El Norte de Castilla

JORNADa 18

El desafío de los tres partidos

Sampaoli y Zidane se saludan en el partido de ida de Copa.
Sampaoli y Zidane se saludan en el partido de ida de Copa. / Gerard Julien (Afp)
  • Real Madrid y Sevilla volverán a experimentar el domingo la dificultad de superar a un rival que ha tenido tiempo para calar a su adversario

Real Madrid y Sevilla se verán las caras el domingo por tercera ocasión en doce días, una reiteración de choques que añade morbo a un encuentro que precisa de pocos alicientes adicionales al medirse el líder frente al segundo clasificado de la Liga. Y es que a Zinedine Zidane y Jorge Sampaoli las complicaciones se les multiplican. A la dificultad que ya de por sí entraña doblegar a equipos en semejante estado de gracia como el que presentan madridistas e hispalenses se suma al desafío de sorprender a un rival que acaba de disponer de 180 minutos para calar al adversario. El último ejemplo se produjo esta misma semana, cuando Las Palmas se impuso por 2-3 en el Vicente Calderón al Atlético de Madrid en el que fue el tercer enfrentamiento entre los de Quique Setién y los del Cholo Simeone en menos de un mes. Los rojiblancos habían vencido en los dos anteriores -1-0 en la decimosexta jornada de Liga gracias a un zapatazo desde fuera del área de Saúl en la segunda parte y 0-2 en la ida de octavos de Copa del Rey disputada en el Estadio Gran Canaria, tantos firmados por Koke y Griezmann-, pero no pudieron hacerlo a la tercera, al empatar primero Livaja en el minuto 88 y marcar posteriormente en el 92 Mateo García cuando los del Manzanares daban casi por descontado el triunfo.

En Chamartín también son conocedores del desgaste que produce toparse varias veces con el mismo equipo en un corto espacio de tiempo. Los resultados de tamañas batallas son dispares. La temporada 2014-2015 arrojó un aluvión de derbis capitalinos. Hasta en ocho ocasiones se batieron Real Madrid y Atlético en aquella campaña. La veda la abrió en agosto la Supercopa de España, que se llevaron los rojiblancos tras empatar a 1 en el Santiago Bernabéu y vencer 1-0 en el Calderón. Volvieron a cruzarse el 13 de septiembre en la tercera jornada de Liga, cuando los de Simeone asaltaron el feudo blanco con goles de Tiago y Arda Turan que dejaron sin efecto el penalti anotado por Cristiano Ronaldo. Ambos conjuntos se citaron también en los octavos de Copa del Rey, una eliminatoria que registró la victoria del Atlético en la ida disputada el 7 de enero en el Calderón (2-0) y un empate a dos en la vuelta en el Bernabéu el 15 de ese mismo mes. El 7 de febrero los colchoneros le endosaban a los merengues un humillante 4-0 en la vigesimosegunda jornada de Liga, tras sacar los colores a una zaga en la que Varane y Nacho conformaron la pareja de centrales. El equipo que por entonces dirigía Carlo Ancelotti se desquitó luego en los cuartos de final de la Champions al empatar el 14 de abril a cero en el Calderón y vencer en el Bernabéu con un gol de 'Chicharito'.

Saúl marcó con esta chilena el segundo en la goleada del Atlético frente al Real Madrid en el Calderón en la 22ª jornada de la Liga 2014-2015.

Saúl marcó con esta chilena el segundo en la goleada del Atlético frente al Real Madrid en el Calderón en la 22ª jornada de la Liga 2014-2015. / César Manso (Afp)

En cinco ocasiones se enfrentaron Real Madrid y Atlético durante la campaña 2013-2014. El choque que ha quedado grabado en la mente de todos los aficionados fue el que dio la 'décima' a los blancos en Lisboa. Pero con anterioridad a ese encuentro del 24 de mayo de 2014 ya habían cruzado sus caminos el 28 de septiembre de 2013, cuando los rojiblancos se impusieron en el Bernabéu en la séptima jornada de Liga con un tanto de Diego Costa. El 5 de febrero de 2014 tuvieron una nueva cita en el coliseo madridista en las semifinales de la Copa del Rey que acabó con victoria local por 3-0. Una semana después, el conjunto de Ancelotti se impuso en el Calderón por 0-2. Y el 2 de marzo, también en el estadio rojiblanco, firmaban tablas (2-2). El tercer golpe consecutivo se resistió. El Real Madrid hubo de medirse esa misma temporada con otros dos adversarios reincidentes. Con Osasuna registró un empate y dos victorias en un mes -Liga y Copa-, e hizo pleno frente al Espanyol en el espacio de 16 días con tres triunfos por la mínima.

Durante la campaña 2012-2013, los blancos tuvieron también otros dos asiduos. Empataron con el Barça en la ida de las semifinales de Copa (30 de enero de 2013) y vencieron en la vuelta disputada en el Camp Nou (26 de febrero). El 2 de marzo, volvían a medirse en Liga, choque resuelto con victoria local por 2-1 en el Bernabéu. Similar desempeño tuvieron frente al Valencia, conjunto ante el que lograron dos victorias y un empate entre el 15 y el 23 de enero de 2013.

Cristiano Ronaldo celebra el gol que le dio al Madrid la Copa en la final disputada frente al Barça el 20 de abril de 2011.

Cristiano Ronaldo celebra el gol que le dio al Madrid la Copa en la final disputada frente al Barça el 20 de abril de 2011. / Manuel Bruque (Efe)

Aunque probablemente la palma en cuanto a intensidad se la lleve lo sucedido en la temporada 2010-2011, cuando Madrid y Barça se enfrentaron cuatro veces entre el 16 de abril y el 3 de mayo. Comenzaron empatando a 1 en el choque liguero disputado en el Bernabéu. Los blancos se impusieron cuatro días después en la final de Copa que tuvo como escenario Mestalla con un tanto de Cristiano Ronaldo en la prórroga. El conjunto que entrenaba Pep Guardiola se tomó la revancha una semana más tarde, ganando 0-2 en la ida de las semifinales de la Champions. Cerró la serie un empate a 1 en el partido de vuelta disputado en el Camp Nou.

Por el momento, Zidane le lleva ventaja a Sampaoli, tras la victoria de los blancos en la ida de octavos de la Copa del Rey por 3-0 en el Bernabéu y el empate cosechado en el Sánchez Pizjuán el jueves (3-3). Habrá que ver si al argentino aún le quedan variantes con que sorprender al galo para poder clamar que a la tercera sí va la vencida.