Fútbol

El Santa Marta trata hoy el futuro de su presidente, que agredió al padre de un jugador de la Leonesa

El presidente del Santa Marta, Raúl Sánchez Borrego, en el Alfonso San Casto de Santa Marta.
El presidente del Santa Marta, Raúl Sánchez Borrego, en el Alfonso San Casto de Santa Marta. / EL NORTE
  • El todavía presidente tormesino presentó ayer la dimisión como vocal de la junta directiva de la Federación de Castilla y León de Fútbol

Pasan las horas y los días y el presidente de la UD Santa Marta, Raúl Sánchez Borrego, sigue sin dimitir de su cargo después de los hechos que protagonizó el pasado sábado durante el partido de juveniles de su club y la Cultural Leonesa en el que además de amenazar al padre de un jugador, le dio una patada en la cabeza por la que tuvo que ser llevado a un centro médico tal y como recoge el acta arbitral. De hecho, como confirmó ayer a este diario el propio presidente, hoy mismo se celebra reunión de la junta directiva en la que se analizará la continuidad del dirigente al frente del Santa Marta y después se emitirá un comunicado. El club leonés emitió ayer un comunicado que parcela en varias partes: en una de ellas solicita que se revise el resultado del partido (2-0 para los locales) porque cuando su jugador Sergio Bayón fue expulsado -salió desde el campo a la grada al ver la agresión de Raúl Sánchez a su padre- el partido era de empate a cero. «Solicitar al Comité de Competición que tenga en cuenta que un hecho provocado por el presidente del UD Santa Marta agrediendo al padre de un jugador de la Cultural interfiere en el resultado del partido porque beneficia deportivamente al UD Santa Marta», explica la Cultural.

Además, añade que «informar a la Comisión Antiviolencia para que intervenga y sancione con la rigurosidad necesaria los hechos acaecidos, tanto por la gravedad de los mismos como por la relevancia del cargo que ostenta quien los lleva a cabo, el propio presidente del club: insultos racistas a nuestros jugadores africanos, comentarios ofensivos a nuestro entrenador y al club en alta voz durante todo el partido, improperios y amenazas a los padres que estaban viendo a sus hijos jugar y agresión física a uno de los padres como se puede comprobar en pruebas gráficas». Por último, pide «a la Federación de Castilla y León la expulsión de Raúl Sánchez, en su cargo en la Federación de Fútbol de Castilla y León». El dirigente era hasta ayer uno de los vocales de la junta directiva de Marcelino Maté. De hecho, en el Partidazo, el programa deportivo nocturno de la Cadena Cope, el presidente de la Territorial señaló que esa misma mañana Sánchez Borrego le había presentado la dimisión como vocal.

El Ayuntamiento pide medidas

Por otra parte, el Ayuntamiento de Santa Marta, que subvenciona con una importante cantidad económica al club -75.000 euros anuales- y la cesión del campo Alfonso San Casto, emitió un comunicado para «desde el Ayuntamiento se insta a la directiva del club UD Santa Marta, en cumplimiento al convenio que ambas instituciones llevan a cabo, a tomar las decisiones necesarias y oportunas que den así respuesta a los hechos acontecidos la tarde del sábado. Desde el Ayuntamiento hay un total convencimiento de que, en el ejercicio de su responsabilidad así lo harán, para mantener el carácter, la imagen y el comportamiento ejemplar que una institución formativa y deportiva debe transmitir a sus jugadores, al público y a la sociedad». Otros grupos políticos como Podemos ya han pedido la dimisión del dirigente.