El Norte de Castilla

«El Deportivo Palencia no se ha vendido, solo se han externalizado algunas parcelas»

Javier Rodríguez, ayer, poco antes de la entrevista.
Javier Rodríguez, ayer, poco antes de la entrevista. / Enrique Camina
  • Javier Rodríguez, el máximo mandatario del club, sospecha que hubo irregularidades en la facturación y señala a antiguos directivos como responsables

El presidente del Deportivo Palencia sale a la palestra después de una semana complicada en la que el club ha acaparado las páginas del periódico con noticias que llegaban desde los despachos. Son muchos los temas a tratar y, con la tinta fresca de la denuncia a Carlos Crespo, Javier Rodríguez responde a buena parte de ellos.

–Ha denunciado al exvicepresidente, Carlos Crespo, por apropiación indebida. ¿Se ha quedado Carlos Crespo con dinero del Deportivo Palencia de forma fraudulenta?

–Lo que yo he hecho, como máximo dirigente del club, es presentar una demanda contra este hombre porque en la campaña de socios de este año se le han entregado unas cantidades de dinero que no están justificadas, no están ingresadas en el banco, y queremos saber dónde se ha destinado ese dinero. Nada más.

–¿Y de cuánto dinero estamos hablando?

–A este señor se le han entregado unos 7.500 euros y en las cuentas bancarias solo se han ingresado 4.500, y queremos saber a qué se ha destinado esa diferencia de esa cantidad, que se le ha entregado y está firmada y reconocida por él. No estamos diciendo que se lo haya llevado, solo queremos saber dónde está ese dinero.

–Francisco Serrano comentó que dentro de las cuentas que le fueron entregadas aparecía una deuda con Carlos Crespo. ¿Ese dinero que falta puede ser para sufragar parte de esa deuda?

–Durante mi mandato no ha puesto dinero y, por lo que tengo entendido, en el mandato del anterior presidente, tampoco. No obstante, si hubiera sido así, no creo que saltarte las cuentas sea la forma adecuada de justificarte.

–El problema es que el estado de las cuentas del club no se conoce porque los libros de la contabilidad del club están en la empresa del propio Carlos Crespo...

–Ahora mismo, toda la documentación del club está en su poder. Él era el gestor económico, vicepresidente, tesorero y cobraba por ello. Es la única persona que sabe cuál es el estatus del club a fecha 4 de agosto.

–No teme que este caso pueda acabar como los ordenadores de Génova y que se pueda llegar a perder cierta información...

–Entendemos que no tiene por qué ser así. Al final, estamos hablando que lo tenemos en una empresa, que es la responsable de la documentación. No es una persona física, es una empresa y vamos a pensar todos con buena fe.

–¿Cuánto dinero cree que puede llegar a faltar en las arcas del club?

–Por lo que dijo el exvicepresidente, Carlos Crespo, él estaba haciendo una auditoría interna desde el principio del club. Sé que se lastraban problemas económicos desde el segundo año, por lo que él había sacado. Estaba auditándolo de forma interna, pero nunca llegó a presentarme la documentación ni los resultados. De hecho, sería bueno, como ha dicho el señor Serrano, hacer una auditoría para que todos los socios sepan la situación actual y tener un punto de partida.

–Francisco Serrano señala que hay gente que tiene miedo a esa auditoría. ¿A quién puede salpicar?

–Entiendo que puede salpicar a personas que han estado antes dirigiendo el club: antiguas directivas y miembros del club.

–¿Y a usted?

–¿A mí? Duermo todas las noches igual de tranquilo.

–¿El Club Deportivo Palencia declaraba todos sus ingresos antes de que usted fuese presidente? ¿Sospecha que había una ‘caja B’?

–La persona que puede responder a eso es Carlos Crespo. Entiendo que hay cosas que están en duda, como la gestión de la antigua ropa deportiva de Bemiser, que salen unas cantidades facturadas en ‘A’ y otras nos reclamaban en ‘B’, como pasó con la antigua empresa de autocares, que había una serie de irregularidades en las facturaciones. ¿Que se están reclamando cantidades que no están? Sí. En el tema de Bemiser, hay una cantidad, que son 3.000 euros en ‘A’, y hay otra, que son 6.000, en ‘B’. No lo entiendo porque eso no es declarar todo lo que tú tienes. Estás haciendo un uso fraudulento del club y esas personas que han hecho la gestión tendrán que aclararlo desde el departamento económico.

