El Norte de Castilla

opinión

Gran victoria de un Atlético trabajado a la perfección por Simeone

vídeo

Los jugadores del Atlético festejan el gol de Carrasco al Bayern. / Reuters / R.C.

  • opinión

  • «Los rojiblancos nos tienen acostumbrados a este tipo de partidos, pero este miércoles se enfrentaron a un rival muy duro»

Gran victoria del Atlético de Madrid. No podemos decir que sea una sorpresa porque el Atlético ya nos tiene acostumbrados a este tipo de partidos, pero sí es cierto que a priori tenía al rival más duro. Un Bayern de Múnich que tiene grandes jugadores, que podríamos empezar a enumerar y no acabaríamos, un Bayern que ha tenido más la posesión, aunque eso no significa jugar mejor, ni tener más garantías de ganar. ¿Por qué? Porque enfrente hay un Atlético que es un gran equipo frente a grandes jugadores. Un Atlético que trabaja muy bien todas las facetas del juego. Defiende muy bien, presiona muy arriba, incomoda el inicio del juego del rival, presiona a sus centrocampistas, juega con una línea defensiva muy adelantada sacando a los delanteros rivales, Lewandowski, especialmente lejos de Oblak.

Un Atlético de Madrid que trabaja y que una vez más es el fiel reflejo de su entrenador. Un Simeone al que ya le pueden bautizar «San Simeone» porque está claro que la intensidad y el esfuerzo que trasmite son únicos. No hay que olvidar tampoco a ese jugador número 12 que es el Calderón, al que Simeone se dirige muchas veces porque sabe y conoce la importancia de los aficionados del Atlético en este tipo de partidos. En definitiva, todos los factores que hacen un gran equipo. Un grandísimo entrenador, mucha lucha, mucho esfuerzo, un gran colectivo, mucho trabajo y una gran afición detrás.

Y como ocurrió este miércoles, se enfrentan a uno de los mejores equipos del mundo y acaban consiguiendo que veamos sólo a un grupo de grandes jugadores que manejan bien el balón, que juegan bien a fútbol, pero que apenas hacen daño a la portería de Oblak. Y si alguna vez llegan, chochan contra un portero que hace paradas que deciden el partido. En definitiva, un Atlético que contraataca a la perfección, que tiene jugadores de gran calidad que ese trabajo defensivo lo culminan en goles como el firmado por Carrasco. Y por si fuera poco también trabajan muy bien el balón parado. En este partido vimos dos ocasiones, una de Torres y otra de Godin, que demuestran el gran equipo que es el Atlético y que ha conseguido una gran victoria.