El Norte de Castilla

Fútbol

Los hijos de Zidane pueden volver a jugar en la cantera del Real Madrid

La sede del Tribunal de Arbitraje Deportivo.
La sede del Tribunal de Arbitraje Deportivo. / Reuters
  • El TAS concede al club blanco la cautelar por la sanción de la FIFA y permite que los menores afectados sigan en Valdebebas

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) concedió este viernes la medida cautelar solicitada por el Real Madrid en su recurso contra la sanción de la FIFA por irregularidades cometidas en las incorporaciones de jugadores menores de edad. Este fallo provisional significa sólo que las jóvenes promesas que se vieron afectadas podrán jugar de inmediato en sus respectivos equipos de la fábrica merengue.

El club blanco decidió llegar hasta el más alto tribunal deportivo después de que el pasado 8 de septiembre la FIFA rechazara su apelación en primera instancia contra la prohibición de fichar jugadores hasta enero de 2018, por «infringir el reglamento sobre el traspaso de menores». Una condena que también se le aplicó al Atlético de Madrid por idéntico motivo.

La normativa de la FIFA prohíbe a los clubes europeos la contratación de menores de edad extranjeros, un límite que baja a 16 años en el caso de jugadores del continente donde esté inscrito el club en cuestión.

La entidad que preside Florentino Pérez se dirigió al TAS para solicitar «la revocación íntegra» del castigo de la FIFA, que supone la imposibilidad para el equipo blanco de inscribir jugadores durante dos ventanas de fichajes, las del invierno y verano próximos.

En una nota escueta emitida en la web oficial del club, se informa de esta resolución cautelar que supone un triunfo parcial en los despachos del Santiago Bernabéu. Sin embargo, en el comunicado no se especifica si el fallo del TAS afecta también a la prohibición de fichar.

José Ángel Sánchez, director general del club, ya dijo en su día que estaban convencidos de que les asiste toda la razón jurídica y que el TAS les iba a dar la razón porque no habían cometido irregularidades.

En el caso del Real Madrid, la FIFA investigó la situación de 51 menores extranjeros y españoles no de origen. Tras una primera criba, el expediente se refirió a 39 futbolistas. Y al final, la sanción se determinó por ocho en concreto. La FIFA no hizo pública su identidad, pero Sánchez sí reflejó algunos casos extraños: «El castigo fue por los hijos de Zidane, Enzo y Luca, ambos del Castilla, y por el hermano de Ezequiel Garay, ahora en el Juvenil B», reveló.

Al tratarse de jugadores que han crecido y han desarrollado su labor deportiva junto a sus familias, y en un entorno aparentemente adecuado para su formación, los servicios jurídicos del Madrid elaboraron un recurso muy contundente para tratar de demostrar que existen contradicciones en el fallo de la FIFA.

De momento, esta decisión del TAS permite liberar a los cuatro hijos de Zidane, todos en la cantera de Valdebebas, a Benja Garay, a Achraf, lateral derecho de ascendencia marroquí pero nacido en Madrid que juega en el Castilla, y a Mircea Alexandru, jugador de origen rumano nacido en Alcalá de Henares que pertenece al Madrid C, entrenado por el exfutbolista Álvaro Benito.

A partir de ahora, es fundamental esperar hasta la sentencia firme del TAS, que, como ya le ocurrió al Barcelona hace dos años, se espera aproximadamente para diciembre. Será entonces cuando Real y Atlético sepan, definitivamente, si pueden fichar o no a partir de enero de 2017.