–¿Usted ha hablado Con Bemiser en torno a este tema?

–Sí. Yo hablé en su día, cuando a mí me reclamaron esas cantidades, me dijeron que la parte ‘B’ se convirtiera en ‘A’, pero yo no tenía constancia de ello. Según el club, el antiguo presidente, el exdirector deportivo y la gente que había allí, sí que se debía. Pero al no tener nada que lo justifique, te pueden decir que se les debe siete y a lo mejor son tres. Es la duda que hay.

–¿El club estaría endeudado si nadie hubiera metido la mano en la caja?

–No lo sé.Cuando llegué, lo único que había eran reclamaciones y problemas de este tipo, con empresas como Bemiser o reclamaciones de restaurantes que no se habían pagado. Lo que me he encontrado son sueldos no acordes a la situación del club ni a la masa social que había en su momento; primas pactadas por ascenso de futbolistas de hasta 6.000 euros y contratos abusivos, bajo mi punto de vista. Pero había una persona que se encargaba del apartado económico y, vuelvo a repetir, que nadie mejor que él puede indicar si el club iba por el buen camino o no.

–Alberto Villegas, el exdirector deportivo, asegura que la economía no está lastrada por las nóminas y las cláusulas de los futbolistas, sino porque usted ha sido incapaz de generar dinero. ¿Qué tiene que decir a eso?

–Se puede hacer más. Estoy completamente seguro. El clima que rodea al club no es el más adecuado para atraer ingresos. Pero cuando yo llego aquí, una de las partidas más importantes, que es la publicidad de la camiseta, está hipotecada a cero euros porque había una empresa de café que patrocinaba al equipo en Regional. No sé quién haría esa gestión, pero en Tercera División había un documento firmado que decía que se llevaría el mismo ‘sponsor’ a cero euros. Ahí tendrá que dar justificada cuenta la antigua directiva y las personas que han hecho esa gestión. Si el ambiente no es el más adecuado y encima arrastras problemas con la ‘sponsorización’, es todo mucho más complicado.

–¿Si usted llega a saber todo esto antes de tomar las riendas del club, se habría subido a este barco?

–Yo sabía parte de los entresijos. También, las personas que me pusieron ahí al frente me dijeron que estuviera tranquilo, que iba a tener todo el apoyo de ellos y luego no ha sido así. Hay que estar un poco loco para aceptar este reto con los compañeros de viaje que tuve.

–La frase ‘fuera mercaderes’ ha invadido las redes sociales y ha llegado a varios campos de España. ¿El Deportivo Palencia seguiría existiendo sin esos ‘mercaderes’?

–No me cabe ninguna duda de que el club habría desaparecido de no ser por esos a los que algunos llaman ‘mercaderes’. Lo que no entiendo es el afán de algunas personas por echar a esta gente que ha vendio, sobre todo, con el dinero por delante, con lo cual ya no tenemos el ejemplo de gestión que ha habido en Palencia otras veces. Hay que darles un margen duda y un voto de confianza. La gente que quiere que ‘los mercaderes’ se marchen no propone nada, ningún modelo de gestión ni recursos. ¿Entonces por qué quieren que se marche esta gente? ¿Qué tenemos que esconder?

–Serrano ha dicho que se marcha si en el plazo de una semana viene un nuevo gestor que le pague los 80.000 euros que dice haber puesto. ¿Cree que alguien está dispuesto a hacerlo?

–No va a venir nadie mientras exista en Palencia un grupo de oposición como el que se está haciendo: sin argumentos, sin convicción y sin razones. ¿Va a venir un empresario de Palencia a poner dinero en el equipo de ‘su pueblo’ para que a los tres días le estén pintando la cara y la inversión sea negativa para su imagen y para la de su empresa? Por eso nadie de Palencia ha querido invertir ni ayudar al club.

