El Norte de Castilla

El Deportivo Palencia ficha al central derecho José Manuel Carrasco para suplir a Madero

José Manuel Carrasco.
José Manuel Carrasco. / EL NORTE
  • El malagueño de 28 años se encuentra sin equipo tras abandonar el Saburtalo de Georgia por temor a no cobrar sus nóminas

El Deportivo Palencia fichará a José Manuel Carrasco, un central derecho de 28 años nacido en Antequera. El defensor tenía contrato hasta julio con el Saburtalo de Georgia, pero la salida de un patrocinador importante del club no le aseguraba cobrar en los próximos meses y se ha marchado para buscar fortuna en España, donde el Deportivo Palencia se hará con sus servicios, convirtiéndose en el primer fichaje de invierno.

Óscar de Paula afirmó ayer que no ha visto demasiado a Carrasco. «No le conozco mucho. No tengo referencias de él, solo las que he podido recabar, y lo que me han contado es bueno», señaló el técnico, que cree que la llegada de un central diestro puede dotar a su equipo de una serie de opciones de las que no dispone en la actualidad. «Hemos tenido que jugar con dos centrales zurdos en ocasiones porque nos parecía adecuado, pero es cierto que nos hacía falta un central derecho», agregó.

José Manuel Carrasco ha pasado por infinidad de equipos a lo largo de su trayectoria deportiva. Con 18 años se fue del Fuengirola para militar en las categorías inferiores del Albacete, equipo en el que dio el salto a la cantera del Villarreal, de donde se fue con 22 años. De allí pasó por el Benidorm, el Écija, el Murcia Imperial, el Johor de Malasia, el Mérida y el Fuenlabrada para acabar esta temporada en Georgia, de donde pasará, si nada se tuerce, a jugar en el Deportivo Palencia.

El director deportivo, Miguel Zurro, habló ayer con De Paula sobre las necesidades del equipo y ambos acordaron que es necesario reforzar cada línea con un hombre nuevo, por lo que si lo de Carrasco cuaja, el equipo buscará un mediocampista y un delantero.

El problema está servido, y es que el equipo solo cuenta con dos plazas libres –una senior y una sub 23– y si llegan tres hombres, sobra un miembro de la plantilla actual. «El que tenga que salir, saldrá. Sé que en Tercera a alguno le valía con lo que están haciendo ahora, pero la Segunda B es muy exigente y no vale con trabajar a medio gas», afirmó ayer Miguel Zurro, que, a buen seguro, no tendrá unas navidades tranquilas.