El Norte de Castilla

COPA DEL REY

El Guijuelo se cita con su historia

Los jugadores del CDGuijuelo celebran su gol ante el Sestao en la Copa de la Rey
Los jugadores del CDGuijuelo celebran su gol ante el Sestao en la Copa de la Rey / RODRIGO BRION
  • Una victoria en Cintruénigo le daría el pase a dieciseisavos en la Copa

Por primera vez en su historia el Guijuelo se mide a un rival en tercera ronda de la Copa del Rey, el Cirbonero, un conjunto navarro de la Tercera División. Pero es más, si consigue superarle se colocará en dieciseisavos de final y se medirá a un equipo de Primera, de los que juegan competiciones europeas, lo que ya en sí mismo y sin entrar en matices, supone un premio deportivo y económico que quedará guardado en los anales de la historia del club.

En Guijuelo hay una expectación máxima sobre lo que pueda pasar estar tarde ante el Cirbonero. Nadie quiere perderse el encuentro y para muestra un botón: en más de dos años no ha salido ningún viaje organizado y en esta ocasión el club ha reunido a 95 aficionados, que se trasladarán en dos autobuses para ver en directo el encuentro y alcanzar el sueño de un club y de un pueblo, como reza en el lema del Guijuelo para este partido de Copa.

Pero ¡ojo!, en el fútbol, como en la vida, no se puede vender la piel antes de cazar el oso y los cuentos de lecheras nunca son buenos consejeros. El rival del Guijuelo es un equipo de Tercera, sí, pero que ya ganó en Copa a la Ponferradina en Cintruénigo y al Racing de Ferrol en A Malata. En ambos casos tras empatar a cero y en la tanda de penaltis.

Pero es más, en lo que va de temporada los navarros han ganado todo lo que han jugado en su casa, donde solo han recibido dos goles y ahora mismo son segundos, con 19 puntos, los mismos que la Peña Sport. Es decir, que a todo lo bueno que han logrado en Liga hay que sumar lo mucho conseguido en Copa. Una historia bien diferente a la del Guijuelo, que llega a este partido sin una identidad clara, sin un juego definido y con la moral tocada después de tres derrotas consecutivas en Liga, en las que ha marcado un gol y ha encajado siete.

Pero todos estos datos no sirven de mucho en un partido de la competición del KO. En el día de hoy se llevará el partido, quizá no el que mejor juegue, ni si quiera el que más clara tenga su fútbol, este partido lo ganará el que le ponga más testiculina. El campo de San Juan es un campo pequeño, de césped artificial de primera generación, con una grada muy metida en el encuentro, que además estará llena a rebosar y el equipo local además saldrá a comerse todo lo que se le ponga por delante. Por tanto si el Guijuelo quiere cumplir el sueño de todo un pueblo, lo primero que tiene que hacer es ponerse el mono de trabajo, morder más y con más ansia que el rival y con esa base y con una velocidad adecuada acabará imponiendo su criterio. Porque este partido será más que nunca de: ritmo, orden, velocidad, concentración y acierto.

Para este partido los guijuelenses viajan con todo el equipo pero con sólo 16 jugadores disponibles, los mismos que actuaron ante la Ponferradina. Y es de esperar, por lo dicho por el entrenador, que los cinco suplentes del pasado sábado en Ponferrada serán titulares. Por lo que las principales dudas quedan en el interior derecha, en el medio centro y en la media punta. En el interior debería jugar Raúl Ruiz, que es el que se ha mostrado más incisivo, con Piojo por detrás en el lateral, aunque probablemente salga Raúl Ruiz en el lateral con Luque o Dimas por delante. Por su parte en el medio centro equipo está mucho más cómodo con dos por delante de la defensa, porque le dan estabilidad en la salida y sobriedad en defensa, pero a pesar de ello es probable que de partida juegue solo Carles Marc. Por último, en la media punta debería jugar el mejor del equipo, con diferencia, Néstor, con el que apenas se está contando, flanqueado por Luque y Jonxa, pero muy probablemente saldrá con Maiki con Jonxa o Luque por dentro, con el uno de los dos en banda, con Dimas en la contraria.