El Norte de Castilla

GRUPO I SEGUNDA B

El Guijuelo rescata un punto en el último suspiro

Pino se marcha de un rival del Coruxo.
Pino se marcha de un rival del Coruxo. / D. M.
  • El conjunto chacinero acaba empatando en casa en el último minuto ante el Coruxo gracias a un penalti dudoso

En la tarde de ayer el Guijuelo rescató un punto en los últimos compases del partido, gracias a un penalti dudoso. Esa acción les permitió sumar en un partido que tuvieron perdido durante más de 55 minutos, en el que tuvieron que igualar dos veces un marcador adverso. Sin duda un guión poco halagüeño para un equipo que necesitaba los tres puntos para tratar de abandonar los puestos de peligro. Pero es que este Guijuelo, el de Mateo García, trata de ganar los partidos utilizando casi es exclusiva un arma, olvidada en el Municipal en los últimos años, el juego directo. Al equipo le cuesta sacar el balón jugado, desplaza en largo desde zona centrales y que utiliza una velocidad más baja de lo que se necesita para ganar en esta categoría. Si a todo esto se le une, alguna que otra concesión defensiva, un tanto de nerviosismo, un poco de ansiedad y en parte, una preocupante falta de autocrítica, pues nos ofrece una receta poco deseable.

En el día de ayer el Guijuelo pudo perder el partido, con cuatro tiros a puerta del rival en la primera mitad desde el córner, pero sin metáforas, literal y con un tiro a puerta de falta y su posterior rechace, que salvó Kike Royo. Con sólo eso el Guijuelo pudo perder, gracias a los regalos que hizo a su rival, a un tedioso dominio del balón en campo propio, a un ritmo extremadamente lento y a utilizar el juego directo como casi único argumento. Y sólo salvó el partido porque, en gran medida, todo eso lo cambiaron Aitor Aspas y Raúl Ruiz, que entraron en el 67 y el 62, respectivamente.

En la primera mitad el Guijuelo antes del gol, creó peligro en un pase desde línea de centrales de Jonathan que no defendió bien el Coruxo y habilitó a Carmona, en el minuto 15, para encarar al portero Alberto, que ganó la acción.

Tres minutos después Luque lanzó una falta que obligó a despejar al portero gallego, como ya hiciera en una anterior y similar de Jonathan Martín. Tras esas acciones el Coruxo lanzó desde la esquina para marcar el primero. Gol olímpico de Antón, en el minuto 20, que tras él lanzó otros tres saques de esquina buscando el mismo premio, en las que fueron las únicas ocasiones para los suyos. Durante la primera parte y con el marcador a favor, el Coruxo se dejó hacer ante un Guijuelo que no daba la sensación de peligro, ni de agobio, ni de nada más. Un tedio que se rompió en el minuto 33 con una acción de Carmona, el más activo con diferencia, que cede a Ángel Sánchez y su pase de la muerte lo envía Jonxa a las nubes. Con el marcador en contra el Guijuelo ya no es que no inquietara es que apenas llegaba al área rival, aunque en el minuto 45 otra vez Jonathan Martín mete un pase profundo desde línea de centrales, Pino se gira en la frontal, pero su disparo no encuentra puerta. Es decir, 45 minutos, de ellos 25 con el marcador en contra y tres tiros entre los tres palos de los locales, el de Carmona en el uno contra uno y el de las dos faltas que lanzaron Jonathan, primero y Luque después.

En la segunda el Guijuelo salió muy bien, pero el apretón le duró poco más de tres minutos. El Coruxo se dejó querer y se limitó durante muchos minutos a que corriera el tiempo, ante un rival que apenas le inquietaba, esperando su momento. En estas, Camochu, en el 65, recibe un balón en área local en un error defensivo, pero el gallego la echa fuera. Con el partido frenado de nuevo, entraron Raúl Ruiz y Aitor Aspas, que le dieron otro ritmo al ataque, apareciendo en los costados. Así, en el minuto 70, Maiki deja la pelota para la llegada de Aspas que consigue el primer empate, el que provocó que el entrenador Mateo García se encarara con la grada. A partir del gol el duelo se volvió anodino, saliéndose de ese guión en el minuto 83 con una falta lanzada por Alberto García que saca, con un paradón, Kike Royo, el rechace lo recoge Hugo y vuelve a despejar el portero, salvando a los suyos. Un minuto después, en el 84, otra vez desde el córner saca Antón y el balón en una maraña de jugadores acaba dentro de la portería local con remate de Iosu, 1 a 2.

El empate

Tras el tanto los guijuelenses se reactivaron y en el minuto 88 Pino deja desde la frontal para la llegada de Raúl Ruiz, Alberto García mete la bota arriba y el balón se pierde por línea de fondo, acción que el colegiado interpreta como penalti, que lanzó Jonathan para marcar el segundo gol y rescatar un punto en el minuto 89 de partido. Es decir, segunda mitad con una doble ocasión clarísima para el Coruxo, que salvó Kike Royo y un remate de córner que colocó el dos en el casillero visitante.

En frente el Guijuelo, que fue perdiendo durante 30 de los 45 minutos de esta segunda parte, aportó un puñadito de llegadas al área, que acabaron en nada y dos disparos entre los tres palos, el primero el del gol de Aspas y segundo el del gol de Jonathan, que volvió a empatar un partido, que estuvo más tiempo perdido, que empatado y en el que el Coruxo, en palabras de su entrenador, no temió por que el resultado fuera otro que su victoria. Algo que finalmente no se dio, gracias a la eficacia local que logró marcar dos goles en dos disparos entre los tres palos.