El Norte de Castilla

El Deportivo Palencia recibe media docena de goles en su visita al líder

Zapata golpea al balón en busca de un gol que no llegó.AGENCIA LOF
Zapata golpea al balón en busca de un gol que no llegó.AGENCIA LOF
  • La Cultural Leonesa vapulea a los morados en un partido desastroso

Hay días que es mejor que pasen rápido. Si en los despachos bajaban las aguas revueltas, en el césped, tras un viaje accidentado por las retenciones en la A-62, el Deportivo Palencia fue incapaz de hacer sombra el líder de la categoría, la invicta Cultural Leonesa.

No tardó la Cultural en generar peligro con un tres para dos que finalizó Toni con un violento remate que no encontró portería. Le tocaba al Deportivo salir con balones largos a la búsqueda de rechaces o de segundas jugadas.

Amasaba balón el conjunto de Rubén de la Barrera, ayer sancionado, frente a un Palencia que sufría cuando llegaban por el costado de Durántez, superado siempre por los constantes dos contra uno de los leoneses. Se estudiaban los dos equipos hasta que un desajuste defensivo de los de Óscar de Paula permitió a Benja remachar un centro de Gallar. Un tanto que abría el luminoso y obligaba a los palentinos a cambiar el guión para buscar las tablas. No tardó Zapata en presentarse ante las inmediaciones de Guillermo Vallejo.

Sin embargo, a perro flaco todo son pulgas, y una presión alta de la Cultural permitió el robo leonés que dio pie al penalti del segundo gol. Un forcejeo entre Héctor y Benja que habilitó a Gallar como lanzador desde los once metros. El tanto fue un mazazo para el Deportivo, incapaz de recuperarse tras el segundo gol en un penalti absurdo y polémico. Con dos de ventaja antes del minuto veinte de partido se sentía muy cómoda la Cultural, moviendo la bola de un lado a otra en busca de un nuevo desajuste morado.

Una vez más era Gallar quien trataba de estirar el equipo llegando sobre las inmediaciones de Alejandro con más intención que acierto. La réplica la daba al minuto Benja con un nuevo cabezazo en el que, de no mediar Alejandro, se hubiese convertido en el tercero de la noche. El dominio local era aplastante en el marcador y sobre el césped.

Se divertía el equipo leonés frente a un desarmado Deportivo, incapaz de llegar nunca a tiempo, siempre a remolque de una Cultural que volvía a tener otra ocasión por medio de Toni. Se divertía tocando de lado a lado, como en el tercer gol, una excelente jugada combinativa a la que Cristóbal puso el lazo en el segundo palo.

A esas alturas, el Deportivo era un equipo roto, con una línea defensiva de cinco muy adelantada, lo que daba lugar a ocasiones como la llegada que Gallar no supo finalizar en el mano a mano contra Alejandro. No le quedaba más remedio al equipo morado que salir con robo y contra rápida, siempre con Zapata como protagonista. Muy arriesgado el esquema palentino en la noche de ayer, un sistema que permitía a los leoneses hacer tres cambios de orientación y plantarse sobre el área de Alejandro.

Tras el descanso, el decorado seguía sin cambiar ni un ápice. Sólo cambiaba la frecuencia con que llegaban los goles. Los mismos protagonistas del primero de la noche, Gallar asistiendo y Benja reventando la bola entre las piernas del portero para hacer subir el cuarto. Y de nuevo, sin rival, Benja ponía el quinto gol ante un desesperado Alejandro sólo un minuto después. Como al minuto siguiente el propio Benja cazaba una jugada de Ángel Bastos por banda derecha. Con todo, lo peor, por encima del resultado, era la imagen de los de Óscar de Paula, suicidándose tácticamente, con futbolistas discutiendo entre ellos y con una dejadez y pasotismo notable.

Tras el frenesí goleador de Benja, los leoneses dieron un paso atrás y decidieron mover la bola en la zona ancha, sin arriesgar piernas y dosificando esfuerzos. Un lujo para los leoneses poder tener más de media hora de descanso frente a un desconocido Deportivo, sin garra, sin brega, sin ideas en ataque. Le bastó a la Cultural con marcar la línea en defensa y dejar languidecer el choque.