La primera de las finales en casa para el Guijuelo

Una acción del partido de la primera vuelta entre el Lealtad y el CDGuijuelo.
Una acción del partido de la primera vuelta entre el Lealtad y el CDGuijuelo. / EL COMERCIO
  • Al equipo salmantino, en posición de descenso, solo le vale ganar para comenzar a levantar el vuelo en el Municipal chacinero ante el CD Lealtad

Salir de los puestos de descenso y olvidarse lo antes posible de la sufrida temporada que está viviendo el equipo. Ese es el principal objetivo sobre el que trabaja el Guijuelo en los últimos meses y para conseguirlo, al buen trabajo desarrollado solo le falta el refrendo de la victoria que se le sigue resistiendo en este 2017. Su salvación pasa por ganar los nueve partidos que le quedan en el Municipal, con eso sumaría 27 puntos, que unidos a los 21 ya conseguidos, harían un total de 48 puntos, a priori, más que suficientes para salvar el año. Nueve finales que darán o pondrán en las aspiraciones del conjunto de Jordi Fabregat. Por tanto, actualmente el reto es ganar en casa, una circunstancia que no está tan alejada de lo factible, puesto que a pesar de la mala racha del Guijuelo y de lo mal que se le están dando los resultados, el equipo no pierde en el Municipal desde el 16 de octubre, cuando lo hizo ante la Cultural y Deportiva Leonesa, que junto con el Tudelano son los únicos que han ganado en el Municipal este año. En definitiva, el Guijuelo en casa no puede fallar y si gana tendrá en su mano el objetivo de la permanencia.

Para este partido Jordi Fabregat, que volverá al banquillo después de la sanción de dos partidos, recupera a Héctor, que regresa de sanción y espera poder contar con Pablo Ortiz, el jienense que acaba de llegar del Cartagena y que si la documentación lo permite estará a disposición del técnico. Del mismo modo se espera que esté disponible Aspas, que sufrió un golpe en el tobillo durante la semana pero que no debería ser inconveniente para que pueda ser de la partida. El que es muy probable que se pierda el partido es Jonxa, que recibió un golpe en la entrepierna en un entrenamiento, que le ha impedido trabajar con normalidad. Por último tampoco estará Granell, que afronta su recta final de recuperación y si todo va como se espera, estiman que podría estar para el siguiente partido en casa ante Osasuna B.

Por su parte el Lealtad, ahora mismo octavo clasificado, no pierde desde el 12 de noviembre, cuando cayó ante Osasuna B en el Tajonar. Desde entonces, fuera de su casa, empató en Ponferrada y ha ganado al Somozas y a la Arandina. Para este partido Roberto Aguirre no podrá contar con el lesionado Iván Garrido, ni con los sancionados: Alberto González y Omar Hernández.

En el histórico entre estos dos equipos hay dos resultados. En el primero, el de la temporada 14-15 ganaron los asturianos 1 a 2 y en el de el pasado año se impusieron 1 a 0 los guijuelenses.

El árbitro del partido será el gallego José Antonio Fernández Rodríguez para quien esta es su segunda temporada en la categoría. En la primera acabó en el puesto 79 de la clasificación arbitral. En estos dos años ha dirigido dos veces al Lealtad en su casa con una victoria y un empate, mientras que al Guijuelo le ha arbitrado en dos derrotas: la campaña pasada en el Municipal por 0 a 2 ante el Tudelano y este año en el 1 a 0 ante la Ponferradina en el Toralín.