TERCERA DIVISIÓN

Dos chispazos para otra remontada de Unionistas de Salamanca

Cristo Medina celebra el tanto de la victoria de Unionistas señalándose el escudo. / MANUEL LAYA

Un gol a balón parado y otra genialidad de Cristo le dan a los de Astu su segunda victoria seguida ante una Arandina que mereció más en Las Pistas

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Hacía mucha falta en Unionistas la segunda victoria consecutiva ante otro rival directo. Después de remontar el pasado sábado ante el Zamora, ayer los de Astu sumaron otros tres puntos también remontando al imponerse a la Arandina por 2-1 en Las Pistas. El equipo blanquinegro se acostó ayer en puestos de play-off con 13 puntos a la espera de lo que hagan hoy el resto de rivales tras llevarse un partido en el que lo más justo hubiera sido un empate. La Arandina, recién descendida de Segunda B, dio ayer una gran imagen en La Pistas y durante la primera parte tuvo a merced a un Unionistas perdido y superado en casi todas las facetas del juego. En la segunda parte, Unionistas asumió su rol de dominado, juntó líneas y gracias a dos chispazos, una gran falta botada por Chuchi que cabeceó Chamorro, y otro golazo de Cristo, logró una victoria para seguir levantando el ánimo a un Unionistas al que la presión de tener que estar arriba le sigue atenazando por momentos.

Unionistas no pudo contar de inicio con el último fichaje, el central Roberto Eslava incorporado el jueves, pero que debido a que todavía no tenía tramitada la ficha se quedó fuera de una lista en la que tampoco estuvo Carmona. En su lugar, de nuevo Piojo renunciando así el equipo a una de sus mejores armas ofensivas; reapareció además Chuchi en el centro del campo, mientras que en la punta y en esa continua rotación por la que parece haber apostado el asturiano, ayer le tocó a Oskar Martín partir de inicio junto al intocable De la Nava.

Mucho respeto. Eso es lo que hubo desde el inicio entre dos equipos que son serios aspirantes a jugar el play-off de ascenso. Desde los primeros instantes se pudo comprobar cómo los dos equipos estaban más pendientes de no tener errores en defensa, de no desordenarse para dar ventajas al rival. Y así fueron pasando los minutos sin ocasiones y con el balón apenas pasando por el centro del campo de ambos equipos, más empeñados en el balón largo. Eso sí, a la Arandina no le pesaba el balón y cada vez que pasaba de la medular lo hacía con muchos efectivos.

Primera y única

En el 19 llegó la primera gran ocasión para los locales: preciso cambio de banda de Flórez para Cristo y el extremeño pone un gran centro desde la derecha al que Oskar Martín no llega a rematar por escasos centímetros. No tardó en llegar la respuesta visitante y lo hizo en una acción a balón parado: córner de Kali -qué exhibición física y de colocación dio el jugador de la Arandina- que cabeceó en el centro del área Fer y que obligó a estirarse a Molina, que atrapó seguro el esférico con las dos manos.

Y en otra acción a balón parado se adelantó la Arandina, fue en el 27 con un saque de esquina que no era porque el balón golpeó en un jugador de la Arandina. El balón fue peinado en primera instancia, despistó a la zaga, y Lucho cabeceó solo desde el área pequeña a gol.

Como ya sucediera hace una semana ante el Zamora, Unionistas empezaba el partido por debajo en el marcador. Y de nuevo acusando el golpe porque en los siguientes minutos fue el conjunto burgalés el dueño del partido ante las continuas pérdidas de balón de los locales en la medular. Kali se bastaba casi él solo para anular al centro del campo unionista, que era incapaz de generar mientras la Arandina estaba muy cómoda con los intentos locales de buscar las bandas.

Astu cambió a Javi Navas y Cristo de banda y en el 37 el pichichi de la pasada campaña probó fortuna desde la frontal pero el esférico se estrelló en un rival. Fue el único peligro charro hasta el descanso porque Oskar Martín y Carlos de la Nava, dos jugadores acostumbrados a jugar de espaldas pero no en el espacio, se obstaculizaban.

Los nervios estaban a flor de fiel y ya en el descanso el colegiado expulsó a Astu por protestar. El asturiano, desde la banda contraria, no realizó ningún cambio en la reanudación. Y como los males no llegan solos, en el 53 Oskar Martín se lesionó muscularmente al ir a buscar un balón en largo. Su lugar lo ocupó de inmediato Manjón.

No había variado un ápice el partido hasta entonces, pero en el 54 cambió todo... a balón parado. El primer chispazo. Una falta lateral magistralmente botada por Chuchi a la que bastó con que Chamorro la acariciara con la cabeza para irse al fondo de las mallas. La Arandina siguió a la suyo, con el balón como referencia y tratando de defender con la posesión del esférico y en muchos casos teniendo a los jugadores locales persiguiendo sombras.

Aparece Cristo

Pero faltaba por aparecer Cristo en el partido. Toco carácter, el extremeño persiguió un balón escorado en la banda izquierda hasta que arrebató el esférico al lateral; el balón salió en largo, pero franco como para probar fortuna con su clásico zapatazo desde fuera del área buscando el palo largo para marcar el 2-1 en el 65. De nuevo fiesta en la grada que veía cómo su equipo remontaba ante un rival que se había mostrado superior.

El conjunto burgalés, que con los cambios se quedó con defensa de tres atrás, se apoderó ya de la posesión del esférico ante un Unionistas que se encontró más cómodo esperando que creando durante el partido. Supo leer ahí el partido ante el equipo de Astu. Lo mejor es que ante un rival con gran trato de balón y que se fue a por todas, apenas tuvo apuros reales.

Astu fue moviendo el banquillo dando entrada a Carlos López para darle más consistencia a la medular y luego a Obispo en el lateral, por lo que Piojo subió a ‘su’ extremo.

En el 85, y tras un saque de banda Unionistas se pudo ir a los últimos minutos con tranquilidad porque tras un saque de banda de Obispo, el remate a la media vuelta de Carlos de la Nava se marchó alto. El partido se terminó en campo de Unionistas pero la Arandina fue incapaz de encontrar huecos por lo que la victoria se quedó en Las Pistas para que Unionistas siga recuperando el terreno perdido.

Incluso en el 93 Cristo pudo hacer el 3-1 en un mano a mano con el meta: el extremeño probó la vaselina pero un ligero toque del portero desvió el balón a córner.

Fotos

Vídeos