Análisis

El resurgimiento del coloso bávaro

Jupp Heynckes dirige un entrenamiento del Bayern. /Sedat Suna (Efe)
Jupp Heynckes dirige un entrenamiento del Bayern. / Sedat Suna (Efe)

El Bayern, de arrolladora trayectoria desde el retorno al banquillo de Jupp Heynckes, amenaza el sueño del Sevilla

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El regreso a comienzos del pasado mes de octubre de Jupp Heynckes marcó un antes y un después para el Bayern en el presente curso. El coloso bávaro, que andaba enzarzado en disputas intestinas bajo la tutela de Carlo Ancelotti, mutó su convulsa faz de comienzos de temporada por un remanso de paz y felicidad con el advenimiento del técnico oriundo de Mönchengladbach. A cinco puntos por entonces del Borussia Dortmund, el Bayern acaricia ahora el que sería su sexto título consecutivo de la Bundesliga. Tanto que puede certificarlo este mismo fin de semana, puesto que aventaja al Schalke, segundo en la tabla, en 20 puntos cuando restan sólo ocho jornadas.

Tras finalizar segundo del grupo B con los mismos puntos que el París Saint-Germain, el Bayern arrolló en octavos al Besiktas, al que endosó un 5-0 en el Allianz Arena y al que derrotó también por 3-1 en su visita a tierras turcas. Un marcador global de 8-1 que, aún teniendo en cuenta la debilidad del cuadro otomano en su primera incursión en esa ronda de la máxima competición continental, deja bien a las claras el poderío del campeón germano.

Cinco Copas de Europa atesora el Bayern de Múnich, que firmó la última en 2013, precisamente bajo la égida de Heynckes y que ambiciona estar el próximo 26 de mayo en Kiev para pelear por el que sería su sexto entorchado continental. Le avala la casi impecable trayectoria desde que el veterano preparador tomó las riendas de nuevo de la nave teutona. Veinticinco victorias, un empate y una derrota constituyen el balance del técnico que ya dio al Real Madrid la ‘séptima’ en 1998, poniendo fin a 32 años de sequía merengue. En sus últimos 19 encuentros, 18 victorias y un empate. Entre ellos triunfos tan meritorios como el 3-1 en el Allianz Arena ante el PSG que le sirvió para desquitarse de la derrota por 3-0 que el cuadro parisino le había infligido en el Parque de los Príncipes cuando aún estaba Ancelotti en el banquillo.

La pólvora de Lewandowski

Heynckes, que despidió su anterior etapa al frente del Bayern tras firmar una temporada perfecta coronada con la Champions que levantó en Wembley tras superar en la final al Borussia Dortmund, regresó de su apacible retiro en Mönchengladbach para reconducir un proyecto que hacía aguas y volver a motivar a futbolistas por entonces frustrados, con parte del vestuario enfrentada incluso a un técnico de trato tan distinguido en el pasado con sus pupilos como Ancelotti. Su labor se ha notado en las prestaciones de todo el bloque, pero especialmente de figuras como el colombiano James Rodríguez, uno de los jugadores más en forma del actual Bayern.

Ha perdido empaque el Bayern en la portería con la lesión de Manuel Neuer, sin fecha de retorno aún a los terrenos de juego, pero sigue siendo una apisonadora en ataque, beneficiado por la solidez que le dan Javi Martínez y Arturo Vidal a su medular y con Robert Lewandowski letal como siempre arriba. El polaco acumula 32 goles en 36 partidos esta temporada, pese a los persistentes rumores sobre una eventual salida que le acompañan año sí, año también y que no terminan de concretarse. Los innumerables kilómetros que acumulan en sus piernas los veteranos Arjen Robben y Franck Ribéry pesan ya en su rendimiento, pero siguen amenazando por su calidad y jerarquía.

-Once tipo: Ulreich, Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba, Vidal, Javi Martínez, James, Müller, Ribéry y Lewandowski.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos