REAL MADRID

Zidane prepara el clásico con Casemiro

Casemiro, con gorro, en un reciente entrenamiento del Real Madrid.
Casemiro, con gorro, en un reciente entrenamiento del Real Madrid. / EFE
  • El mediocentro brasileño reaparecerá el miércoles ante la Cultural tras dos meses y medio de baja

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Con el pasaporte a octavos de final de Copa asegurado tras el 1-7 de la ida, el Real Madrid recibirá este miércoles a la Cultural Leonesa en un trámite que, con vistas al clásico de tres días después en el Camp Nou jugará Casemiro, según anunció Zinedine Zidane tras la sufrida victoria liguera ante el Sporting. El técnico francés comenzará así a preparar el duelo contra el Barça con el centrocampista brasileño que ha estado dos meses y medio de baja a causa de una fisura en el peroné y se ha perdido los últimos 14 partidos del Real Madrid, nueve de ellos en la Liga, aunque más allá de los goles encajados, su ausencia no ha impedido al equipo blanco acumular ya 31 partidos sin perder, para igualar su mejor racha.

Zidane justificó que Casemiro no jugó el sábado contra el Sporting porque hizo «otros cambios» (Marco Asensio por James, Marcelo por Sergio Ramos e Isco por Kovacic, que se resintió de un golpe), aunque el entrenador madridista asegura que «no es preocupante». En cualquier caso, según garantiza Zidane, «Casemiro ya estaba dispuesto para jugar, el miércoles lo hará, porque es lo normal, y el sábado estará con todos», aunque, lógicamente, no quiso desvelar si el brasileño que otorga equilibrio será titular o no contra el eterno rival.

Casemiro se probará el miércoles frente a una Cultural en un partido de mínima exigencia y gana enteros para ser alineado en el sistema 4-4-2 (contra el Sporting) o 4-2-3-1 (frente al Atlético) que tiene previsto diseñar Zidane en el Camp Nou. El mediocentro brasileño podría acompañar de nuevo en la medular a Modric, que es irremplazable. En la banda derecha podría repetir Lucas Vázquez y en la izquierda la incógnita es saber si volverá a apostar por James después de su discretísimo partido ante el Sporting o recurrirá de nuevo a Isco, que brilló en el Calderón como mediapunta.

Aunque a Casemiro no se le ha echado tanto en falta como antes porque Kovacic ha cumplido en su rol, hay que destacar que dos de los tres partidos que ha jugado esta temporada el Real Madrid con el brasileño han acabado con la portería a cero para los blancos, frente a la Real Sociedad y el Espanyol. Casemiro otorga al Real Madrid el plus defensivo necesario para asegurar el control en el centro del campo y evitar que el líder de la Liga conceda tantas ocasiones al rival. Su larga lesión, unida a las de Modric y Kroos, y recientemente a la de Bale, ha provocado que Zidane haya llevado a cabo diferentes experimentos en un equipo que, hasta que visitó el Calderón, siempre jugó con el habitual 4-3-3, casi siempre con Isco en el once, por delante de un James que el sábado reapareció en el once pero, en muy baja forma, no convenció a nadie.