El Norte de Castilla

GRUPO I SEGUNDA B

Segunda derrota en Navarra para el CD Guijuelo

Jonxa, del CD Guijuelo, intenta arrebatar el esférico a un jugador del Osasuna Promesas.
Jonxa, del CD Guijuelo, intenta arrebatar el esférico a un jugador del Osasuna Promesas. / EDUARDO BUXENS / DIARIO DE NAVARRA
  • El conjunto salmantinose adelantó ante Osasuna B y pudo aumentar su renta pero acabó cediendo en Tajonar

Segunda derrota de la temporada para el CD Guijuelo. El conjunto chacinero, que acumula dos victorias, dos empates y dos derrotas, cayó ayer en su visita al campo de Osasuna Promesas (3-1) en un duelo que comenzó dominando e incluso adelantándose en el marcador. Eso sí, el tanto del empate del filial navarro y la lesión de Ayala trastocaron a un conjunto salmantino que lo tenía todo controlado y que en apenas catorce minutos vio como los locales le dieron la vuelta al partido. De esta forma, el CD Guijuelo cae a la décima plaza en la tabla y se mantiene con ocho puntos, quedando a tres de la zona de play-off, los mismos que le separan del puesto de promoción de descenso.

Osasuna Promesas se quedó los tres puntos en un partido que se le complicó al poco de comenzar, pero al que supo dar la vuelta ya en el primer tiempo para dominar el ritmo del juego.

El Guijuelo comenzó de la mejor forma posible al adelantarse en el marcador a los seis minutos cuando Jonathan Martín transformó perfectamente un penalti que Galarza cometió sobre Julián Luque.

Dos claras ocasiones

Apenas cinco minutos más tarde, el conjunto visitante tuvo la oportunidad de ampliar ventaja, pero el disparo de Pino tras el pase al hueco de Raúl se marchó alto. No se le podían poner mejor las cosas a los verdiblancos.

Mientras tanto, Osasuna Promesas conseguía hacerse dueño de la posesión del balón y comenzaba a acercarse al área rival. Aún así, fue de nuevo el Guijuelo quien tuvo el gol en las botas de Jorge Juliá, pero su disparo a bocajarro fue desviado por Gonzi, ayer debutante en la meta rojilla.

Justo en la jugada siguiente llegó el gol del empate local. Un magnífico centro de Aritz Eguaras fue cabeceado por Nuha al fondo de la red sin que Kike pudiera hacer nada para evitarlo.

Con el empate en el marcador Osasuna Promesas tomó definitivamente el control del partido gracias a su dominio en el centro del campo, donde Perea y Miguel Díaz superaron constantemente a sus rivales. De este modo, el filial rojillo cercó la meta defendida por Kike.

En el minuto 24 una mala entrega de Aitor Aspas la aprovechó Nuha para ceder a Barja, pero su tiro suave fue detenido sin problemas por el meta del Guijuelo. Minutos más tarde, Miguel Díaz, el capitán local, finalizó mal desde el punto de penalti una gran combinación por banda izquierda.

Finalmente llegó el 2-1 cuando Barja se adelantó a su marca en el segundo palo y remató perfectamente otro centro de Aritz Eguaras, que fue un constante peligro al sumarse al ataque desde el lateral derecho. En menos de media hora los navarros le habían dado la vuelta al marcador con un 2-1 que fue el resultado con el que se llegaba al descanso.

La lesión de Ayala

Eso sí, las malas noticias no paraban de llegar porque en el 34 se lesionó el central guijuelense Ayala en la zona de los isquios y en la zona inguinal que le podrían tener apartado de los terrenos de juego varias semanas. García metió a Piojo y tuvo que variar el sistema de tres centrales.

Ya en la segunda parte, Osasuna Promesas dio un paso atrás y defendió la renta conseguida. El Guijuelo buscó la meta de Gonzi a través de centros laterales, pero estos apenas generaron peligro a la bien plantada defensa local. Por su parte, el equipo navarro buscaba la salida rápida para marcar el gol que sentenciase el partido. Este llegó a la salida de un córner, cuando Barja aprovechó el rechace para colocar el balón en la escuadra desde la frontal del área. Desde ese momento y hasta el final, el Guijuelo buscó la meta rival con más ahínco pero sin resultados.