Árbitros bien formados

El Centro de Tecnificación Arbitral de Castilla y León reunió el martes en Río Esgueva a 30 jóvenes colegiados y 24 jueces de línea, novedad introducida en este año 2018

Foto de familia de los citados en febrero por el Centro de Tecnificación Arbitral de la FCyLF. /
Foto de familia de los citados en febrero por el Centro de Tecnificación Arbitral de la FCyLF.
Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

El Centro de Tecnificación Arbitral de Castilla y León volvió al trabajo con su segunda convocatoria de 2018, que volvió a contar entre los 54 citados con un nutrido número de jueces de línea, novedad anunciada meses atrás y que comenzó a trabajar en febrero, con el exasistente de Primera División Jesús Zancada Lobato como coordinador.

Otro colegiado histórico de origen vallisoletano como es Julián Rodríguez Santiago ejerce de responsable de los árbitros principales, hasta 30 convocados en esta ocasión, repartidos en dos grupos, y entre los cuales había seis vallisoletanos: Ismael Alba Gallego, Pablo Arribas Calvo y David de León Sancho como integrantes del primer grupo y Samuel Aparicio Cano, Javier González Redondo y Alejandro Pérez Marín, seleccionados para el segundo.

A las órdenes de Zancada Lobato estuvieron Fernando Esteban Pelayo, Alberto del Campo Carranza, Eduardo Gutiérrez Gil y Laura Plaza Turrau, con quienes se llevó a cabo trabajo específico de la nueva modalidad incluida dentro del Centro de Tecnificación y que viene a ahondar en la intención de ofrecer una formación íntegra y lo más cercana posible a la élite arbitral, que todos, como deportistas que son, anhelan.

Dentro de ese trabajo, y desde la primera sesión se busca hacer una aproximación a la élite y una ayuda a la formación a través de distintas charlas técnicas de árbitros todavía en activo y de categoría profesional o de temas diversos como el uso de las redes sociales, tan de actualidad y tan a tener en cuenta también por parte de los colegiados, la nutrición deportiva, la psicología aplicada al arbitraje o simulacros de jugadas que un trencilla vive en pleno partido.

Este Centro de Tecnificación de la Federación de Castilla y León de Fútbol cuenta con una importante particularidad, y es que está dirigido a árbitros jóvenes, que no superan los veinte años. No en vano, entre los adolescentes vallisoletanos que han formado parte de esta citación está Samuel Aparicio Cano, que no supera los quince años.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos