El Norte de Castilla

GRUPO I SEGUNDA B

El Guijuelo se centra en la liga sin olvidarse de la Copa del Rey

Carles Marc persigue a un rival del Lealtad de Villaviciosa.
Carles Marc persigue a un rival del Lealtad de Villaviciosa. / EL COMERCIO
  • Los chacineros se miden a la Ponferradina en el regreso de Mateo García al banquillo, sin olvidarse del partido en la competición del K.O. ante el Cirbonero

A estas alturas de la Liga aún es muy pronto para pasar apuros de cualquier tipo, pero a nadie le gusta mirar la clasificación y ver a su equipo en los puestos de riesgo, por muy pocas jornadas que se hayan disputado y más aún cuando tiene a las puertas una cita con su historia, en este caso con la Copa del Rey. Pues eso es precisamente lo que tiene entre manos el Guijuelo en estos momentos.

En Liga, en gran medida, se juega esta tarde de sábado, en el Toralín, un peligroso acercamiento a los puestos de riesgo de la clasificación y lo hace cuatro días antes del partido de la tercera ronda de Copa del Rey ante el Cirbonero y poco antes de enfrentarse a la Cultural Deportiva en el Municipal. Sin ninguna duda lo que suceda esta semana formará parte de una página de la historia del club y se recordará durante años por todos los seguidores y aficionados del Guijuelo. A pesar de todo, desde el cuerpo técnico se ha venido repitiendo en varias ocasiones que no se puede pensar en la Copa y dejar de lado la Liga. En esa misma línea se mostraba en segundo entrenador Jesús Sánchez, «el partido más importante es el de este sábado, hay que ir partido a partido y vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible cada día. Pero ahora solo podemos pensar en Ponferrada y después nos centraremos en el Cirbonero».

Para el partido de hoy el Guijuelo ha desplazado a 16 jugadores, que son todos los que están a disposición del técnico. En este sentido y sobre la posibilidad de contar con algún jugador de club, el segundo entrenador señaló, «no barajamos la posibilidad de meter en convocatoria a ningún jugador de la cantera, entendemos que sería un salto para el aún falta tiempo. Por tanto iremos con lo que tengamos y trataremos de hacer el mejor once posible para jugar ante la Ponferradina y lo mismo haremos el miércoles». Por lo tanto, se quedan en casa por lesión: Ayub, Granell, Ayala, Juliá y Álvaro, mientras que en los guijuelenses se recuperan: Héctor, Antonio Pino, Aitor Aspas y Raúl Ruiz, este último jugará con una protección para el dedo que se rompió esta semana, tras un balonazo en un entrenamiento. Además, también se recupera al primer entrenador, Mateo García, que este sábado podrá volver a sentarse en el banquillo, una vez que ha cumplido con los tres partidos de sanción que le cayeron, después de la expulsión de Villaviciosa, un aspecto que su segundo valoró así, «para nosotros que vuelva Mateo al banquillo es muy importante. Se le ha echado de menos. Somos un equipo y para nosotros el es la guía, el capitán de este barco».

Para el partido en Ponferrada, ante el número de bajas y atendiendo a que dos de ellos son centrales, lo normal sería que el Guijuelo regresara al dibujo de línea de cuatro en defensa, con Raúl Ruiz por la derecha, Jonathan Martín y Héctor, como centrales, mientras que en el lateral izquierdo podría aparecer Aitor Aspas o Ángel Sánchez. En el medio centro Carles Marc podría estar acompañado por Maiki. En línea avanzada de tres se espera a Néstor por dentro, con Luque y Jonxa en bandas. La referencia de ataque será o para Pino o para Dimas. Y por supuesto la portería estará defendida por Kike Royo.