El Norte de Castilla

GRUPO I SEGUNDA B

Mateo García sí o Mateo García no

Mateo García, presenciando un partido del CDGuijuelo junto al director deportivo Chema Aragón.
Mateo García, presenciando un partido del CDGuijuelo junto al director deportivo Chema Aragón. / D. M.
  • La falta del modelo de juego buscado por el club, los malos resultados y la mala imagen de las últimas semanas vertebran las dudas sobre el técnico

El CD Guijuelo se debate entre la destitución del técnico o la ratificación del mismo. Una situación que en el día de llevó a los responsables del club a mantener una reunión hasta más allá de la media noche para determinar cuál será el futuro a corto plazo del club, que quedará resuelto en breve.

La preocupante situación, en lo deportivo que atraviesa el Guijuelo en las últimas nueve jornadas, han provocado que se enciendan las alarmas en el club, especialmente después de los últimos incidentes que han enfrentado al técnico con la grada del Municipal, con la grada del campo de Barraña en Boiro y la última semana con la grada del Hermanos Antuña de Mieres, en el partido ante el Caudal en el que Mateo García acabó expulsado.

La toma de decisiones del club ha llegado en gran parte por la falta de juego en las 14 jornadas disputadas. Desde hace años los responsables guijuelenses han apostado por un fútbol combinativo, por un equipo protagonista, a través del buen trato de balón, una fórmula que esta temporada solo se ha visto de forma esporádica en algunos encuentros y solo durante algunos minutos, salvo en el día de la victoria en casa ante el Valladolid B, en el que el Guijuelo completó un encuentro con la filosofía que este club quiere para su equipo, que por otro lado, ha confeccionado su plantilla en base a un planteamiento futbolístico que no se ajusta con lo visto en el terreno de juego, este año.

Otro de los motivos que han motivado al club a la reunión de anoche han sido los malos resultados. Este Guijuelo ha sumado 14 puntos en 14 jornadas,una dinámica que de no modificarse sólo puede llevar al equipo al descenso.

Los números de este Guijuelo son, en muchos aspectos, los peores de toda la historia del club en las once temporadas disputadas y eso pesa mucho, ahora que aún se está a tiempo de revertir la situación.

Y si a todo lo dicho se le unen los últimos enfrentamientos del entrenador con la grada en el Municipal y fuera de él, es más que comprensible que los responsables del club se han visto obligados a tomar medidas. En este sentido hay que recordar las dos últimas jornadas en casa, así como la disputada en Boiro y el encuentro del pasado fin de semana en Mieres ante el Caudal, en todos ellos la imagen del club se ha visto resentida por los enfrentamientos del entrenador con los aficionados, a lo que habría que añadir la expulsión de Mateo García en ese partido. Situaciones que por otra parte también se han podido ver reflejadas en la actitud del equipo en esos partidos y del mismo modo en los resultados cosechados.