Real Madrid

Vallejo, el nuevo Pepe

Jesús Vallejo posa con su nueva camiseta con el presidente blanco Florentino Pérez. /EFE
Jesús Vallejo posa con su nueva camiseta con el presidente blanco Florentino Pérez. / EFE

El central maño elige la camiseta blanca con el número '3' y asegura que quiere «transmitir los valores» del portugués

JULIÁN ALÍAMadrid

La emoción del protagonista, de sus padres, y de su abuela, presentes en el palco de honor y en el césped del Santiago Bernabéu, marcó este viernes la presentación del defensa maño Jesús Vallejo como nuevo jugador blanco. El joven central fue fichado en 2015 por el Real Madrid pero permaneció un año en el Zaragoza y otro en el Eintracht de Frankfurt en calidad de cedido. Capitán del Zaragoza con sólo 18 años, campeón de Europa con la sub-19 y subcampeón con la sub-21 en el reciente campeonato celebrado en Polonia, hizo un parón en sus vacaciones para su puesta de largo, en la que se le vio nervioso y siempre con los ojos vidriosos.

Vallejo agradeció la confianza depositada en él por el que considera el «mejor club del mundo», y que espera poder devolvérsela en un futuro. En un día tan especial tuvo unas palabras para sus padres, amigos, abogado y novia, que no pudo asistir a la ceremonia.

Más información

«Sé que esto no ha acabado, me queda mucho camino. Con los valores de la humildad, trabajo, esfuerzo y sacrificio que mis padres me han inculcado desde el pequeño, espero estar aquí muchos años. Voy a darlo todo por este escudo y este camiseta», dijo un refuerzo que se incorporará a la pretemporada el próximo día 21, cuando volará a Estados Unidos con el presidente, Marco Asensio, Marcos Llorente y Borja Mayoral.

Posteriormente, el nuevo jugador del Real Madrid, que se declaró «orgulloso y responsabilidazo» por este nuevo reto, posó con su nueva camiseta con el número ‘3’ que había dejado vacante Pepe y bajó al césped del Santiago Bernabéu tras enfundarse el uniforme blanco.

Ya en la sala de prensa, Vallejo reconoció que él fue quien escogió el dorsal de Pepe al saber que estaba libre. «Lo he elegido yo con orgullo e intentaré transmitir los valores de Pepe. Siento una satisfacción tremenda». Se parece a Pepe en que ambos son rápidos y se colocan bien para arreglar los desajustes de laterales o pivotes, pero a día de hoy Vallejo es mucho menos duro que el veterano internacionan luso.

Cuando se le insistió en si le pesa sustituir a un jugador como el portugués, que ha permanecido diez años en el Real Madrid antes de recalar en el Besiktas, contestó como un veterano: «Lo del peso de la camiseta es la presión que se pueda poner cada uno, yo no me la pongo», afirmó.

Asimismo, expresó que el método que emplea Zinedine Zidane, a quien todavía no conoce personalmente, «es algo positivo. Hace que todo el mundo esté enchufado y con ganas de salir al campo» y que se ve preparado para luchar por la titularidad del Real Madrid.

«Todos debemos pensar así. Yo quiero dar lo máximo de mí, estar al servicio del equipo al ser un deporte colectivo, y que sea el míster el que decida», desgranó el joven jugador.

La presentación comenzó con la proyección de un vídeo con algunas de sus mejores jugadas, tras el que tomó la palabra el presidente del club blanco, Florentino Pérez, quien reconoció que «estamos trabajando desde hace tiempo en el perfeccionamiento de nuestro equipo y vamos a intentar seguir agigantando el palmarés».

«Desde hace unos años el Madrid viene incorporando a jóvenes jugadores con personalidad y un talento descomunal. Jesús Vallejo es uno de ellos. Tiene calidad para formar parte del primer equipo», añadió el presidente, quien le dio la bienvenida con la frase «¡cuida la pelota y a ganar!, como diría Alfredo Di Stéfano». Por último, el dirigente hizo hincapié en la valía del jugador, destacando su capitanía en el Zaragoza y su buen año en la Bundesliga, donde consiguió alcanzar la final de Copa. «Este estadio es tu casa y este escudo el símbolo que debe guiarte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos