrumpen más que aportan. Zanagüillas que ya desde hoy deberían saber que el Guijuelo se va a dejar la piel para mantenerse la categoría y que por mucho que ellos o quien sea, se empeñen en lo contrario, ya a día de hoy, deberían tener presente que los guijuelenses lo van a conseguir, van a mantener al club en Segunda B.

A pesar de todo, quizá lo más sorprendente es que, con poco que hayan visto al Guijuelo o le hayan contado, aún algunos se empeñen en subrayar solo lo negativo de este equipo, del que hasta el último en llegar y tras su primer entrenamiento ha afirmado, «tenéis jugadores muy buenos, jugáis muy bien, con el equipo que hay no entiendo como estáis en esta situación. Si es cierto que aunque se tengan buenos jugadores no siempre se ganan los partidos con eso, luego hay que demostrarlo con resultados. Puedes jugar muy bien, pero pierdes y al final te vas con la cabeza baja. Estas situaciones yo las he vivido otras veces, por ejemplo en el Hércules que iba último. El equipo se lo creyó y salimos. Si se hacen las cosas bien, levantamos la cabeza y nos lo creemos, seguramente saldremos. Más con el equipo que hay». Esta afirmación expresada por Javito debería hacer que pensar a muchos, que cuando el Guijuelo se salve se dedicarán a dar palmaditas y a repetir aquello de «ya te lo decía yo», mientras sacan la estilográfica, esa que te alivia la cartera.

Pero hasta que todo eso llega el Guijuelo trabajará cada día y cada domingo para revertir la situación actual. Para lo que cuenta con todos los jugadores que han formado parte de este proyecto al que se han sumado Ortiz y Javito, los refuerzos del mercado de invierno. El último en llegar, Javito, en su presentación destacó la oportunidad que le brinda el Guijuelo, «me han hablado varios compañeros muy bien de este club, me presentaron el proyecto, me ofrecieron la oportunidad de seguir jugando a nivel profesional, con unas condiciones buenas y cerca de mi casa, mostraron mucho interés en mí. Todo ha sumado para venir aquí y me decidí por vernir y aceptar el reto. Agradezco que me dejen seguir haciendo lo que más me gusta que es jugar a fútbol».

El de Moraleja, un pueblito muy cercano a Plasencia, se mostró muy ilusionado con la posibilidad de jugar con el Guijuelo, «cada vez estoy adaptándome más, no físicamente, sino en forma de jugar, en conocer a mis compañeros y cuando lo entienda un poco mejor me encontraré más cómodo. Me ha costado un poco entrenar, porque llevaba desde el viernes sin hacerlo, he estado entrenando con un equipo, porque no me gusta estar parado y en AFE también coges ritmo de partidos» a lo que Javito añadió, «moral tengo más que el Alcoyano, como digo yo. Siempre tengo muchas ganas y muchas fuerzas, mientras físicamente me vea, siempre tendré ganas y fuerzas».