El Norte de Castilla

«La espiral en la que nos movemos todos es vergonzosa»

Javier Rodríguez abandona la biblioteca pública junto a Francisco Serrano después de suspender la asamblea del miércoles.
Javier Rodríguez abandona la biblioteca pública junto a Francisco Serrano después de suspender la asamblea del miércoles. / ANTONIO QUINTERO
  • El presidente del Deportivo Palencia asegura que no ha dimitido y que la junta gestora constituida por un grupo de socios tras su marcha de la asamblea «no tiene validez alguna»

Javier Rodríguez no tiene ninguna intención de abandonar la presidencia del Deportivo Palencia, y no otorga ninguna validez a la junta gestora que se ha confeccionado después de la suspensión de la asamblea extraordinaria del pasado miércoles. El presidente asegura que sacar el club adelante es un reto para él y que no está dispuesto a abandonarlo, a no ser que lo determine un juez.

–Se ha formado una junta gestora. ¿Ha dimitido usted de su cargo de presidente?

–No. No sé a qué se refieren cuando hablan de dimisión tácita. Lo único que hice es suspender la asamblea porque había riesgo de altercados. De hecho, desde que empezó la asamblea hasta la finalización todo fueron problemas, empujones y malos gestos. Se palpaba en el ambiente que todo estaba orquestado.

–Pero cuando usted se fue, los asistentes a la asamblea votaron y sacaron la conclusión de que no hubo riesgo de altercados...

–Tengo el informe de la seguridad privada que hemos contratado, que se presentará también. Aquí cada uno tira por sus intereses y no son los del club, sino los de las personas y sus egos. De lo que no nos damos cuenta es que con toda esta guerra lo único que estamos haciendo es perjudicar a 24 familias, entre cuerpo técnico, futbolistas y personal del club.

–¿Y este mal ambiente en los despachos puede repercutir en el terreno de juego?

–Los jugadores lo tienen muy claro en lo deportivo. Son una piña, se abstraen de este tipo de historias, aunque no deja de afectarles fuera del terreno de juego porque al final están jugando con el futuro y el porvenir de sus hijos y de ellos mismos. Si yo fuera futbolista, daría un puñetazo encima de la mesa y saldría a la palestra para intentar que todo esto se corte.

–¿Por qué cree que este grupo de socios entendió la suspensión de la asamblea como una dimisión?

–No lo entiendo. La actuación del ‘number one’ me recordaba a un pequeño golpe de estado, pero sin sentido. Al final, aquí tendrá que decidir un juez y, mientras eso suceda,el presidente del club soy yo.

–¿Qué le han dicho sus abogados de todo esto?

–Que todo es un poco gracioso.

–Varios socios han constituido una gestora. ¿Sin su dimisión, qué validez tiene esa gestora?

–Ninguna. Además, el presidente de la gestora, a día de hoy no es socio de número porque hizo una devolución del carné y ententedemos que cuando se devuelve un carné y luego se regresa a por él, se pierde la antigüedad. Eso lo dice la ley. No lo digo yo.

–Tal vez, Juan José Salvador haya perdido su condición de socio de número, pero a usted se le acusa de no ser socio fundador y eso es necesario para ser presidente...

–Eso se ha llevado a los juzgados y será un juez el que decida. Respecto a eso no voy a decir nada. Yo tengo toda la documentación correcta para ser presidente y ellos me lo avalaron. Certificaron que yo reunía todas las condiciones para ser presidente.

–Francisco Serrano fue a la asamblea en representación de Diego Torres. ¿El secretario debería haber asistido a la asamblea en lugar de al partido?

–A Diego se le requería para una labor como trabajador del club y, como futbolista que es, es más importante que esté en un terreno de juego, siempre y cuando su ausencia se pudiera subsanar. En otras asambleas no ha estado el secretario, se ha compuesto la mesa y no ha habido ningún problema.

–¿Qué interés tiene en seguir en el puesto con todos los problemas que le está generando a nivel personal?

–Interés, ninguno. Pero la verdad que es un reto muy emocionante. Que Palencia tenga un equipo de fútbol en condiciones, e intentar recuperar esa afición que desgraciadamente no se está recuperando por los hechos que acontecen día sí y día también. Ya es un reto personal.

–¿Se celebrará una nueva asamblea para entregar la documentación que no pudieron ver los socios?

–Al club prácticamente no le consta documentación. Tenemos la contabilidad desde que han entrado el gestor y esta gente. Se ha pedido judicialmente la documentación a una persona que todos sabemos quién es. No hay libro de actas en el club, ni absolutamente nada y estamos esperando a que se deposite a través del juzgado para vez la validez que tiene esa documentación, porque puede estar manipulada por intereses varios.

