categorías inferiores

El Celta, en búsqueda de futuras estrellas en la Serbia profunda

Nemanja Radoja, centrocampista serbio del Celta, ante el Valencia.
Nemanja Radoja, centrocampista serbio del Celta, ante el Valencia. / EFE
  • El club vigués organiza un campus en Veliko Gradiste, una pequeña ciudad del país balcánico, para niños de entre 9 y 15 años

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Nemanja Adamovic tiene 13 años y juega en el club Pinkum, en Veliko Gradiste, una pequeña ciudad en la Serbia profunda, cerca de la frontera con Rumanía, y su sueño es convertirse en una estrella del fútbol internacional.

El joven delantero es solo uno de una veintena de niños serbios que participan esta semana en un campus de talentos organizado por la escuela de fútbol del Celta de Vigo. "Los entrenamientos exigen mucho esfuerzo. Pero son muy atractivos y se aprende un nuevo enfoque de juego", cuenta el chaval, para quien "el fútbol es todo".

Jugadores como Nemanja, que sueña con ser profesional un día, son los que busca el Celta de Vigo. "Tenemos dos grupos, uno de nueve niños y otro de 12, repartidos por edades. Trabajamos durante cuatro horas por la mañana en cuatro áreas diferentes", explica Diego García Sarabia, monitor del campus. Se trata la técnica futbolística, la coordinación, la finalización y el espíritu de competición.

Los niños tienen entre 9 y 15 años y provienen de esta región agrícola, situada a orillas del río Danubio. Los jóvenes se entrenan con enorme entusiasmo, motivados por los técnicos enviados por el club gallego.

Zoran Jovanovic tiene 15 años, es fanático del Real Madrid y tiene solo un sueño: "Ser un futbolista famoso". "Aprendemos mucho. Es una importante experiencia", cuenta el joven centrocampista del Presing, otro club de la zona. "Los entrenadores del Celta saben cómo distribuir nuestras energías y fuerzas, no nos cansamos para nada en las cuatro horas de entrenamiento", asegura.

Los entrenamientos, que comenzaron el pasado lunes, se realizan de aquí al viernes en el pabellón local de deportes, ya que las bajas temperaturas del duro invierno balcánico y la intensa lluvia no permiten jugar al aire libre.

El "secreto" de la escuela del Celta es "trabajo, dedicación y cercanía", dice García Sarabia. "Tenemos una línea de trabajo que apuesta por el balón, por el buen juego. Esta filosofía la queremos trasladar también fuera de España", señala.

Marcos Alonso Rial, otro entrenador del campus, afirma que la escuela del Real Club Celta de Vigo "está en uno de sus mejores momentos" gracias al excelente trabajo de su primer equipo.

Con los pequeños serbios tratan de buscar un trabajo "dónde se sientan parte importante del juego, donde su capacidad en relación con el balón sea la mayor posible", asegura el entrenador.

"Para eso buscamos tareas desde globales a más analíticas, pasando por todos los niveles de complejidad" para conseguir que el pequeño jugador "se sienta siempre cómodo con el balón", explica.

El enlace con Serbia se debe a Milorad Ratkovic, antiguo centrocampista y actual 'ojeador' del Celta. Explica que el campus de Veliko Gradiste "en miniatura, dadas las condiciones meteorológicas", es el inicio de una cooperación que podría continuar en verano.

"Estamos muy contentos porque se ha despertado el interés entre los niños de por aquí por el Celta", manifista Ratkovic, quien jugó en el Celta entre 1992 y 1998, antes de pasar un año en el Sevilla, en el que terminó su carrera.

"Deseamos promover el club para que los niños serbios sepan lo que es el Celta de Vigo y que ha habido allí muchos serbios. Serbia es el tercer país que más futbolistas ha dado al Celta, después de Brasil y Argentina", destaca.

También Sasa Stevic, responsable del club que lleva el nombre de la ciudad, Veliko Gradiste, asegura que este es "sólo un primer paso" en la cooperación con el Celta y que "el interés ha sido grande".

Temas