Real Madrid

El campeón de Liga y Champions sale a escena

Theo y Florentino Pérez, durante la presentación del lateral. / Javier Soriano (Afp)

Con jóvenes sobradamente preparados como Marcos Llorente, Vallejo, Theo o Ceballos, Zidane tiene trabajo con los descartes

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El Real Madrid inició este lunes, con los preceptivos reconocimientos médicos, la pretemporada del que habrá de ser el curso más exigente para el vigente campeón de Liga y de Champions, con seis títulos en juego y la condición de enemigo a batir a que obliga el extraordinario desempeño de la campaña precedente. Dicen que lo más difícil no es llegar, sino consolidarse, y a ello se consagrará un plantel rejuvenecido con tres incorporaciones ya confirmadas y otra más al caer que fuerzan a aligerar el equipaje por mucho que Florentino Pérez asegurase que le gustaría que continuasen todos. Pese a los deseos públicos del presidente y la firme determinación de Zidane de seguir aplicando la política de rotaciones que tan grandes resultados le dio la temporada anterior, todos no caben, y la cuestión ahora es si Morata y James verán satisfechos sus anhelos de cambiar de aires en busca de los minutos que se les negaron.

El español y el colombiano cumplieron con el trámite del reconocimiento en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, pese a que la intención de ambos es que a estas alturas estuviese cerrado su destino. A punto tenía las maletas el madrileño para emprender rumbo a Manchester, pero el United acabó decantándose por el belga Lukaku, harto del tira y afloja con el Real Madrid, que pide 90 millones por el '21', autor de 20 goles y dos asistencias en los 43 partidos que disputó la pasada campaña. El Chelsea es ahora su mejor opción, al ser una petición expresa de Antonio Conte, quien ya le tuvo a sus órdenes en la Juventus.

Resuelto el asunto de la delantera, los 'red devils' pujan por el cafetero, vencidas las reticencias iniciales de José Mourinho, al que han acabado convenciendo los notables números del '10'-11 goles y 12 asistencias en 33 partidos el curso anterior- y que tendría precisamente libre ese dorsal que le obliga a portar su contrato con Adidas tras el regreso de Wayne Rooney al Everton. El PSG, el Chelsea e incluso el Bayern de Múnich de Ancelotti, con el que vivió sus mejores días en el Real Madrid, también están interesados en hacerse con sus servicios, pero la entidad de Concha Espina, que desembolsó por él 80 millones en 2014, no está dispuesta a desprenderse del futbolista por menos de 70. Otro que podría salir es Danilo, objeto de deseo de Juventus y Chelsea, y por el que en Chamartín se piden 30 millones, los mismos que costó hace dos años.

Savia nueva

A la espera de que se confirmen o no esas salidas, el Real Madrid cuenta con 24 futbolistas en su plantilla, tras presentar el pasado viernes a Vallejo, heredero del '3' de Pepe y que partirá como teórico cuarto central tras cumplimentar con nota un año de cesión en el Eintracht de Fráncfort pero en el que hay depositadas unas enormes esperanzas de cara al futuro derivadas de su velocidad, seguridad y madurez pese a contar 20 años. Este lunes fue el turno de Theo, adquirido al Atlético de Madrid a cambio de 28 millones de euros más dos en variables y que derribó la puerta con el Alavés. Su potencia, profundidad por la banda y golpeo de balón le convierten en uno de los laterales con un futuro más prometedor del continente. El francés seguirá compartiendo vestuario con Marcos Llorente, que será a Casemiro lo que Theo a Marcelo, esto es, un recambio de plenas garantías en dos posiciones en las que el Real Madrid carecía de ello.

El hijo de Paco Llorente es un auténtico pulmón en el medio que a la condición de extraordinario recuperador aúna la virtud de organizador y al que, según preconizaba Pellegrino, su técnico la temporada pasada en el Alavés, sólo le falta medir un poco mejor los esfuerzos. Tiene un hambre voraz que ya le convirtió en imprescindible para Celades en la sub-21, con la que se proclamó subcampeón del reciente Europeo, donde fue titular junto a Vallejo y Marco Asensio. Estatus que también se ganó con el devenir del campeonato Ceballos, la pieza que completará un centro del campo de lujo una vez que se cierren los últimos flecos del acuerdo con el Betis. El utrerano protagonizó uno de los culebrones del verano al ser pretendido tanto por el Madrid como por el Barça, pero acabó decantándose por el campeón de Liga cuando se le garantizó su inmediata incorporación. En la 'casa blanca' le ven como el heredero de Modric.

Apagado el incendio desencadenado por la supuesta intención de Cristiano Ronaldo de marcharse del club a causa de sus problemas con la justicia española -salvo sorpresa mayúscula, el luso seguirá ligado a la entidad-, sólo una pieza podría alterar el puzle. Florentino Pérez no ha ocultado su gusto por Kylian Mbappé, a quien también corteja el PSG y cuya marcha del Mónaco probablemente le convertiría en protagonista del traspaso más caro de la historia. La pelea por el galo amenaza con prolongarse hasta bien entrado agosto, y su aterrizaje en la capital española podría amenazar la existencia de la hasta ahora intocable BBC.

Mientras la nueva joya del fútbol europeo sigue meditando su futuro, el Real Madrid pondrá este martes rumbo a Los Ángeles para iniciar su gira por Estados Unidos, que se prolongará hasta el 3 de agosto. En el avión no estará Cristiano Ronaldo, que apura sus vacaciones tras disputar la Copa Confederaciones con Portugal, ni los internacionales sub-21. Se librarán del intenso trabajo físico preparado por Antonio Pintus previo a los encuentros de la Internacional Champions Cup -con Manchester United, Manchester City y Barcelona como rivales- que servirán como preparación para los dos primeros títulos que se pondrán en juego: la Supercopa de Europa que medirá el 8 de agosto al cuadro de Zidane con el United de Mourinho en Skopje (Macedonia) y la Supercopa de España en la que tendrá como adversario al Barça los días 13 y 16 de ese mismo mes.

Fotos

Vídeos