Tercera División

Nadie detiene al Palencia Cristo Atlético

Chema, portero del Uxama, atrapa el balón antes de que Jesús Torres llegara a rematar. /LOF
Chema, portero del Uxama, atrapa el balón antes de que Jesús Torres llegara a rematar. / LOF

Los morados suman su duodécima victoria consecutiva, récord histórico de Tercera División

OPTA El Burgo de Osma (Soria)

Jonathan Prado ha creado una máquina casi perfecta, un equipo solidario y coral, en el que la personalidad del equipo brilla por encima de las individualidades. Así que el Palencia Cristo Atlético gana igual dando un recital o sufriendo y apretando los dientes hasta el último minuto. Así ha sumado doce victorias consecutivas, récord histórico de Tercera División. Ante el Sporting Uxama, los palentinos supieron leer el encuentro en un campo complicado, donde los sorianos se encuentran muy cómodos. Con uno menos por la expulsión de Calzado, los palentinos aguantaron para llevarse los tres puntos.

El Palencia Cristo Atlético se impuso por la mínima en su visita a El Burgo de Osma gracias al solitario gol de Merino al comienzo de la segunda mitad. Con esta victoria, el conjunto palentino se sitúa segundo en la clasificación del Grupo VIII de Tercera División y afianza sus opciones de ‘play-off’. Ahora mismo, el equipo morado parece imparable y los rivales se preguntan si hay una manera de desenmarañar la tela de araña que ha tejido Prado. Porque el joven técnico del Cristo es el que ha dotado de personalidad a sus jugadores. El entrenador ha creado un equipo muy solidario, que siempre pelea hasta que el árbitro pita el final. Algunas veces consiguen goleadas y otras logran la victoria por un tanto de un central. Al final, el resultado parece ser siempre el mismo, la victoria de los palentinos.

Ayer hubo demasiada diferencia entre ambos conjuntos, tanto en la clasificación -hasta 41 puntos separan a los dos equipos- como futbolísticamente. Y se notó en el partido. El Cristo Atlético, inmerso en la lucha por la promoción de ascenso, se plantó en el Municipal con la clara intención de llevarse la victoria. Por su parte, el Sporting Uxama, con la soga del descenso al cuello, intentó llevar el encuentro a su terreno, la disputa en el centro del campo y la maximización de segundas jugadas pero le faltó fuelle en la segunda mitad. Además, los morados han aprendido a defender y ahora son un equipo rocoso, donde Guillermo vive tranquilo gracias al trabajo de su zaga.

El Cristo Atlético, con mejores registros ofensivos que su rival, intentó hacer daño moviendo la pelota con criterio para desgastar a un conjunto soriano muy bien parapetado atrás. Su primer acercamiento fue gracias a un inesperado aliado. El viento. En el minuto tres, un centro de Zubi se envenenó de tal manera que terminó golpeando en el poste de la portería defendida por Chema.

En el minuto 27 tuvo lugar la mejor ocasión del primer acto mediante una jugada de tiralíneas que finiquitó Abajo con un trallazo que salió rozando la escuadra de la portería soriana. El Uxama se dedicaba a contragolpear como buenamente podía e incluso dispuso de buenas opciones por mediación de Adrián, uno de los mejores por parte local. Pero las escasas transiciones ofensivas de los sorianos eran insuficientes para poner nerviosos a los palentinos, convencidos de que el gol y la victoria llegarían antes o después.

Segunda mitad

En la segunda parte el panorama del encuentro cambió por completo. Y muy pronto. Corría el minuto 58 cuando el conjunto palentino se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Merino de cabeza tras la salida de córner.

Pero la victoria no iba a ser fácil para el Cristo Atlético. Poco después Calzado recibía dos tarjetas amarillas en apenas tres minutos y debía marcharse a los vestuarios antes de tiempo. Con un jugador menos pero con el resultado a su favor, la misión estaba clara: aguantar, aguantar y aguantar. El Palencia Cristo recogió sus líneas y se dispuso a defender el resultado que le aupaba a la segunda posición del grupo VIII de la Tercera División. Los sorianos empujaron con más corazón que juego, demasiado lastrados por el esfuerzo. Porque el Uxama ya no podía más. El esfuerzo realizado en los primeros 45 minutos, en los que tuvo que doblar sus esfuerzos para anular el mejor fútbol del equipo palentino, le pasó terminó pasando factura. Pese a tener un jugador más, el combinado soriano se mostró incapaz de crear situaciones claras de peligro que pusieran en peligro la victoria palentina. En los últimos cinco minutos, sin nada que perder, el Sporting Uxama se lanzó a la desesperada con continuos balones al área pero ninguno de ellos pasó a pertenecer a algo más que a un simple barullo. Los locales se acercaban una y otra vez al área de Guillermo, al que no pusieron en problemas, ya que sus centros eran demasiados blandos y acababan despejados por la defensa palentina.

Al final, victoria del Cristo Atlético en tierras sorianas y ya van 12 victorias seguidas, un bagaje impresionante que ha catapultado al conjunto palentino a los primeros puestos de la clasificación. El sueño del ascenso se encuentra un poco más cerca. Aunque primero deberá garantizar por lo menos su presencia en la promoción de ascenso a Segunda B, un paso que tras la victoria en El Burgo le coloca a cinco puntos del primer equipo que está fuera de estos puestos, La Bañeza. Un paso muy importante para los morados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos