El Norte de Castilla

SEGUNDA B GRUPO I

El Guijuelo se mete en un buen lío

Aspas disputa un balón aéreo con un jugador culturalista.
Aspas disputa un balón aéreo con un jugador culturalista. / D. M.
  • Los de Mateo García vuelven a perder y ya van cuatro semanas consecutivas, lo que les relega al descenso

Después de nueve jornadas y después de cuatro derrotas consecutivas, con sólo dos victorias en Liga, como ya veníamos anunciando, el Guijuelo se ha metido en un lío de los gordos. De los últimos siete partidos ha perdido 5, ha ganado 1 y empatado otro, sin duda una situación que de continuar, más pronto o más tarde iba a acabar con el conjunto guijuelense en el pozo del descenso, que es donde ha caído esta jornada, después de caer contundentemente ante la Cultural y Deportiva Leonesa de Rubén de la Barrera, que ganó con facilidad a los de Mateo García, por un claro 0 a 4.

Por todo ello, es evidente que la situación en la Liga es mucho más preocupante que lo que se podría extraer de las conversaciones de los que siguen al Guijuelo. Es curioso, muy curioso, mientras el equipo se desinfla en Liga semana tras semana, se habla más de si se jugará la Copa o no en el Municipal. Incluso ayer después del serio varapalo recibido por los locales, que en los últimos dos partidos en casa ha encajado 7 goles y que se ven abocados a los puestos del horror, solo se hablaba de dónde será el partido de Copa, decisión que no podrá esperar mucho más y que, a pesar de todo lo que se está vertiendo, según afirmó el presidente Jorge Hernández, «la decisión no está tomada. Convocaremos una asamblea y serán los socios los que lo decidan. Mañana voy a preguntar por el coste del Helmántico y por el coste de las gradas supletorias y todo lo demás. Y con los números reales en la mano, serán los socios los que decidan. Pero ahora mismo no hay nada decidido, por mucho que digan unos u otros».

Volviendo al partido de ayer. El encuentro se decidió en tres acciones. La primera el gol tempranero que encajó otra vez el Guijuelo, en el minuto 3, en la primera llegada visitante, Colinas mete un balón en profundidad que Toni cruza ante la salida de Kike Royo, con un toque sutil que se cuela, para colocar el uno en el marcador de los leoneses. La segunda llegó en el minuto 20 de partido y fueron unas manos clarísimas de Martínez, en el área de la Cultural que interrumpen el disparo de Ángel Sánchez. Penalti clamoroso que ni el colegiado ni su asistente quisieron ver, porque fue absolutamente claro. Y la tercera de las acciones tuvo lugar en el minuto 68 y fue la expulsión de Carles Marc, que trata de cortar un avance veloz de los visitantes y lo hace levantando en exceso la planta, sus tacos impactan contra la rodilla de Gallar y el colegiado no dudó en expulsarle, es más, el del Guijuelo casi ni protestó la acción.

Expulsión de Marc

Pues bien, si el Guijuelo se complicó, una vez más, la vida en la salida, recibiendo un gol nada más empezar. Con el penalti no señalado el partido podría haber dado un giro que no llegó, por que el árbitro no lo pitó y el encuentro se acabó rompiendo con la expulsión de Carles Marc, ya que desde ese momento la Cultural comenzó a finalizar jugadas y a ampliar un marcador, que hasta ese momento había sido de 0 a 1 y que mantenía metido a ambos en el mismo, pero con el paso de los minutos se le fue escapando a los locales de entre los dedos de la mano. Es más, a la lista de los tres momentos que marcaron el encuentro se le podría haber añadido un cuarto y último, el del minuto75, en el que el Guijuelo bota un saque de esquina, el balón acaba en las piernas de Carmona, éste golpea mal desde el punto de penalti, su envío lo recoge en área pequeña Héctor, que estampa el balón en el poste izquierdo de la portería de Guillermo y del rechace nace la contra que finaliza Toni en el 0 a 2, para romper el partido definitivamente.

Es decir, que de lo que podría haber sido el empate a uno, estando ya el Guijuelo con uno menos, llegó el golpe en la mesa de la Cultural para afianzar su victoria.

De lo que sucedió desde el minuto 75, hasta el pitido del árbitro, solo cabe destacar un final agónico de los locales, que venían como un partido serio y trabajado en el que habían tenido el empate en la mano, lo habían perdido y el rival les vapuleaba en casi cada una de las acciones que llevaban el balón al área contraria. Así llegó el 0 a 3, en el 80, con una jugada con tres toques que volvía a hacer daño, con la llegada por la derecha de Ángel que centró al primer palo para que remachara Jorge Ortí el tercero y el cuarto llegó con el tiempo ya cumplido, en el 92, con una llegada de Moreno hasta línea de fondo para habilitar, con taconazo incluido, a Gallar que envió a la red. A estas dos acciones se le podrían sumar muchas otras ocasiones que acumularon los leoneses, en los últimos 15 minutos, con un Guijuelo ya vencido.

La victoria de los de Rubén de la Barrera fue merecida, pero como se ha visto el resultado no refleja todo el potencial desplegado por unos y por otros en la mayor parte de los minutos. El Guijuelo perdió merecidamente por el gol tempranero y porque se quedó con diez en la recta final, pero durante el resto del partido se mostró serio en su trabajo y se podría decir que no estuvo mal. Otros días con mucho menos acabó ganando. Ayer hizo muchas cosas bien, pero pagó caros sus errores y la falta de gol, ante un rival que acertó en casi todo lo que hizo. En el reparto de golpes los locales acusaron más la pegada de los visitantes, mientras que la Cultural se aprovechó de las concesiones ofrecidas por el Guijuelo, que a pesar de todo no completó un mal partido, pero eso sí delante tenían a la Cultural de De la Barrera, que eso es mucho tener.