COPA REGIONES UEFA

Castilla y León no tiene rival

Puente, delantero de Castilla y León, intenta superar al meta de Melilla en la segunda parte pero éste desvió a córner./ANTORAZ
Puente, delantero de Castilla y León, intenta superar al meta de Melilla en la segunda parte pero éste desvió a córner. / ANTORAZ

La selección regional de fútbol se clasifica en el Helmántico para la ronda intermedia de la Copa de Regiones UEFA tras su monólogo ante Melilla y sumar dos victorias en la primera fase

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Era la gran favorita y lo corroboró con dos victorias, la de ayer inapelable. La selección de Castilla y León se impuso en el estadio Helmántico por 2-0 a Melilla en la tercera jornada de la I Fase de la XI Copa de las Regiones UEFA y, tras la victoria que logró también el viernes ante Canarias, los dirigidos por el técnico salmantino Mario Sánchez se clasifican para la fase intermedia en la que se enfrentarán a Cataluña (superó a Navarra y Extremadura) a partido de ida y vuelta antes de febrero por un puesto en la fase final, una fase en la que ya están clasificados Castilla LaMancha y Aragón tras quedar exentas.

Fotos

El partido solo tuvo un doble color, el rojiblanco de la selección de Castilla y León, muy superior tanto técnica como físicamente con respecto a una Melilla que en muchos momentos del partido se dedicó a perseguir sombras y que ni siquiera con el 2-0 en contra intentó dar un paso adelante buscando la machada.

La primera parte ya fue un monólogo de Castilla y León. Con Plaza, Jorge y Zazu repartiendo juego y moviéndose casi a su antojo por la medular siendo muy superiores físicamente a sus oponentes, la selección de Mario Sánchez era la dueña del balón y tenía además en las bandas carrileros para llegar hasta la línea de fondo. Los locales se encontraron pronto con el marcador a favor para despejar cualquier duda sobre qué equipo tenía más opciones de pasar a la segunda ronda. Fue en una internada en el área de Puente, el matador del Astorga que ya marcó ante Canarias, que batió por bajo al meta.

El tanto no varió el sentido del encuentro porque Castilla y León se sentía muy cómoda con el balón en los pies ante un rival replegado y que, lento, apenas podía salir a la contra también en parte por la rápida presión tras pérdidas de los castellano y leoneses. Las ocasiones se fueron sucediendo con el paso de los minutos aunque casi siempre faltaba un último pase o remate certero para ampliar la renta.

Ya en el 10 una falta de Jorge puso en apuros al meta que tuvo dificultades a la hora de despejarla, mientras que solo un minuto después Adrián se internó por la derecha pero en la salida del meta le estrelló el esférico en el cuerpo. Las llegadas a las inmediaciones del área de Melilla fueron continuas en la primera media hora de juego y de nuevo en el 18 Javi Amor probó fortuna desde el pico del área izquierdo y el portero volvió a despejar, de nuevo, con problemas.

La selección melillense apenas pasaba del centro del campo, el balón le duraba escasos segundos y solo podía acercarse a las inmediaciones del área a Carmona, que ayer fue un mero espectador vestido de corto. En el 24 Mayid Saguer lanzó una falta a las manos de Carmona y en el 32 Rachid Bussian tiró muy alto desde lejos. Fue lo más ‘destacable’.

Pudo ampliar la renta Castilla y León en el 33 cuando Puente, siempre en movimiento, peleó hasta los últimos metros un balón perdido que casi encuentra premio porque el lateral zurdo Mayid Saguer se terminó haciendo un lío con el cuero y, tras trastabillarse, lo terminó sacando bajo palos con muchas dificultades.

Muchas ocasiones

La segunda parte arrancó con el cambio en la medular de Conejo, del Tordesillas, por Plaza, del Almazán, y sin variación en cuanto a la disposición táctica ni de intenciones por parte de Melilla. Puente ya perdonó el 2-0 en el 53 cuando acudió a la presión a un confiado lateral zurdo, le arrebató el balón, regateó al portero y en vez de chutar, esperó a la llegada de algún compañero y el balón se terminó perdiendo. Solo dos minutos más tarde otra vez Puente la tuvo tras una subida hasta la línea de fondo de Ruba que cabeceó alto desde el área pequeña. Y de nuevo por la derecha, pero ahora Adrián, la puso al segundo palo y Javi Amor llegando desde atrás cabeceó fuera por poco. No perdonó ya en el 58 Zazu. Hizo el 2-0 en una llegada por la izquierda del equipo de Mario Sánchez que el jugador de la Arandina solo tuvo que empujar a la red ante una Melilla completamente desordenada a la que el paso de los minutos le terminó convirtiendo el partido en una continua pendiente. Solo perseguían sombras porque ni siquiera llegaban a tiempo a la presión.

Fue el momento en el que técnico siguió moviendo el banquillo para premiar a todos los jugadores de esta convocatoria. Salió Dani Burgos, del Bupolsa, por Adrián; y poco después Zazu se marchó a descansar por el charro del Tordesillas Javi Borrego.

En el 72 una cabalgada de Puente por la derecha tras superar metiendo el cuerpo a su oponente le llevó a plantarse hasta el meta, que pudo desviar a córner.

En los últimos minutos y con todo decidido, ya cayó mucho el ritmo de Castilla y León ante una Melilla totalmente entregada deseando que culminara el partido cuanto antes; los castellanos y leoneses cayeron en el juego individualista intentando brillar en acciones puntuales lo que va favoreció la defensa del conjunto visitante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos