fotogalería

/ Dani Calleja intenta llevarse el balón entre dos jugadores del Numancia B. Antonio de Torre

La Segoviana suma y sigue

  • fútbol

  • Los gimnásticos tiran de paciencia y golean al Numancia B en una gran segunda parte

Le tocó a la Gimnástica Segoviana arremangarse y ponerse el mono de trabajo para sumar su novena victoria consecutiva en La Albuera y su vigésimo cuarta jornada sin conocer la derrota. La lluvia, el frío y el viento quisieron hacer acto de presencia en el Municipal de La Albuera para exigir al conjunto azulgrana una dosis extra de esfuerzo si quería sumar los tres puntos frente al Numancia B. A diferencia de las anteriores comparecencias de los segovianos ante su afición, en las que el equipo pudo imponer un alto ritmo de juego, en la cita de este domingo fue necesario tener concentración y paciencia para doblegar a un rival que peleó y puso resistencia hasta que encajó el primer golpe. A partir de entonces, fue un juguete en manos de una Segoviana que se divirtió durante la última media hora de juego para acabar goleando.

La primera parte fue tan gris como la tarde. Tras un comienzo de partido con algo de ritmo en el que los dos equipos buscaron la portería rival sin acierto, pronto el choque pasó a jugarse en el centro del campo donde ningún conjunto se impuso claramente. Los locales, con Manu y Domingo imperiales sin balón pero con más problemas a la hora de sacar el esférico desde atrás, no tenían la fluidez de otros partidos, en gran parte por culpa de un césped encharcado en algunos lados y muy rápido en las áreas.

El estilo de partido favorecía a los jugadores más físicos en detrimento de aquellos que destacan por su calidad. Futbolistas como Fernán o Dani Calleja, muy intermitentes durante los primeros cuarenta y cinco minutos, apenas tuvieron opciones de asociarse durante una primera parte en la que Ayrton tampoco participó en el juego. Las ocasiones brillaron por su ausencia y los porteros casi no tuvieron trabajo. El visitante Viti despejó con ciertos apuros varios disparos lejanos de Calleja, Fernán y Domingo, mientras que Pablo, quien ocupó la meta segoviana por tercer partido consecutivo, realizó un choque muy serio tanto en el juego aéreo como con el balón en sus pies.

En la segunda parte, se pudo ver a una Gimnástica Segoviana más reconocible. Los de Abraham García, con el viento a favor –y menos intenso que en la primera mitad– pisaron campo contrario con mayor fluidez desde la reanudación. Ayrton entraba en contacto con el balón, Calleja y Fernán se encontraban en los metros finales del campo y Kike, tras un discreto primer tiempo, empezó a desbordar por banda derecha apoyado desde atrás por Borja Plaza. Comenzaba a carburar en ataque el conjunto gimnástico, que reclamó la segunda tarjeta amarilla al visitante Borja por una entrada por detrás a Dani Calleja.

No quedó renqueante el mediapunta de Íscar en dicha acción, ya que tan solo unos instantes después protagonizó un eslalon por el carril central en el que sorteó a varios defensores numantinos. En su último recorte, se encontró con Fernán quien irrumpió por su lado derecho para batir a Viti con un disparo cruzado que supuso el primer tanto de la tarde.

El gol azulgrana noqueó a los sorianos y terminó de enchufar a los segovianos. Los visitantes se fueron del partido dejando espacios para que los gimnásticos jugarán a placer y ampliaran su ventaja en el electrónico. Pudo hacerlo en primer lugar Ayrton, pero su disparo con la derecha no le cogió la rosca suficiente para encontrar portería. A la segunda fue la vencida para el delantero berciano, quien encarriló el choque para la Gimnástica Segoviana en el minuto 64. Sacó Dani Calleja una falta lateral en corto para Rubén, quien centró al corazón del área donde Ayrton, a la media vuelta y con la zurda, envió el balón al fondo de la portería. 2-0 y partido sentenciado.

Pero todavía restaban más de veinticinco minutos por jugarse y los espacios en campo numantino eran una tentación para los azulgrana. Dani Calleja, a falta de diez para el final, puso la guinda a su gran segunda parte con el tercer tanto de la tarde, al culminar con sangre fría una larga jugada asociativa de los de Abraham García. Y si bello fue el tanto del vallisoletano, no se quedó atrás el que consiguió Quino tan solo cuatro minutos más tarde para cerrar la goleada. El mediapunta segoviano recogió un balón dentro del área –tras un posible penalti sobre Ivi–y lo elevó con sutileza por encima de Viti para poner el 4-0 definitivo con el que se llegó al final de los noventa minutos.

Con este triunfo, y tras los tropiezos del Atlético Astorga y del Cristo Atlético frente al Sporting Uxama y el Almazán, la Gimnástica Segoviana amplía a cuatro y ocho puntos respectivamente su ventaja sobre el segundo y el tercer clasificado. La próxima jornada los de Abraham García se medirán al Sporting Uxama, uno de los cinco equipos a los que no pudieron vencer en la primera vuelta.