Empieza el camino para la Segoviana

Imagen del primer entrenamiento de la Segoviana en el césped de La Albuera./Antonio Tanarro
Imagen del primer entrenamiento de la Segoviana en el césped de La Albuera. / Antonio Tanarro

El conjunto que entrena Abraham García realiza su primera sesión de trabajo en el municipal de La Albuera

ÓSCAR SAN JOSÉ HERREROSegovia

La tarde tenía una cita marcada en el calendario. Segovia se reencontraba con el fútbol. La Gimnástica Segoviana, con la plantilla cerrada de cara a la próxima campaña 2017-2018 en Segunda B y el primer partido de pretemporada en el horizonte, volvió a los entrenamientos en una jornada marcada por el calor y la agitación que siempre preceden a todo comienzo. Incluso a la vuelta al trabajo. Ya desde las siete menos cuarto, hora a la que se congregaron para empezar la primera sesión del verano que estaba prevista sobre las 19:30, se veía un vestuario animado.

Utileros y jugadores iban y venían minutos antes de saltar al campo, donde los aspersores hicieron bien su trabajo mojando hasta el túnel de vestuarios. José Antonio Torquemada y José Luis Gómez Sánchez preparaban material haciendo tiempo mientras los saludos y las palmadas en la espalda se cruzaban como buena muestra del reencuentro. Chema, uno de los capitanes del conjunto azulgrana, saludaba a su hija bajo la atenta mirada del padre del recién incorporado Alberto Leira. Y es que el padre del gallego fue de los primeros en ocupar la grada, antes del arranque de las dinámicas.

El equipo, que se mantiene prácticamente igual que el año pasado aunque más reforzado y con caras nuevas, contó con la presencia de cuatro jugadores del juvenil. Abraham García dio a sus jugadores una charla inicial motivadora que demostró unión y confianza en el grupo. Rondo cerrado y miradas atentas. «Empieza una nueva vida. No va a ser fácil y hay que trabajar duro. No tenemos que entrenar más que los rivales, sino mejor», dijo el técnico, que también quiso presentar a su nueva mano derecha, Manuel González, y al resto del cuerpo técnico ante las modificaciones sufridas al no continuar Iván Yubero.

«Tenemos un reto precioso por delante y la pretemporada está bien a nivel de partidos. Ponedle mucho corazón y mucho fútbol, como siempre», concluyó antes de mantener una conversación privada con sus dos capitanes, Chema y Anel. La plantilla pudo tocar balón ya desde el inicio del entrenamiento, pensando como está en el próximo encuentro de pretemporada, aunque antes tocó calentamiento.

«Nuestra forma de trabajar es la de siempre. Vamos a ir poco a poco», explicó. La paciencia y el trabajo son las bazas de un vestuario que prefiere centrarse en su día a día antes que en mirar el calendario, con el revuelo que se cierne en torno a la asamblea de la federación, que se aplaza hasta la semana que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos