El Norte de Castilla

GRUPO I SEGUNDA B

El Guijuelo no se puede permitir el lujo de perder

Los jugadores del CD Guijuelo celebran un gol esta temporada.
Los jugadores del CD Guijuelo celebran un gol esta temporada.
  • El equipo chacinero y el Mutilvera se juegan entrar en descenso, un puesto que nadie quiere ocupar, ni a estas alturas

El cambio de imagen y de sensaciones registrado en Merkatondoa ante el Izarra, con la aparición de Jordi Fabregat en el banquillo, invita a pensar en que el Guijuelo ha tomado un camino bien diferente al que venía transitando. Pero todo eso no acabará teniendo un refrendo real hasta que el equipo no acabe ganando partidos, especialmente en el Municipal donde se ha venido dejando puntos todas las jornadas disputadas. Todas salvo una, la que le midió al Valladolid B, que continúa siendo el único partido en casa en el que ganó el Guijuelo. En todos los demás o empató o perdió. Una situación que tiene que empezar a revertir el nuevo entrenador, que para este encuentro ya podrá contar con su cuerpo técnico al completo. Tras la destitución de Mateo García y la bienvenida de Jordi Fabregat se han producido muchos cambios, aunque aún es pronto para poder saber la que será la respuesta real del grupo y hasta qué punto el equipo está capacitado para reaccionar sobre el terreno de juego, así como para imponerse al rival. En ese sentido el partido de hoy ante el Mutilvera es una buena piedra de toque, puesto que en él se miden dos equipos con una importante necesidad de puntos y ambos saben que el que pierda puede caer al pozo del descenso. Una responsabilidad a la que, en el caso del Guijuelo, se le une la apremiante necesidad de reencontrarse con un identidad propia de juego y con una afición que continua deseosa de olvidarse de enfrentamientos y otras situaciones desagradables, que han marcado los últimos partidos en el Municipal. Ahora es momento de volver a disfrutar con los suyos y especialmente con las victorias de los suyos y en eso trabajan duramente, entre otros muchos, ‘los Jorges’, es decir: Jorge Hernández, el presidente, Jordi Fabregat, el entrenador y Jorge Heredia, el segundo y preparador físico, a ellos se les suman un buen número de personas que sólo piensan en cómo mejorar este equipo y cómo hacer para que el club ascienda puestos en la clasificación de esta Liga.

En lo deportivo, para este partido el Guijuelo recupera a Álvaro y a Maiki, olvidadas ya sus lesiones y a Aitor Aspas, tras cumplir su partido de sanción. Por su parte perderá a Jonxa, que durante la semana ha venido arrastrando algunas molestias. Por lo tanto Jordi Fabregat cuenta con 18 jugadores a su disposición y espera, como él mismo ha reconocido, «un partido en el que pretenderemos ser protagonistas. Aún así, si las cosas no salen como tenemos previstas tendremos un plan B para contrarrestar lo que pueda proponer el rival. A pesar de todo, no me gusta dar muchas pistas de cómo vamos a afrontar los partidos, porque al final es dar a conocer muchas cosas al rival, sabiendo que hoy en día la información llega muy rápidamente a todos los lados. Pero está claro que son dos equipos que necesitan los puntos y eso se verá reflejado en el terreno de juego».

El colegiado del partido será Carlos Fernández Buergo. El asturiano es un recién ascendido a la categoría, en la que ha dirigido un total de seis partidos, en los que el equipo local ganó en dos ocasiones, en otras dos empataron y en las dos restantes se impuso el equipo visitante. Su media de tarjetas, probablemente aún no es significativa, pero es baja, ya que ha mostrado 21 cartulinas, lo que hace una media de 3,5 por partido. Por cierto, Fernández Buergo estará de estreno ya que nunca ha arbitrado ni a Guijuelo, ni a Mutilvera y no será el único porque en este partido también se estrenan en el Municipal: el Mutilvera, que nunca jugó aquí, Jorge Heredia como segundo y preparador físico del Guijuelo y Jordi Fabregat dirigiendo a los suyos en casa.

Temas