TERCERA DIVISIÓN

El empate entre Salmantino y Astorga hace líder a Unionistas

Tejedor, del Salmantino, ante un rival del Astorga. /ANTORAZ
Tejedor, del Salmantino, ante un rival del Astorga. / ANTORAZ

El equipo de Cortés no puede con el hasta hoy líder y cae al cuarto puesto

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El CF Salmantino UDS y el Atlético Astorga, tercero y primero del grupo VIII de la Tercera División, empataron esta tarde a un tanto en el Helmántico que no sirve a ninguno. El equipo de Cortés se distancia de la lucha por el primer puesto y cae al cuarto puesto y el Astorga pierde el primer puesto tras la victoria en Bembibre de Unionistas en la prolongación.

Se medían las dos mejores defensas de la Liga con apenas 24 tantos encajados hasta este domingo y a fe que los dos equipos dieron muestras de su dolidez defensiva. Pablo Cortés arrancó con un once con Martín Galván como principal novedad. El mexicano, lesionado en las últimas jornadas, arrancó pegado a la banda izquierda ante un Astorga que comenzó el partido bastante contemplativo y con dos líneas muy juntas en campo propio pero siempre muy ordenado y con Diego del Castillo que casi se inscrustaba en el centro de la zaga cuando atacaban los locales.

Al conjunto maragato se le puso muy pronto el partido de cara porque ya se adelantó a los diez minutos en la primera ocasión del Astorga. Fue tras un córner que ganó el pichichi Roberto Puente a toda la zaga central del Salmantino elevándose desde cerca del punto de penalti para batir con la testa a un Rodri que solo pudo hacer la estatua.

El equipo de Cortés estaba cortocircuitado con la defensa del Astorga. Ni encontraba a Galván por la izquierda ni a Garban por la derecha y mucho a menos a Murci entre la telaraña de jugadores que había tejido por el técnico Diego Merino.

Pasaban los minutos y el Salmantino no creaba ni peligro, apenas un chut lejano muy desviado de Sergio Ramos o un centro chut de Emilio desviado. Nada de nada. Y además el Astorga tenía en Javi Amor un auténtico puñal por la izquierda. Cada balón que tenía en velocidad era un quebradero de cabeza para la zaga blanquinegra.

La primera local no llegó hasta el 25: balón largo colgado por Emilio y Murci remata cerca del palo derecho acosado por un central. Pero fue un oasis en medio del desierto. Porque el Astorga seguía defendiendo a la perfección, siendo muy solidario y con constantes ayudas. Al Salmantino apenas le quedaban colgar balones o lanzamientos lejanos como un chut de Galván en el 33 que botó delante de Samuel y que el meta paró sin problemas. El mexicano fue también el protagonista de la jugada polémica de la primera parte porque Galván pidió penalti por posible derribo en el área por parte del meta Samuel pero el trencilla, muy cercano a la acción, señaló córner.

El dominio iba en aumento a medida que se acercaba el final de la primera parte y en el 42 tras un centro de Amaro desde la derecha, Tejedor, que se había incorporado a un córner previo, se adelantó a la defensa para marcar de cabeza después de que Samuel tocara el esférico y que se estrellara en el larguero. El equipo de Cortés encontró el justo premio a su dominio.

Pero justo antes del descanso llegó una desafortunada acción con choque de cabezas entre el mexicano Chiapas y Otía. Se vivieron momentos de tensión porque los jugadores del Salmantino pidieron con celeridad el cambio para su compañero. Incluso el colegiado pitó el final de la primera parte y el jugador local siguió tendido en el suelo rodeado de integrantes del cuerpo técnico mientras que el club solicitaba una ambulancia. En la reanudación entró Miguel Ángel en su lugar.

En los primeros instantes de la reanudación salió con fuerza el Astorga intentando sacudirse el dominio final del Salmantino con dos disparos desde fuera del área de Taranilla y Javi Amor. El partido ya fue de poder a poder. Con los dos equipos buscando el segundo gol. Uno para eliminar a un rival directo en la lucha por el primer puesto y otro para engancharse a la pelea.

Amaro volvió a probar fortuna como ya hiciera en los primeros 45 minutos desde fuera del área y Samuel tuvo que desviar a córner.

Cortés volvió a mover el banquillo, ahora para dar entrada a Caramelo y mandarlo a la izquierda y pasar a Galván a la media punta. El sacrificado fue Sergio Ramos. Pero ese ímpetu visitante en lanzarse al campo rival se fue moderando con el paso de los minutos y como ninguna tenía llegadas peligrosas, el Astorga se fue amoldando al empate y como ya hiciera en la primera parte, comenzó a perder tiempo. Cortés dio entrada ya en el tramo final a otro goleador, Ortiz.

Al final el Salmantino no tuvo más llegadas y el empate fue el resultado final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos