Tercera División

El Becerril deja escapar dos puntos ante el ímpetu del Numancia B

Melero se prepara para controlar la pelota ante la presión de Silva y la mirada de Crespo. /Antonio Quintero
Melero se prepara para controlar la pelota ante la presión de Silva y la mirada de Crespo. / Antonio Quintero

El equipo morado acusa el desgaste físico y permite a los rojillos empatar a menos de diez minutos para el final

LÍA Z. LORENZO Palencia

El Becerril empieza a ganarse fama de mata gigantes en Tercera División a pesar de que ayer perdió dos puntos en un partido que había controlado hasta el minuto 80. No hay que olvidar que enfrente estaba el Numancia B, un equipo llamado a pelear por los ‘play-off’ cuando finalice la temporada. Pero el equipo morado ha encontrado su sitio en la categoría y parece que disfruta ante equipos superiores sobre el papel.

Y eso que el Numancia empezó mejor, con una presión muy adelantada que dificultaba la salida del Becerril. Fruto de esos problemas en el medio del campo llegó la primera ocasión visitante, cuando un balón largo llegó a Torres por la izquierda. Por suerte para los morados, el disparo del delantero numantino se fue fuera por poco. Aún no había transcurrido un minuto y el Numancia B ya había dejado claras sus intenciones: presión, robo y llegada.

Pero este Becerril no se amilana ante nada y, además, vive un momento muy dulce. Los de José Hernando se sacudieron la presión para hacer el gol en la primera ocasión que tuvieron. Kuko robó un balón cerca del área, se fue hasta la línea de fondo y buscó la llegada de Melero, que había encontrado la espalda de los centrales, y solo tuvo que empujar suavemente la pelota al fondo de las mallas. Aún no se habían cumplido diez minutos de partido y el Becerril ya ganaba 1-0 para poner el partido donde le gusta. Con el marcador a favor, los morados pudieron replegar, minimizar las llegadas del Numancia B y salir con rápidas contras para encontrar a Kuko.

A pesar del gol en contra, los sorianos no se rindieron y castigaron la banda derecha con un Guillermo rapidísimo que puso en apuros a Kike. El mismo Guillermo pudo marcar el empate en un mano a mano con Ortega que ganó el portero morado. Los dos equipos crearon peligro en los primeros 45 minutos, pero el mayor acierto permitió a los de José Hernando irse a los vestuarios por delante en el marcador.

Dupla letal

La conexión Melero-Kuko creó peligro a lo largo de todo el encuentro. De sus botas llegó el primer gol, y a punto estuvo de llegar el segundo nada más empezar la segunda mitad. Melero puso perfectamente una falta lateral y el cabezazo de Kuko, que remató solo en el segundo palo, se marchó fuera por milímetros.

El Becerril avisaba y el Numancia B respondía con un disparo de Beli que acabó en córner. En el saque de esquina, Ander estuvo a punto de empatar para los visitantes con un testarazo que salió desviado.

El entrenador del Numancia B movió ficha e introdujo un segundo delantero, Albitre, para tratar de crear más peligro arriba. Los rojillos empujaban y los morados resistían. El partido pasó a ser un duelo más táctico que técnico, aunque con un pero, los morados se metieron demasiado atrás y lo acabaron pagando cuando apenas restaban diez minutos para el final. Una jugada embarullada terminó en los pies de Beli, que con un ajustado disparo superó a Ortega y colocó el empate en el marcador. El Becerril estuvo cerca de volver a ganar, pero se tuvo que conformar con un punto ante un gigante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos