Final

Rudi García: «Tener más descanso es una ventaja»

Rudi García, entrenador del Olympique de Marsella./
Rudi García, entrenador del Olympique de Marsella.

El técnico del Marsella reconoció que le «decepciona que Simeone no pueda estar en el banquillo, es un ganador nato»

RODRIGO ERRASTIEnviado especial a Lyon

El técnico del Olympique de Marsella, Rudi García, lleva unos días de máxima emoción aunque él no necesita mucho para agitarse. Algunos le acusan de ser demasiado pasional en la banda, como Simeone, con el que comparte el gusto por la presión alta y la intensidad en el césped. «El Atlético es un equipo muy sólido, es la mejor defensa de la Liga española y tiene atacantes excepcionales, Costa y Griezmann son los ejemplos más visibles. Es posible que tengamos similitudes, tenemos carácter y lo hemos mostrado en nuestro campeonato y en la Europa League. Les vemos a ellos con respeto, es uno de los grandes de España. Son noventa minutos y todo parece más posible en este tiempo».

Quiso destacar e insistir que «el Atlético ha jugado tres finales en los últimos seis años y cuando nosotros jugamos la clasificatoria ellos jugaron la Champions. Han ganado finales, tiene experiencia pero nosotros también, con experiencia. También jugadores jóvenes, no acostumbrados a estas citas. Lo importante es estar serenos, listos, con tranquilidad....», avisó.

El preparador, en su segundo curso en el banquillo marsellés, recuerda que «llegar hasta la final no es un éxito, ya que no nos da la clasificación directa para la Champions» y por eso pide ganar a su plantilla, a la que tiene al completo disponible. Por eso sus jugadores saldrán «al principio, a mitad de partido y al final» con concentración ante un rival como el Atlético. «Sabemos que el encuentro puede durar más de noventa minutos. Lo importante es centrarse en el juego y asegurarnos de que no tendremos nada que reprocharnos al final del encuentro».

El entrenador, que logró un doblete del Lille en la 2010-11 en un equipo con Rami y Hazard antes de completar dos subcampeonatos de la Serie A consecutivos con una Roma en la que hizo diez victorias consecutivas en 2013, medita poner tres centrales para frenar a Diego Costa y Griezmann. «Es posible, nos adaptaremos a lo que sea. No sé si jugaremos con dos centrales, con una línea de tres atrás... Se verá en el encuentro», dijo antes de reconocer estar «un poco decepcionado por el hecho de que mi homólogo (Simeone) no pueda estar en el banquillo. Es muy complicado verse privado de estar al lado de sus jugadores. Se podía encontrar otra manera de sancionar que no fuera sacar al entrenador de su área técnica. Simeone es un ganador nato y les ha convertido en uno de los clubes más grandes de España. Desde hace diez años el Atlético es un actor principal del fútbol europeo».

Rudi es hijo de Pepe, un almeriense apasionado del ciclismo (puso el nombre a su hijo por su pasión por el alemán Rudi Altig, ganador de la Vuelta del 62) que emigró a Francia por la Guerra Civil y que llegó a jugar en el Sedan pero siempre quiso mantener su origen vivo en su hijo, que maneja el castellano mejor que otros como Luis Fernández. También comparte su buen humor. «Es la manera en que el grupo interactúa. Nos llevamos bien, pero nos relacionamos así de manera natural. Estamos tranquilos, relajados, pero a partir del pitido inicial siempre hemos estado muy centrados en lo que tenemos que estar y ante el Atlético también lo estaremos».

Rudi García sabe que Marsella desea volver a levantar un trofeo europeo tras 25 años de sequía, después de aquella Champions de 1993 con el gol de Boli. «Este año se cumplen 25 de la única victoria francesa en Champions, es un hito, somos el Marsella y tenemos una historia de amor con los torneos europeos y la Champions que se remonta a los años 90. Sabemos que el Atleti lo pondrá todo lo complicado que pueda. Para hacer de esta temporada algo memorable, tenemos que ganar la Europa League».

Payet y Mandanda alaban a Griezmann

Rudi Garcia compareció junto a Dimitri Payet y Steve Mandanda, dos de los pesos pesados del Olympique de Marsella y que están recuperados de sus molestias físicas por lo que, a no ser que haya recaída, estarán en el once inicial ante el Atlético. Ambos derrocharon «risas y buen rollo» ante los medios. Payet, que lleva siete asistencias y tres goles en el torneo, cree que «como en cualquier final, se decantará por detalles. Hemos estudiado a conciencia al rival y tendremos que ser eficaces. Habrá que jugar rápido y con velocidad en espacios reducidos. Un equipo como el Atlético no da ocasiones y habrá que aprovechar las pocas que nos concedan. Al final el que gana es que marca más goles, no el que juega bonito y eso es lo que trataremos de hacer. Tenemos la ocasión de continuar la historia de amor con la Copa de Europa de nuestro equipo. No sólo en Marsella sino en toda Francia se espera mucho de nosotros y esto nos motiva», explicó antes de su «primera final de este tipo. Sería mejor ganarla. No he vivido un momento así, por lo que será algo nuevo para mí».

Los dos eligieron a su compañero de selección, Antoine Griezmann. «Es una baza muy fuerte del Atlético, puede marcar la diferencia, es el tipo de jugador que puede romper el partido en cualquier momento y hay que vigilarle de cerca. Se habla de su futuro, pero se abstraerá y esto le motivará más para ganar», explicó Payet. «Es uno de los mejores delanteros del mundo. Así de sencillo. Es muy completo. Lo puede hacer todo. Es muy peligroso, pero no el único. Está Costa, Kevin y Torres. Son los delanteros, pero el peligro puede venir de cualquier lado. No será nada sencillo enfrentarse al Atlético», vaticinó Mandanda, que deseó vivir una fiesta alejada de la tensión en el partido. «Es una final, es un partido importante, pero es un momento para disfrutar. Espero que todo vaya bien y que no haya problemas. Creo que las tensiones se han disipado y lo importante es que sea una fiesta del fútbol», finalizó.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos