contracrónica

Suárez y Messi siguen a lo suyo

Messi y Luis Suárez celebran uno de los goles del Barça.
Messi y Luis Suárez celebran uno de los goles del Barça. / Sergio Pérez (Reuters)
  • Con los dos golazos en el Calderón suman 41 tantos entre ambos

Pasó la hoja del calendario y con febrero arrancó un mes intenso de fútbol para Barça y Atlético. Son los únicos equipos de la Liga vivos en las tres competiciones con las que arrancaron el curso 2016-17. Apasionante el primero de los dos asaltos que dirimirán en apenas una semana. Eso sí, algo más franca se ha puesto la clasificación para los de Luis Enrique, que esperan resolver el próximo martes en el Camp Nou tras el 1-2.

Toma ventaja el Barça merced a la particular batalla en la que están inmersos Luis Suárez y Messi por ser el máximo artillero del equipo azulgrana en el presente curso. Sendos golazos para elevar el listón de esa pugna que les ha llevado, en algo más de cinco meses, a sumar más de 20 goles cada uno en todas las competiciones. Messi, con el del Calderón, ha alcanzado ya la treintena esta campaña.

Hasta 21 ha logrado el delantero charrúa, que es Pichichi en la Liga, y que abrió la lata ante el conjunto colchonero. Tres suma en Copa Luis Suárez, aunque especial recelo le tienen por el Calderón a Messi. Lo del argentino con el Atlético ya no es nuevo. Su particular idilio con el gol cuando se mide con el equipo madrileño viene de atrás, pues ha logrado hacerle 26 dianas en todos sus enfrentamientos desde que Messi comenzara a vestir la elástica azulgrana.

De bellísima factura fue el logrado en el Calderón, el segundo del Barcelona. Además, desde fuera del área, suerte en la que se está especializando Messi este año. Suma ya una decena de goles entre Liga, Champions y Copa gracias a lanzamientos desde fuera del área.

A la noche azulgrana le faltó el triplete goleador del último de los miembros del tridente, pero Neymar sigue estando varios pasos por detrás de sus compañeros (sólo su elevado número de asistencias permiten maquillar su pobre bagaje anotador). Ante el Atlético, para colmo, vio una tarjeta que acarrea suspensión, por lo que no estará en el duelo de vuelta en tierras catalanas.

El martes buscará el Barcelona su séptima final copera de las últimas nueve campañas. Necesitará mostrar la primera de las dos caras que ofreció ante el Atlético. El Calderón fue testigo de la metamorfosis de ambos equipos, que intercambiaron papeles tras el descanso. El gol de Griezmann apaciguó algo los ánimos locales. Aunque los de Simeone saben que Messi y Luis Suárez siguen enchufados y han arrancado el mes de la mejor forma posible.