–Lo que sí tienen ustedes es el contrato con Francisco Serrano. ¿Se lo enseñarán finalmente a los socios?

–Sí lo verán. La idea era leer ese contrato y se iba leer párrafo por párrafo y letra a letra, pero no dio lugar porque aquello fue un circo.

–¿Antes de ir a la asamblea tenía pensado acudir a León para ver al equipo?

–No. Entendía que la asamblea iba a durar en torno a dos horas, como todas las asambleas que estamos teniendo, y no me daría tiempo a llegar. En un medio de comunicación se dijo que el presidente incumpliría una de sus funciones porque al estar en la asamblea no iba estar en el partido. Ese día estuve en la asamblea y en el partido. Nadie puede decir que finalmente omití mis funciones.

–¿Cuándo cree que pueden desaparecer las noticias extradeportivas de la sección de deportes del periódico?

–Espero que pronto porque somos un club deportivo y lo ideal es que generemos noticias de fútbol y no de ilegalidades, gestoras y este tipo de cosas guiadas por la inquina. Hay medios que apoyan esta inquina y lo hacen de una manera constante y otros informan del día a día del club, pero hablan también de lo deportivo. No entiendo la inquina de algunos, pero creo que es muy complicado ser informador y socio fundador. Es muy difícil ir a una asamblea como medio de comunicación y acabar votando una junta gestora. Eso dice mucho de las personas.

–¿Pero si corta el grifo a algunos medios de comunicación, no coarta la libertad de información?

–No. Yo no he recibido ninguna llamada de esos medios de comunicación en los últimos meses. Contesto a los medios que me llaman porque entiendo que tienen derecho a informar. Lo que no se puede es informar de cosas que no son ciertas. Entonces, cuando se daña la imagen del club y se daña a las personas, hay que tomar alguna medida. Esa medida es que, ya que tú no contrastas la información, a partir de ahora no hace falta que la contrastes. Sigue con tus cauces, con la veracidad de tu información porque nunca se la has solicitado al club.

–La imagen que se está dando es bochornosa. Así es complicado encontrar apoyos...

–La imagen es lamentable. Este club estaba hundido y desaparecido y llegan unas personas que vienen a desarrollar un trabajo, consiguen que la plantilla cobre, esté al día y unida. No sé cuál es el problema que hay. Siento vergüenza ajena de todo esto que está pasando. Las instituciones tienen que estar diciendo que esto no es posible, que esta no debe ser la imagen que tiene que dar Palencia en el deporte.

–La vergüenza ajena responde a lo que hacen otros, pero aquí usted es parte implicada...

–A lo mejor lo he expresado mal. Es vergonzosa la espiral en la que nos estamos moviendo todos porque al final lo que hacemos es perjudicar la imagen el club y de la ciudad. Vas a muchos sitios y te pregunta todo el mundo por lo que pasa aquí.

–¿Y cómo se acaba con esta espiral?

–No lo sé. Desconozco la solución. Esto es una guerra desencadenada por una serie de personas que no proponen nada. Que vengan, pongan el dinero y que hagan lo que quieran hacer con el club y garanticen a los futbolistas y a los proveedores que van a cobrar todos los meses. Eso es lo que tienen que hacer. Crear una gestora me parece ridículo y lamentable. Es querer tapar las cosas que ha habido en este club. Pero tarde o temprano va a tener una auditoría externa e independiente, y se van a depurar todas las responsabilidades.

–¿Y quién paga esa auditoría?

–Esa auditoría la paga Francisco Serrano, la paga el grupo, como está pagando todo desde que ha llegado.

–¿En qué medida beneficia al club que ‘Smashing Rules’ sea el patrocinador principal?

–Gracias a los patrocinios el club tiene garantizado y cubierto el presupuesto. Gracias a ‘Smashing Rules’ van a estar cubiertas todas las nóminas del año.

–Con esta guerra interna que hay en el club, tal vez la solución tenga que venir desde fuera. ¿La llegada de ‘Smashing Rules’ puede hacer que se hable del club en positivo?

–Entiendo que tiene que ser así. Pero hay un grupo de personas que tiene muy claro cómo hacer girar esa espiral negativa en torno al club. Aunque, gracias a Dios, el grupo mayoritario de los socios quiere todo lo contrario: la estabilidad del club.

–¿Y por qué no fue esa mayoría a la asamblea?

–Porque la gente se cansa de todas estos circos y guirigáis. A lo mejor hay que movilizar a la gente y que vayan a la asamblea esos que van al fútbol todos los domingos y están locos por aplaudir, pero esas personas solo quieren que gane su equipo, no quieren problemas. Esta otra gente lo que está buscando es que el club desaparezca, pero no entiendo el motivo porque querer sin proponer, no tiene sentido.