–Esa imagen negativa se tornó en esperanza cuando la camiseta dio la vuelta al mundo y se logró el ascenso, pero en dos semanas se fue toda esa ilusión al suelo. ¿Por qué?

–La gente y las instituciones estaban volcadas con el proyecto. Cuando parecía que habíamos conseguido que el fútbol se viera con buenos ojos en Palencia, la complejidad de este club y sus entresijos dieron la vuelta a la tortilla. ¿Por qué? Por el afán de protagonismo de personas que no construyen, que solo destruyen.

–¿El Deportivo Palencia es de sus socios o es de Francisco Serrano?

–Yo no sé de dónde sale este bulo de que el club no es de sus socios. Lo único que se ha hecho es establecer un modelo de gestión para crecer en una categoría semiprofesional y para ello hemos externalizado ciertas parcelas del club. No se ha vendido el club. Esta gente que dice esto no se acuerda de que el año pasado tuvieron una reunión con un grupo inversor que representaba a un egipcio y que estaban de acuerdo en hacer una venta encubierta del club. Estos han sido los mismos que se han reunido con Francisco Serrano hasta las 3:00 horas para decir que sí al proyecto con la condición de que yo estuviera fuera.

–¿En qué momento esos compañeros de viaje de los que hablaba antes se pasan a otro vagón y empiezan a tirar piedras al suyo?

–No lo sé. Hay ciertas personas que tienen animadversión hacia mí y eso tal vez sea fruto de que yo no he hecho lo que ellos han querido que hiciera. He tenido personalidad y he sabido tener lo que yo quería. A lo mejor el problema es que yo no he sido un juguete en manos de nadie. Las cuerdas de la marioneta no se movían como ellos querían.

–¿Cuándo piensa convocar la asamblea extraordinaria que le han solicitado?

–De las 91 firmas que se presentaron, 31 no eran válidas, pero vamos a celebrar la asamblea porque es necesaria y queremos explicar todo a los socios porque el club es de ellos. La pena es que no podemos disponer de toda la información que sería necesaria. Hacer una auditoría y presentar los resultados sería lo ideal, pero ahora no podemos y a finales de semana la convocaremos.

–¿Qué espera de esa asamblea?

–Que se aclaren las cosas y que no sea un foco de polémica, animadversión y negatividad. Vamos a explicar la situación real del club y el contrato. Es un contrato de prestación de servicios puro y duro y no tiene más. Todos los que hablan de que el contrato es una venta encubierta no saben lo que dicen porque no lo han visto. ¿Cómo se puede hablar desde la ignorancia o desde la rabia?

–El problema es que se está presentando ahora, una vez que se lo han solicitado formalmente. ¿No cree que guardar el contrato con tanto recelo genera suspicacias?

–Tampoco se han presentado contratos de cinco años de futbolistas que están hipotecando al club con las cantidades económicas que están ganando. Ni las cláusulas que dicen que aquí no puede ganar nadie más que alguno, o subidas porcentuales de un 30% en Tercera División. Eso sí que es hipotecar al club porque la entidad no está capacitada para afrontar esos contratos.

–La defensa de sus detractores es que no se genera...

–Si tienes 500 socios, no puedes gastarte 152.000 euros al año en pagar a nueve jugadores. Además, se les debía a los futbolistas 140.000 euros y el 60% de esa deuda son primas que había firmadas. Un jugador no puede cobrar 5.000 ni 6.000 euros para ascender, y en un equipo que está hecho por ascender no puede haber jugadores que cobren una prima de 2.000 euros por entrar el en ‘play off’.

–Es muy difícil que el club salga adelante en medio de una guerra. ¿Cómo se puede firmar la paz en un conflicto tan enquistado como este?

–Es muy sencillo. Me gustaría que propongan alternativas todas estas personas que no están de acuerdo con el proyecto del señor Serrano como modelo de gestión que yo he elegido, porque al final soy yo el responsable de esto. Hay que proponer, no destruir. Estamos utilizando como arma arrojadiza la empresa, pero sin proponer nada. Vamos a intentar buscar la paz, la calma social y eso será bueno para el fútbol de Palencia, para el club y para todos.

Temas