El Cristo recupera las buenas sensaciones

fotogalería

Camilo intenta hacerse con un balón ante la presión de un rival leonés. / Marta Moras

  • El conjunto palentino fue de menos a más y consiguió ganar a uno de los mejores de la competición

Llegaba el Cristo al encuentro de ayer con la esperanza de volver a ser ese equipo brillante de la primera vuelta. Y vaya si lo ha conseguido.

Tras una primera parte en la que no se han materializado las ocasiones, en la segunda han llegado los goles, que quitan un peso de encima a los morados. Antes de empezar el partido, el club ha ofrecido un cálido homenaje a la familia de Isra Duval, hijo de una persona muy querida en el entorno del Cristo Atlético.

Cuando el árbitro ha pitado para que se iniciara el choque, se ha visto en el campo a dos equipos muy ofensivos, pero a los que no les acababa de acompañar la suerte. Los locales se podían haber adelantado perfectamente en el minuto cuatro de partido, cuando Aitor se sacó un buen disparo que rechazó el portero leonés.

En estos primeros minutos del choque, el juego se estaba desarrollando en las áreas, así que las defensas tuvieron que estar atentas para no encajar antes de tiempo. Por el Cristo Atlético, Pelayo, Aitor y Burgos eran los que más peligro generaban, pero nada serio. Lolo Infante quería un poco de tranquilidad, quería un gol para que sus jugadores se quitaran la presión, sobre el minuto 23 mandó subir líneas a sus jugadores y presionar arriba para intentar marcar un gol. Pudo haber sido una decisión kamikaze si Aarón hubiese marcado en el 30, pero Guille sacó su disparo de forma magistral.

Con el 0-0 en el electrónico se llegó al descanso, tras una primera mitad en la que las ocasiones no faltaron, pero no se logró el gol. El Danisa Cristo Atlético se había guardado la pólvora para la segunda mitad. El primero en encender la grada fue Camilo, que logró el primer tanto con un gran remate de cabeza tras un centro de Adri, que había entrado al césped al arrancar la segunda mitad. La Virgen del Camino acusó en exceso este primer tanto de los morados. Los leoneses perdieron la concentración y poco a poco fueron cometiendo más errores. El Cristo olió la sangre y no desaprovechó la oportunidad de volver a sentirse un equipo en mayúsculas.

Adri marcó el segundo para los palentinos. Se fue por la banda izquierda y poco a poco fue acercándose cada vez más al área. Pudo haber centrado, pero recortó a un defensa y se sacó un disparo a la izquierda del portero, que no pudo hacer nada para impedir el tanto. Fue un auténtico golazo, lo que hizo que toda la grada se pusiera en pie para celebrarlo.

La Virgen del Camino tenía graves problemas en defensa. Mientras, los jugadores del Cristo seguían con el olfato activo. Camilo quiso hacer el segundo de su cuenta personal, pero esta vez el portero se lo negó. El que sí acertó fue Charly, que cuando quedaban diez minutos para acabar puso el definitivo 3-0. Se fue por el medio del campo y no le salieron defensas, así que se sacó un buen disparo que acabo en las redes de la portería leonesa.