El Norte de Castilla

PRIMERA DIVISIÓN

Enrique Martín: «No juzgo la decisión de la junta pero no tengo un corazón de madera»

Enrique Martín, en su evento de despedida a Osasuna.
Enrique Martín, en su evento de despedida a Osasuna. / EFE
  • El ya extécnico rojillo se ha mostrado disconforme con las formas de la directiva de Osasuna al comunicarle su despido

Enrique Martín, destituido como entrenador de Osasuna hace una semana, ha afirmado hoy que no es quien para "juzgar la decisión de la junta directiva", pero ha subrayado que no tiene un "corazón de madera", en referencia a la forma en la que se le comunicó el cese en su actividad.

Martín fue destituido por vía telefónica, a través del director deportivo, Petar Vasiljevic, cuando el pasado lunes había ido a Madrid a representar al club en la entrega de unos premios.

"No soy quien para juzgar la decisión de la junta. No vengo de los infantiles. Estoy en el mundo profesional y dependemos de los resultados, con naturalidad. Los resultados mandan, pero hombre...Uno no tiene el corazón de papel, de madera. Lo tiene así de grande, de rojo hasta la saciedad", ha declarado.

El técnico navarro, que ha comparecido durante una hora en la sala de prensa del estadio El Sadar, le ha deseado "toda la suerte del mundo" a Joaquín Caparrós, su sustituto en el banquillo 'rojillo', y se ha despedido de Osasuna agradecido a diferentes sectores del entorno del club, después de subrayar la "brutal" experiencia sentimental durante los últimos 18 meses.

Martín, que ha preferido mantener silencio durante una semana desde su destitución, concluyó el lunes su tercera etapa en el banquillo navarro, en el que entre sus principales méritos están la salvación del descenso a Segunda B en dos ocasiones (temporadas 1996/97 y 2014/15) y el ascenso a Primera de la pasada campaña.

El navarro fue destituido en el parón liguero tras la undécima jornada, con el equipo en penúltima posición, pero a solo tres puntos de la permanencia, cuando el presidente osasunista, Luis Sabalza, había asegurado dos semanas antes que mantendrían la confianza en Martín siempre que Osasuna estuviera "a tiro" de permanencia.

Martín ha optado por no valorar la decisión de la junta directiva, pero se ha mostrado dolido con las formas, cuando estaba regresando en coche de Madrid: "Me faltó poco para darme contra un pretil", ha indicado.

El ya exentrenador osasunista no ha querido enjuiciar la declaraciones de Sabalza en las que decía mantener su confianza en Martín hace dos semanas y ha desvelado que solo un directivo ha hablado con él, mediante whatsapp, desde su destitución.

Ha señalado que cerró su finiquito el pasado viernes "de buen rollo" con el gerente del club, Ángel Ardanaz, y el asesor externo de la directiva, Fran Canal, mientras que se ha mostrado partidario de dejar el club aunque le ofrecieran un cargo en la entidad.

"Lo mejor es que corra el aire. De momento, tranquilidad. El club sabe dónde estoy. Voy a seguir sintiendo los colores estando fuera", ha dicho Martín, quien al ser preguntado por si se ha sentido querido por la directiva ha comentado que entiende que sí pero "eso habría que preguntárselo a ellos".

También preguntado por si se ha sentido decepcionado con alguna persona del club o alguien que le haya sorprendido positivamente, Martín ha dicho que hay "gente que te sorprende para bien y para mal".

Tras la victoria del equipo en Eibar, la única que ha conseguido Osasuna esta temporada, Martín denunció que tenía un "grupo de acosadores" que estaban tratando "cepillárselo", sin decir sus nombres, aunque después precisó que no se trataba ni de la prensa ni de la afición.

A este respecto, Martín tampoco ha sido claro esta mañana y ha dicho que "son los mismos que acosaron a Mendilibar, Cuco, Javi Gracia, Camacho". "Da igual el entrenador que esté", ha apuntado.

Temas