semifinales | vuelta

A la quinta... llega la gloria

Los jugadores del Alavés celebran el gol de Édgar.
Los jugadores del Alavés celebran el gol de Édgar. / AFP
  • Después de perder cuatro semifinales de Copa en su historia, el Alavés rompe su maleficio ante el Celta y jugará la final contra el Barcelona

Ha necesitado 96 años, pero el Alavés jugará una final de Copa por primera vez en su historia. La victoria ante el Celta en Mendizorroza acaba con una maldición que se ha cobrado cuatro eliminaciones en semifinales a lo largo de nueve décadas. El Barcelona espera en la final a un 'Glorioso' que sueña con el que sería el único título de sus vitrinas.

Precisamente fue el propio Barça quien dejó fuera de la Copa en sus primeras semifinales a los vitorianos. Corría el año 1928, y por entonces aún no se había creado la Primera división, que daría el pistoletazo de salida meses más tarde. El conjunto azulgrana fue demasiado para un modesto Alavés, que salió del histórico Camp de Les Corts con un 3-0 y encajó un durísimo 0-5 en el partido de vuelta en Mendizorroza.

Tendría que esperar el club babazorro once años, hasta 1939, para encontrarse en una tesitura similar, y en esta ocasión tuvo la final bastante más cerca que en la anterior. El verdugo fue el Sevilla, que venció por 6-5 el partido de ida y al que le valió el empate a uno en Vitoria en el segundo envite.

La tercera oportunidad, teóricamente la vencida, le llegaría al Alavés medio siglo después, en la temporada 1997-98, con el Mallorca como rival. El conjunto balear derrotó al vasco, que por aquel entonces militaba en Segunda división, en Mendizorroza 1-2 y repitió 1-0 en Palma una semana más tarde.

Y la última hasta la presente temporada, también con el cuadro babazorro en Segunda, tendría lugar apenas seis años más tarde, en la temporada 2003-04. El Zaragoza, a la postre campeón tras sorprender al Real Madrid, decantó las semifinales en Mendizorroza. El brasileño Savio Bortolini empató en el descuento el gol inicial de Jurica Vocko, y el 0-0 de La Romareda hizo el resto.

Los Edgar Méndez, Marcos Llorente, Deyverson, Ibai Gómez, Toquero, Pacheco... Son ya parte de la historia de un Alavés que disputará su primera final copera el 27 de mayo ante el Barcelona. Su único precedente en la lucha por un título, el sueño de la Copa de la UEFA en Dortmund en 2001, acabó en pesadilla: Delfí Geli marcó en propia puerta el 5-4 definitivo a favor de los ingleses cuando la final se encaminaba a los penaltis.

Temas